MAPA

1.194 hombres y dos mujeres de 44 provincias (y del Marruecos español) combatieron en la II Guerra Mundial con Estados Unidos

Miguel Mañas Mañas, nacido en Sorbas, Almería en 1911, llegó al país a los 14 años. Fue reclutado por el Ejército de EEUU en 1942 en California. En aquel momento no era ciudadano estadounidense. Sirvió en el 194º Regimiento de Infantería de Planeadores de la 17ª División Aerotransportada, combatiendo en la Batalla de las Ardenas y en la Operación “Varsity”.

Un reciente estudio elaborado por la Asociación Sancho de Beurko Elkartea ha identificado a 1.196 españoles que fueron reclutados por el Ejército de Estados Unidos en su lucha contra el totalitarismo del Eje Roma-Berlín-TokIo durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945). Eran parte de un contingente de más de 300.000 soldados extranjeros, residentes en Estados Unidos, que fueron reclutados por las Fuerzas Armadas norteamericanas.

Españoles contra Hitler. Al servicio del Ejército de Estados Unidos

Españoles contra Hitler. Al servicio del Ejército de Estados Unidos

El proyecto de investigación 'Fighting Basques', en el que colabora elDiario.es/Euskadi con un blog especializado, trata la participación vasca y navarra al servicio de las potencias Aliadas, con especial atención a Estados Unidos, y de la mano de los investigadores Pedro J. Oiarzabal, con una larga trayectoria académica en ese país, y Guillermo Tabernilla. Ahora, los autores han querido también "rendir un homenaje a todos aquellos héroes anónimos nacidos en España que, en su gran mayoría, han pasado a la historia sin reconocimiento público alguno". "Estamos contemplando la punta del iceberg. Teniendo en cuanta que los 1.200 son sólo veteranos del Ejército", explican. Y se preguntan: "¿Cuántos más fueron reclutados por las otras ramas militares, incluyendo la marina mercante?".

De estos 1.196 veteranos españoles, sólo han podido identificar a dos mujeres, una vasca y otra catalana. Estuvieron destinadas al Cuerpo de Mujeres del Ejército, creado en 1942. Nacidos entre 1896 y 1927, los 1.200 alistados proceden de 44 provincias de las 17 comunidades autónomas actuales, a los que hay que sumar el entonces Marruecos español. La mayoría de los veteranos nacieron en Galicia (25%), Andalucía (14%), Euskadi y Asturias con cerca de un 10% cada uno, Castilla y León (6%), Cantabria (5%), Catalnya y Comunitat Valenciana (4%), Madrid (3%), y Navarra (2%).

En el momento de ser reclutados, estos españoles residían en 32 estados, esto es en un 64% de todos los que componen la unión, a lo que hay que sumar el Distrito de Columbia (Washington DC) y el estado libre asociado de Puerto Rico. Eso sí, la mayoría de esta población emigrante se asentó principalmente en la Costa Este (74%).

Con la publicación de los resultados del trabajo, Oiarzabal y Tabernilla aspiran a "visibilizar una parte significante del componente migratorio español en EEUU en el primer tercio del siglo XX, y de su participación en la Segunda Guerra Mundial bajo bandera estadounidense, hasta la fecha ampliamente desconocida y reducida a la mera anécdota". "Durante años, por ejemplo", apostillan los investigadores, "se habló del gallego Manuel Otero como el único combatiente español en Normandía, caído en batalla el Día D". Sin embargo, "a la vista de los datos que hemos presentado tal afirmación es ya muy difícil de sostener".

Por ejemplo, recuerdan algunas historias de vascos en Normandía, aunque en este caso al servicio de la Corona británica. O a los veteranos Andrés Pereiro García, nacido en 1923 en Mera, A Coruña, y a Miguel Mañas Mañas, nacido en 1911 en Sorbas, Almería. Pereiro sirvió en el 116º Regimiento de Infantería de la 29ª División, tomando parte en el desembarco de Normandía el Día D. Falleció en combate el 1 de septiembre de 1944 en Bretaña, Francia. Mientras que Mañas sirvió en el 194º Regimiento de Infantería de Planeadores de la 17ª División Aerotransportada, combatiendo en la Batalla de las Ardenas y en la Operación “Varsity”. “Hay cientos de historias similares a las de Otero, Pereiro o Mañas, que necesitan ser rescatadas del olvido y puestas en valor en el contexto de una memoria que abogue por una justicia reparadora y democrática”, concluyen Oiarzabal y Tabernilla.

Publicado el
12 de septiembre de 2020 - 21:25 h

Descubre nuestras apps

stats