Más de 19.000 profesores han cogido la baja en la red pública de Euskadi desde el inicio del curso, un 23% más que en el curso anterior

Un aula, durante la pandemia

Las sustituciones por bajas del profesorado de la red educativa vasca han crecido un 23% respecto al curso pasado. Hasta finales de enero, el Departamento de Educación del Gobierno vasco ha cubierto 19.378 sustituciones de docentes y destina en la actualidad 115 millones en recursos solo a medidas relacionadas con la COVID-19, de los que 68 millones se dedican a centros de la red pública. El consejero de Educación, Jokin Bildarratz, en una entrevista a Radio Euskadi recogida por Europa Press, ha destacado estas cifras para responder a la solicitud de mayor inversión y medidas para garantizar un normal funcionamiento del curso escolar y ha calificado de "lógico" ese incremento del 23% de las sustituciones por bajas, "por la situación en la que estamos".

Euskadi notifica 121 fallecidos más con COVID-19 y las UCI vuelven a registrar otro máximo con 165 pacientes críticos

Euskadi notifica 121 fallecidos más con COVID-19 y las UCI vuelven a registrar otro máximo con 165 pacientes críticos

Bildarratz ha puesto en valor la labor que están llevando a cabo los centros porque cubrir esas bajas supone para ellos un "tensionamiento" porque "no es tan fácil" como sustituir una baja sino que empezar todo el proceso con ese sustituto y llevarlo a cabo supone también "un gran esfuerzo para los centros". Sin embargo, ha ensalzado la labor y el gran esfuerzo que están llevando a cabo para poder mantener la educación presencial en todo el curso, que es el objetivo de todos, tanto directores, profesores, profesionales y sindicatos, y ha dicho que "hay que valorar el gran esfuerzo que está haciendo la comunidad educativa en general". "Está costando pero gracias a ese esfuerzo hoy podemos dar el dato de que el 98,7% de las aulas en Euskadi están abiertas y eso es verdaderamente un milagro por el que merecen un reconocimiento todos los profesionales y los alumnos que cada día están trabajando para que sea así", ha reiterado.

Respecto a las demandas que reclaman mayor inversión a prevenir los contagios, Bildarratz ha pedido ser conscientes de que los recursos que está destinando el departamento, solo para medidas contra la COVID-19 suponen 115 millones euros, tres veces el presupuesto para el funcionamiento del Parlamento Vasco y se invierte un millón de euros al mes, solo a gastos de higiene y seguridad". Tras recordar que se han reforzado las plantillas con la contratación de más de 1.060 profesores y 1.150 profesionales en comedores, ha añadido que los fondos destinados a los centros públicos suponen algo más de 68 millones y los de los concertados algo más de 38 millones, además de 2,5 millones más a los ayuntamientos para limpieza y un millón de euros cada mes a gastos higiene y seguridad de todos los centros escolares.

Receptividad sindical

Preguntado por cómo se desarrollan las conversaciones con los sindicatos en las mesas sectoriales habilitadas, Bildarratz ha afirmado que siguen trabajando en ellos porque "nunca nos levantaremos hasta que se llegue a un acuerdo y ese es nuestro lema: negociar para acordar". En este punto, ha destacado que su departamento está "encontrando receptividad en los sindicatos". También ha calificado de "buenas y fluidas" las relaciones con la ministra de Educación, Isabel Celaá, porque "también ha sido consejera y conoce la realidad y la calidad del sistema educativo vasco", por lo que no prevé "mayor conflicto" durante el curso. "Nos vamos a entender", ha afirmado.

Respecto al balance de las prematrículas recibidas para el próximo curso, Bildarratz ha adelantado que con cifras de esta misma semana, las inscripciones en la franja de niños menores de 2 años ha bajado un 9% respecto al año pasado, aunque ha pedido "tener en cuenta que la situación que no es normal por la COVID-19 y para comparar habrá que esperar a la evolución posterior, aunque el dato objetivo es que ahora es un 9% inferior". Con relación al creciente número de aulas cerradas desde que el curso se retomó tras las navidades, Bildarratz ha relacionado esa tendencia con el cambio de los criterios fijados por Osakidetza a la hora de establecer los contactos estrechos, una cuestión que "condiciona mucho los datos en estos momentos", ya que, extender a dos metros la distancia de referencia respecto a los positivos se ha traducido en esas actuales 129 aulas cerradas. "Han sido conservadores en las medidas pero así tiene que ser", ha aseverado. Tras calificar de "importante" la decisión de vacunar entre los grupos siguientes a los docentes, en este punto, el consejero ha recordado que "normalmente el comportamiento de los datos en las aulas transcurre en paralelo al de la sociedad".

Espacios seguros

En ese sentido ha indicado que quizás, en los entornos familiares fuera de los centros escolares, en algunos momentos tal vez todos podríamos tener una mayor tensión en cuanto a la prevención, pero ha concluido tajante que, en los que respecta a los centros educativos, "los centros son espacios seguros y, como tales, hay que seguir trabajando para que sigan así porque no es fácil determinar cuales son las medidas justas".

Preguntado por su opinión acerca del fallo del TSJPV de permitir la reapertura de la hostelería en los municipios en zona roja, Bildarratz ha afirmado que es una cuestión que le preocupa, y ha recordado que en Tolosa, su localidad natal, "tenemos a la puerta los carnavales, y esta celebración, con toda la hostelería abierta, nos genera preocupación, sobre todo, para lo que es el cuidado de la salud de los ciudadanos que es nuestra obligación como Gobierno vasco".

Etiquetas
Publicado el
10 de febrero de 2021 - 13:17 h

Descubre nuestras apps

stats