eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Cuatro de los cinco países rescatados del euro tienen la tasa de fertilidad más baja de la UE

Portugal, Grecia, España y Chipre tienen las tasas de fertilidad más bajas de toda la Unión Europea. Solo se salva Irlanda que tiene una natalidad tradicionalmente muy alta en un país con un acceso complicado a medidas anticoncepción

España e Italia son los países donde las mujeres tienen hijos más tarde, a los 30,6 años

Solo Francia roza la llamada tasa de reemplazo (2,1 hijos) y los países escandinavos logran acercarse con Suecia como país en el que han crecido con más fuerza el número de nacimientos desde 2001

La escuela de O Pelouro, en Tui, Pontevedra, es un centro experimental reconocido como Escuela Changemaker de Ashoka.

La escuela de O Pelouro, en Tui, Pontevedra, un centro experimental puntero en educación infantil.

¿Tiene relación la situación económica con la decisión de tener hijos? El debate está sobre la mesa y los datos siguen dando forma a esta polémica. Según estadísticas publicadas hoy mismo por Eurostat, en 2014 los cuatro países con la tasa de fertilidad más baja de la Unión Europea fueron Portugal (1,23), Grecia (1,30), Chipre (1,31) y España (1,32). Estos cuatro países han estado bajo programas de rescate, un grupo donde solo falta Irlanda que tradicionalmente tiene una de las tasas más altas de la Unión Europea (1,94) muy ligada a las políticas sociales del país y que no se ha movido en los últimos quince años.

Además, Portugal y Chipre son de los pocos países de la Unión Europea donde la tasa de fertilidad ha caído con respecto a 2001. En Dinamarca y Finlandia la tasa de fertilidad apenas se ha movido unas céntesimas en quince años. Con todo, estos dos países ostentan unas tasas de fertilidad muy elevadas, por encima de 1,74. En términos relativos (incremento de número de bebés) el país en el que ha aumentado más el número de niños es Suecia, donde nacen un 25% de niños más que en 2001. En Portugal, nacen un 27% menos de niños que quince años antes.

En España, la tasa de fertilidad ha subido respecto a 2001, cuando cada mujer apenas tenía 1,24 hijos, en parte por el boom migratorio que recibió el país en 2005. En 2008, el año en el que arrancó la crisis, España logró alcanzar una tasa de fertilidad de 1,45, la más alta en los últimos quince años, que se ha ido reduciendo año tras año. En ese año, Grecia tenía una tasa de fertiliad de 1,50 y Chipre de 1,48. Para Portugal, la caída en la tasa de fertilidad se inició en 2010, el año de su rescate.

Además, España e Italia son los dos países donde las mujeres tienen hijos más tarde, a los 30,6 años frente a la media de la Unión Europea que está en 28,8 años. Las más jóvenes son las búlgaras, que se inician en la maternidad con poco más de 25 años.

El único país que roza la llamada tasa de reemplazo, esto es, cuando cada mujer tiene al menos 2,1 hijos lo que se supone que da lugar a una nueva generación completa sin decrecimiento de la población, es Francia, que tiene una tasa de 2,01 hijos. Esta tasa es especialmente importante para los sistemas públicos de pensiones, ya que marca la sostenibilidad o no del sistema.

Los países que más han aumentado desde 2001 la tasa de fertilidad son Letonia, República Checa, Lituania, Eslovenia y Suecia. Llama la atención que de este grupo el único que ya estaba dentro de la Unión Europea en 2001 era Suecia. El país ha hecho una apuesta decidida por las políticas de igualdad y conciliación que parecen haber dado sus frutos. Así, Suecia es detrás de Francia e Irlanda el tercer país de la UE con mayor tasa de fertilidad.

Los siguientes países con mayor tasa de fertilidad no pertenecen a la UE y son Islandia (1,94) y Noruega (1,75).

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha