eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La coherencia

Seis ejemplos de lo mucho que confían los políticos en la falta de memoria de sus votantes

89 Comentarios

- PUBLICIDAD -

Pablo Casado, 31 de julio de 2018. "Pasó en Castilla-La Mancha, en Cantabria, en la Comunidad Valenciana, en Aragón... en el Ayuntamiento de Madrid, el de Valencia, el de Palma, el de Valladolid, Zaragoza, Cádiz... Los socialistas se aliaron con Podemos para, con los peores resultados de su historia, sacar un resultado muy digno en cuanto al ejercicio del poder. No era justo que, después de que los ciudadanos votaran, los perdedores se aliaran en los despachos”.

Hoy el PP de Pablo Casado quiere gobernar Andalucía con un tripartito de “perdedores” con Ciudadanos y la extrema derecha, después de lograr su peor resultado en tres décadas.

Susana Díaz, esta semana: “Si hubiera sido derrotada me hubiera ido a mi casa” (...) “Hay que dejar gobernar a la lista más votada”.

En las elecciones de 2012, el PSOE de Pepe Griñán quedó segundo frente al PP de Javier Arenas, que logró más votos y más escaños. El PSOE pactó con IU para mantener el gobierno de la Junta de Andalucía. Susana Díaz no se fue a casa. Formaba parte de aquel gobierno y, poco después, se convirtió en presidenta, con el apoyo de PSOE e IU en un parlamento donde el PP era la primera fuerza política.

Pedro Sánchez, el sábado 1 de diciembre, horas antes de las elecciones andaluzas. “Solo pido que no haya bloqueos. Que se respete la voluntad de los andaluces y que se permita gobernar a quien vaya a ganar las elecciones”.

El presidente del Gobierno llegó a La Moncloa sin ser el más votado. Hasta que perdió el liderazgo de su partido, en el año 2016, el PSOE bloqueo la investidura de Mariano Rajoy.

Inés Arrimadas: "El cambio en Andalucía, para que llegue bien y sea un cambio estable y sólido, tiene que estar liderado desde el centro y con un proyecto que crece".

Ciudadanos quiere que su candidato Juan Marín, el tercero en votos y escaños, presida la Junta. Tampoco le hace ascos a los escaños de la extrema derecha y muy probablemente acabe pactando la investidura con Vox y el PP. Es el mismo partido que tacha al ejecutivo de Pedro Sánchez de “gobierno Frankestein”.

Pablo Casado: "El PP vuelve a ser quien tiene que liderar el espacio de moderación, de centralidad”.

Desde la moderación y la centralidad que supone pactar un gobierno con la extrema derecha de Vox.

Begoña Villacís: “Vox es una opción política más que ha surgido y que hay que respetar. Tiene votantes detrás que confían en ella”.

En la misma entrevista, solo unas líneas después, la líder de Ciudadanos en la capital, Begoña Villacís, asegura que “Ahora Madrid con Manuela Carmena a la cabeza es un partido totalitario”.

Santiago Abascal: “Queremos acabar con las autonomías”. “El estado autonómico se ha convertido en el del bienestar de los partidos”

Lo pide alguien que solo ha vivido de la política, que fue diputado autonómico durante años y al que después la presidenta autonómica de Madrid, Esperanza Aguirre, refugió en una mamandurria donde cobraba 83.000 euros anuales. Fundó Vox cuando el PP le dejó fuera de sus cargos y sus listas. Solo después de perder el “bienestar” que los partidos y las autonomías le habían proporcionado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha