La portada de mañana
Acceder
Inflación y ‘efecto Feijóo’: Sánchez encara el curso más endiablado para su Gobierno
La CNMV blinda el expediente de Borrell sobre las acciones de Abengoa
Cinco aclaraciones sobre la 'bajada' de impuestos de Alemania
Sobre este blog

Viento del Norte es el contenedor de opinión de elDiario.es/Euskadi. En este espacio caben las opiniones y noticias de todos los ángulos y prismas de una sociedad compleja e interesante. Opinión, bien diferenciada de la información, para conocer las claves de un presente que está en continuo cambio.

Gastronomy Open Ecosystem: un reto de futuro

Edificio GOe del Basque Culinary Center

0

GOe (Gastronomy Open Ecosystem) supone la creación en Donostia-San Sebastián de un proyecto único de innovación gastronómica que presenta un doble reto y oportunidad: generar un espacio abierto de interacción que contribuya a los retos actuales de la gastronomía y aprovechar una creciente tendencia en la que la innovación nace en centros urbanos. GOe conforma la evolución natural de Basque Culinary Center y la ciudad como polos de referencia global, tanto en gastronomía como en innovación. 

La gastronomía ha demostrado su contribución como motor de desarrollo económico y social, un “motor” que va a aumentar su dinamismo en la actual ola de innovación, al mismo tiempo que sirve como medio para expresar valores culturales y una identidad al mundo. La gastronomía integra una amplia cadena de valor a todos los niveles, local, nacional e internacional. 

Basque Culinary Center continúa profundizando en su misión de incrementar la aportación económica y social de la gastronomía, GOe supone una firme apuesta por la investigación, innovación y el emprendimiento, creando un “ecosistema abierto” de referencia en el sector. Aportará a las personas emprendedoras, estudiantes, profesores y profesoras, empresas, personas investigadoras y agentes de otras disciplinas un espacio para dar respuesta a los grandes retos del futuro de la gastronomía y la alimentación. En definitiva, GOe será un faro de atracción de talento y visibilización de soluciones innovadoras que nace gracias al apoyo de Gobierno Vasco, Diputación de Gipuzkoa y Ayuntamiento de Donostia-San Sebastián y conforma un ejemplo de alianza público-privada. 

Basque Culinary Center atrae y desarrolla talento procedente de todo el mundo. Nuestra huella global abarca 38 países y más de 4.000 personas formadas, emprendedores y emprendedoras, estudiantes, profesores y profesoras, empresas, investigadores e investigadoras así como un centro tecnológico propio, BCC Innovation. Debemos, por lo tanto, aprovechar la ola de cambio en la gastronomía mundial con nuestra capacidad de atraer conocimiento y talento internacional, empoderarlo y conectarlo con algunos de los proyectos gastroalimentarios más innovadores, transformadores de las próximas décadas.

Podemos delimitar los principales desafíos a los que nos enfrentamos en el ámbito gastronómico frente a unos recursos limitados y la necesidad de garantizar la seguridad y sostenibilidad alimentaria a escala global. A esto debemos sumar el factor experiencial, cultural y social de la gastronomía. Las respuestas a estos desafíos no solo deben dar respuestas a estos retos, sino que, además, generarán todo un nuevo campo de innovación, industria y conocimiento. El reto del proyecto GOe está a la altura de la oportunidad.

La combinación del cambio climático y la llamada “bomba demográfica” son los dos grandes desafíos de la humanidad a medio y largo plazo. También cabe preguntarse cuáles pueden ser las oportunidades para el dinámico talento gastronómico emprendedor y para aquellos agentes globales formadores y facilitadores de este talento, empresas, entidades de conocimiento y aquellas ciudades y territorios como Euskadi, Gipuzkoa y Donostia-San Sebastián con una marca y una reputación internacional.  

La ciudad encontrará en GOe una espacio a través del cual reforzar su rol como referente urbano de generación de conocimiento

Por lo que no es sorprendente que en el ámbito gastronómico más que de una “ola” podamos hablar de un pequeño tsunami de innovación, que de respuesta al desafío climático y al demográfico. Si observamos algunas corrientes recientes: la inversión en startups Foodtech en Europa (excluyendo plataformas delivery), ha pasado de un total invertido de €400 millones en el 2014 a mas de €2.400 millones, en el 2020, la marea de cambios e innovación sigue subiendo. Otro de los retos a los que se enfrenta el sector, es la digitalización de procesos, interacciones, etc. Por esto, ecosistemas como GOe resultan necesarios de cara a afianzar la profesionalización e innovación en el sector gastronómico.    

Harán falta nuevos espacios de incubación y prototipado de nuevos productos y servicios ajustados a las necesidades de ese campo de innovación que se conoce como “Food-tech”. Los emprendedores requerirán de infraestructuras nuevas que provean de un seguimiento y validación de sus propuestas muy diferente a las instalaciones actuales de otros ámbitos de innovación previos (NFTs, Meta, cyber seguridad, Fintech, etc.) puramente digitales. Ámbitos donde se puedan desarrollar y crear nuevos productos y servicios que, posteriormente se podrán aplicar y transferir a los restaurantes, a la industria alimentaria, al primer sector, etc. En definitiva, a todos los eslabones que componen la cadena de valor de la Gastronomía. GOe será uno de esos espacios necesarios donde ayudar a crear nuevas herramientas, con el talento como base, la interacción física como regla y la multi disciplinaridad, combinando ciencias y artes tal y como la gastronomía requiere. 

GOe se cimenta sobre una realidad que cuenta con reputación internacional tanto como institución como territorio y conforma una evolución lógica de los mismos. La localización urbana de GOe (innovation district) permitirá una interacción estrecha con la sociedad y el ecosistema económico y cultural del entorno directo, generando una propuesta de valor única para estudiantes, emprendedores y emprendedoras, personas investigadoras y agentes locales, permitiendo estrechar vínculos entre ellos. 

La teoría de los distritos de innovación urbanos comenzó a ser desarrollada por el profesor de Harvard Edward Glaeser justo hace una década, analizando el fenómeno de Kendall Square en Cambridge, Massachusetts. El distrito entorno al MIT había generado un área de actividad económica urbana de alto componente innovador, sustentada en una “concentración de talento”, el cual generaba unas sinergias entre estudiantes, investigadores, empresas… imposibles de replicar fuera de entornos urbanos. Esto ha llevado en los últimos años a la generación (Boston, Austin, Singapur, Estocolmo, Rotterdam, Paris ...) de estrategias de diseño de políticas de innovación usando la creación de distritos de innovación como valor diferencial. Es una evolución de los beneficios de los clusters de Michael Porter en los 80, del que Euskadi fue uno de los primeros territorios en implementar y los posteriores distritos industriales: especialización, cercanía y diferencial con personalidad propia urbana.

Así, la ciudad encontrará en GOe una espacio a través del cual reforzar su rol como referente urbano de generación de conocimiento, atracción de talento e innovación creando el primer distrito urbano de innovación en el ámbito de la gastronomía. Un espacio de experiencia, desde lo local, que reforzará Donostia-San Sebastián y Gros como uno de los puntos de referencia donde emerge la gastronomía y la alimentación del futuro. Un espacio que establecerá lazos con su entorno más cercano, lazos culturales, económicos y sociales. 

Sobre este blog

Viento del Norte es el contenedor de opinión de elDiario.es/Euskadi. En este espacio caben las opiniones y noticias de todos los ángulos y prismas de una sociedad compleja e interesante. Opinión, bien diferenciada de la información, para conocer las claves de un presente que está en continuo cambio.

    Autores

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats