Bengoa critica a los políticos por "desescalar cuando era necesario escalar" y asegura que Euskadi no está preparada para frenar la variante delta

El exdirector de Sistemas de Salud de la OMS y miembro de la comisión asesora de la OMS, Rafael Bengoa

"Es verano y la variante delta está en Euskadi, pero no hay medidas para frenarla". Así ha definido Rafael Bengoa la "responsabilidad" con la que el ámbito político está tratando la pandemia de la COVID-19, pues cree que han estado más pendientes de "desescalar" las medidas restrictivas aplicadas que de "escalar aunque fuera necesario" por el empeoramiento de la situación. Son algunas de las ideas que se han mencionado este miércoles en la jornada llamada 'Pandemia Covid-19: vamos a parar a pensar' dentro de los Cursos de Verano de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU).

La jornada ha tenido como protagonistas dos mesas redondas en las que ponentes de diferentes sectores, como la sanidad, el derecho y el periodismo han reflexionado sobre lo que se ha hecho, como sociedad y como profesionales de la salud, durante la pandemia de la COVID-19. En la primera han participado Rafael Bengoa, médico y experto en salud pública, codirector de The Institute for Health and Strategy y exconsejero de Salud del Gobierno vasco, además de exdirector de Sistemas de Salud de la OMS y exasesor de Barack Obama; Estibaliz Ruiz de Azua, periodista y presentadora de los informativos del fin de semana en ETB2; Juan José Álvarez, Catedrático de Derecho Internacional Privado de la UPV/EHU, y Gurutz Linazasoro, neurólogo y presidente ejecutivo de VIVE biotech SL.

Bengoa ha insistido en que este tipo de episodios pandémicos "siempre acaban", aun más cuando se han conseguido desarrollar vacunas contra el virus de manera tan rápida. Sin embargo, para el médico ha sido destacable que "los gobiernos están en clave de pensamiento único", lo que les ha llevado a "cometer errores". De esa manera, ha subrayado que era "importante" evaluar lo sucedido en la primera ola y "escuchar lo que dicen los expertos" para seguir sus recomendaciones y así prevenir las siguientes olas y, en consecuencia, los fallecidos. Por eso, ha sostenido que los políticos deben dar explicaciones a la ciudadanía sobre las decisiones tomadas, ya que "no se ha seguido" lo que decían los expertos, ni se ha "aprendido" de países que "han sabido qué hacer políticamente", como Australia o Nueva Zelanda, donde se han ido aplicando "microconfinamientos". De hecho, en enero apostó por un nuevo confinamiento porque la situación era "igual o peor" que la de marzo de 2020.

No obstante, Bengoa ha señalado que los políticos han optado por "desescalar en vez de escalar cuando era necesario", como pasó durante la celebración de las Navidades o la Semana Santa, fechas que precedieron a nuevas olas de COVID-19, y como la temporada estival del año pasado, cuando se relajaron las medidas y los ciudadanos recuperaron la libre movilidad. Aun así, ahora la situación es otra: "la variante delta está en Euskadi –ha detallado– pero no hay medidas para frenarla". A esta idea se ha sumado Álvarez, quien ha defendido que "los políticos deben dejar de lado las discrepancias". "Cuando adoptas decisiones por razones políticas quiebras un punto de confianza. Habría podido ser un momento en el que revitalizar el sentido de la política", ha añadido. Asimismo, Bengoa ha reiterado que "hay que hacer algo muy serio" en los presupuestos vascos en relación con la sanidad y los servicios sociales, porque "la gente sabe que se va a repetir dentro de unos años".

Linazasoro ha lamentado la "desconfianza" que se ha generado en un país en el que la "tasa de negacionismo no es excesivamente alta", por la falta de "docencia" en la "comunicación que se ha hecho durante la pandemia". Asimismo, ha recordado que el virus utiliza la "necesidad de socializar" como caballo de Troya y que en estos momentos es necesario "no olvidar" lo ocurrido para poder aprender.

"Las medidas deshumanizan"

Durante la segunda mesa redonda, los sanitarios han resaltado el esfuerzo que han hecho por tratar a los pacientes: "Las medidas impuestas te obligaban a deshumanizarte, pero el personal se ha esforzado por humanizar el trato", ha mencionado Felix Zubia, jefe del Servicio de Medicina Intensiva de la OSI Donostialdea. Con él han debatido David Díaz, enfermero de Urgencias Generales del Hospital Universitario Donostia y de la Plataforma de Investigación Clínica de IIS Biodonostia; Toñi López, responsable de la Comisión de Geriatría del COEGI y enfermera en la residencia de Sanmarkosene y Lourdes Ruiz Barbarin, psicóloga y responsable de la asesoría psicológica COEGI.

Zubia ha apuntado que los protocolos han sido diseñados por los propios profesionales "porque no había ninguno". Además, pese a lamentar el aislamiento en el que han tenido que permanecer los pacientes con COVID-19, ha indicado que si no se asume la realidad y solamente se mira por el derecho de las personas "el daño colateral puede ser enorme". Además, ha apostillado que ha habido "un silencio comunicativo por parte de los responsables sanitarios". "Hay que reforzar la salud pública y la atención primaria", ha resaltado, por su parte, Díaz.

Etiquetas
Publicado el
30 de junio de 2021 - 21:46 h

Descubre nuestras apps