Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El juez impulsa la investigación a Gómez tras descartarse indicios
El PP escenifica una bronca con Vox en la campaña mientras blanquea a Meloni
Opinión - Valentía en tiempos de guerras. Por Rosa María Artal

Sindicatos europeos advierten a Ryanair de una huelga este verano si no acaba con varias “irregularidades” laborales

Imagen de archivo de usuarios de Ryanair en los mostradores de facturación de la Terminal 1 del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. EFE/Fernando Villar

Laura Olías

0

Tambores de huelga en Ryanair este verano, temporada alta para los vuelos debido al turismo, por sus conflictos laborales. Siete sindicatos europeos, entre ellos los españoles USO y SITCPLA, han advertido a la aerolínea irlandesa de bajo coste de la convocatoria de paros en el periodo estival si no se produce un “cambio sustancial” en las condiciones laborales de los tripulantes de cabina (TCP) y pone fin a varias “irregularidades”.

Tras las huelgas de 2018 y de 2019, Ryanair vuelve a hacer frente a otro verano marcado por la amenaza de paros debido a los conflictos sobre las condiciones laborales de su plantilla en España y otros países europeos.

En concreto, las organizaciones de trabajadores europeas que han lanzado la advertencia son los sindicatos belgas ACV PULS y CNE, el francés SNPNC, el portugués SNPVAC, el italiano UILTRASPORTI y los españoles USO y SITCPLA. Todas suscriben un comunicado conjunto en el que advierten de que “Ryanair debe cambiar”.

“Queremos que 2022 sea el año de la recuperación, pero también de un verdadero diálogo social. La gestión a través de miedo en Ryanair debe parar. La comunidad de tripulantes de cabina de Ryanair merece ser respetada y se niega a dejarse intimidar”, advierten los sindicatos.

Exigencias básicas, como el salario mínimo en España

Entre las reivindicaciones defendidas por los trabajadores, que USO indica que ya se han trasladado a la dirección de Ryanair, se encuentra “la aplicación de los derechos laborales básicos, que no serán objeto de negociación”, como por ejemplo, “acabar con remuneraciones por debajo del SMI” (salario mínimo interprofesional) en España.

Recientemente, la Inspección de Trabajo exigió a Ryanair que pagara el salario mínimo a sus trabajadores de la base de Girona, tras una denuncia presentada por USO.

La resolución de la autoridad laboral concluía que “en todos estos casos la empresa no ha garantizado a los trabajadores el salario mínimo interprofesional, que en 2021 asciende a 950 euros mensuales”, informó el sindicato.

Los sindicatos europeos denuncian que la tripulación de cabina sigue trabajando sin acceso gratuito a agua a bordo del avión, a pesar de haber sido sancionada por la Inspección de Trabajo en España.

Acabar con la “cesión ilegal” mediante subcontratas

USO también exige “cesar en la contratación de trabajadores a través de cesión ilegal de trabajadores” por parte de subcontratas vinculadas a la aerolínea, una práctica acreditada por Inspección y la Audiencia Nacional. En este sentido, los sindicatos europeos instan a la multinacional a “acatar las sentencias judiciales, hasta el momento ignoradas por la compañía con la inacción de las autoridades locales y europeas”.

Los representantes de los trabajadores reclaman que la aerolínea con sede en Irlanda se adapte “a las diversas leyes nacionales y normas sociales en los países donde operan”, una batalla continua de los sindicatos en los distintos países. Por ejemplo USO ha denunciado contratos de “cero horas”, con ejemplos concretos que ha podido consultar este medio. Estos contratos son ilegales en España, pero que sí están presentes en la legislación británica.

Además, hay reclamaciones sobre “los derechos de los trabajadores a organizarse en sindicatos de su elección, participando en la negociación colectiva”, así como una mayor transparencia “en el sistema de traslados y en los ascensos en la carrera profesional”.

Los sindicatos denuncian también “el hecho de que los Gobiernos se muestran demasiado cautelosos a la hora de cuestionar el modelo de Ryanair dejando a los trabajadores indefensos ante el dumping social y también a los pasajeros expuestos a las perturbaciones”, denuncia USO.

Hace unos días, Ryanair amenazaba con cerrar el hangar abierto en Sevilla por un conflicto con los trabajadores, que también denunciaban irregularidades por parte de la compañía. Aunque los sindicatos desconvocaron la huelga en el centro de trabajo fruto de las conversaciones con la subcontrata ligada a la aerolínea, Ryanair ha desviado trabajo desde este hangar a otros y el futuro del almacén está “en el aire”, informa ABC.

Etiquetas
stats