Un nuevo lunes de huelga en Ryanair deja seis vuelos cancelados y 244 retrasos

Varios pasajeros facturan sus maletas en los mostradores de Ryanair en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, en una foto de archivo.

EFE


0

La mayor huelga de la historia de Ryanair ha vuelto a la carga este lunes y dejaba hasta las 19.00 seis vuelos cancelados y 244 retrasos. Es la primera de las cuatro jornadas de paros a la que están convocados esta semana los tripulantes de cabina de pasajeros de Ryanair en España por los sindicatos USO y Sitcpla, dentro de la tercera huelga dentro de la compañía este verano, que se prolongará hasta el próximo 7 de enero de 2023, con paros de 24 horas de lunes a jueves, a los que están convocados cerca de 1.600 trabajadores pertenecientes a las empresas Ryanair, Crewlink y Workforce.

Comienza la mayor huelga en la historia de Ryanair con "decenas" de amenazas a tripulantes de baja médica

Comienza la mayor huelga en la historia de Ryanair con "decenas" de amenazas a tripulantes de baja médica

Según ha informado USO, con datos hasta las 19.00 horas de hoy, festividad en toda España por la Asunción de la Virgen, se han registrado dos cancelaciones con origen desde Barcelona-El Prat, cuyo destino eran Milán Bérgamo y Roma Fiumicino; y otros dos vuelos que tenían prevista su llegada al aeropuerto de Barcelona, desde los mismos orígenes de estas dos ciudades italianas. Además, se han cancelado otros dos con salida y llegada en el aeropuerto de Palma de Mallorca.

En lo que respecta a los retrasos, afectan principalmente a Palma de Mallorca, con 68 vuelos entre salidas y llegadas; seguido de Barcelona, con 41; Alicante, con 30; Málaga, con 28; Madrid, con 25; Valencia, con 24; Ibiza, con 13; Santiago, con siete; Sevilla, con cinco, y Girona, con tres. Entre los retrasos, ha habido varios de más de tres horas en Barcelona y Palma, y otros de más de dos horas en bases con poca operativa, como Alicante, Santiago y Sevilla, ha detallado USO.

Tras las huelgas de junio y julio, USO y Sitcpla mantienen los paros semanales, de lunes a jueves, hasta el 7 de enero de 2023. Durante la movilización, el Ministerio de Transportes ha fijado unos servicios mínimos que van del 68% al 85% en vuelos nacionales hacia o desde las islas, y del 36% al 60% en los peninsulares cuyo tiempo de desplazamiento en transporte público sea igual o superior a 5 horas y vuelos internacionales.

En cuanto a los vuelos nacionales peninsulares cuyo tiempo de desplazamiento en transporte público sea inferior a 5 horas, que de momento durante los días de huelga están programados únicamente en Barcelona, los servicios mínimos oscilan entre el 34% y el 38%.

La portavoz de USO-Ryanair en la base de El Prat, Mónica Ortega, ha insistido este lunes en que el objetivo de los sindicatos con estos paros es el de conseguir que Ryanair se siente a negociar “con USO y Sitcpla un convenio colectivo de acuerdo con la legislación laboral española”. La protesta busca que la aerolínea garantice derechos mínimos en la legislación laboral, como las vacaciones anuales y el salario mínimo, y que reincorpore a los 11 trabajadores despedidos durante las huelgas de junio y julio, además de levantar otros casi 100 expedientes disciplinarios. Los sindicatos denuncian también que la compañía ha recuperado una de sus maniobras de presión sobre la plantilla: las cartas amenazantes a los trabajadores de baja médica.

El conflicto laboral se desató cuando Ryanair firmó un acuerdo con mejoras laborales con CCOO (solo para sus afiliados) a espaldas de los sindicatos USO y Sitcpla, que estaban negociando el convenio colectivo de los tripulantes de cabina de la aerolínea irlandesa desde 2019. Una negociación, interrumpida por la pandemia y muy atascada, incluso pese a la intermediación del Estado, y que ha estado marcada por una gran conflictividad entre ambas partes y múltiples condenas a la multinacional. Informa Laura Olías.

Este domingo, en una entrevista para elDiario.es, Elena Cabrera, responsable de comunicación de la aerolínea irlandesa de bajo coste en España y Portugal, descartaba que esta convocatoria vaya a durar en el tiempo, aunque negaba que la compañía fuese a sentarse con los sindicatos. “¿Ryanair está dispuesta a sentarse a hablar con los sindicatos para detener la huelga?, preguntó elDiario.es a Cabrera en una entrevista telefónica. ”¿Por qué nos vamos a sentar con sindicatos con los cuales llevamos cuatro años [hablando] totalmente infructuosos?“, contestó.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats