Euskadi amplía al 50% el aforo en el interior de la hostelería y permitirá un 30% de público en los estadios de fútbol

Clientes de un bar del centro de Vitoria toman café en la barra.

Euskadi ampliará finalmente los aforos interiores de hostelería, cines y otros locales, que han estado restringidos al 35% desde que a finales de julio se aprobara el último decreto de medidas para controlar la expansión de la última ola de la pandemia, que por aquel entonces estaba en máximos. Así lo ha decidido este lunes la mesa de crisis de la emergencia sanitaria en Euskadi, un órgano llamado Labi y que había ido posponiendo esta desescalada desde hace al menos tres semanas al apreciar que la caída de la positividad no era suficiente y que la presión hospitalaria sigue siendo elevada. Las medidas entrarán en vigor a las 00.00 horas del miércoles, 1 de septiembre.

La crisis del coronavirus: mapas y gráficos de su evolución en Euskadi

La crisis del coronavirus: mapas y gráficos de su evolución en Euskadi

Según la nueva normativa, que se basa en el escenario dos de los tres previstos en el panel general de medidas llamado Bizi Berri IV, la referencia general de ocupación en interiores será del 60%, aunque se reducirá al 50% en espacios considerados especialmente concurridos o de "intensa interacción social", como son los bares, restaurantes, sociedades gastronómicas, txokos o similares. Además, se anuncia la posibilidad de que hasta ocho comensales puedan sentarse en una misma mesa en establecimientos hosteleros, si bien se mantiene en vigor la prohibición de consumo en barra o de pie y no se toca el cierre horario a las 01.00 horas, aunque se llegó a autorizar hasta las 2.00 horas al inicio del verano. Siguen cerradas lonjas juveniles y discotecas y clubes nocturnos, salvo que se hayan reconvertido en locales ordinarios, esto es, sin pista de baile.

En cuanto a los estadios de fútbol de Primera División, que habían estado al 20% en las tres primeras jornadas de liga a pesar de que la normativa general del Ministerio de Sanidad permitía hasta un 40%, se abre la puerta a que suba al 30%. En ese supuesto, se rondarían los 6.000 espectadores en Mendizorroza, 11.850 en Anoeta y 16.000 en San Mamés. Con carácter general, ese mismo porcentaje se aplicará en todos los recintos de más de 5.000 butacas, por lo que también afectaría al regreso de las competiciones de baloncesto en las próximas semanas en recintos como el Fernando Buesa Arena o el Bilbao Arena de Miribilla. Se plantea que haya "sectores independientes" de "menos de 1.000 personas" con "puntos de acceso y zonas de paso independiente". Por el contrario, si los recintos tienen de 1.600 a 5.000 asientos, en interior no podrán entrar más de 800 y en exteriores 1.200. Y en los más pequeños no podrá superarse un aforo de 600 dentro y 800 fuera.

El Labi, como tal, no se reunía desde finales de julio y la de este lunes ha sido su trigésima segunda sesión, doce en la primera ola -con menos poderes por estar en vigor un estado de alarma centralizado- y veinte en esta segunda fase iniciada ya hace más de un año. Tras aquella sesión de julio, el lehendakari, Iñigo Urkullu, hizo ver también que se endurecía el uso de las mascarillas en exteriores. No obstante, simplemente se dio una redacción más clara a la normativa que lleva en vigor desde junio y que exime de su uso obligatorio en la vía pública si hay distancia interpersonal suficiente. Desde entonces, se han celebrado varios encuentros del comité técnico que lo asesora, un órgano coordinado por el asesor del lehendakari y exresponsable de Derechos Humanos Jonan Fernández. En las tres últimas semanas, en sus respectivos dictámenes, este grupo ha ido dejando claro que aún no era el momento de levantar el pie del freno.

En verdad, la ampliación de aforos aprobada este lunes ya estaba sobre la mesa desde hace semanas. Es más, el sector había venido presionando públicamente para que se derogara. Esta vez, no solamente la hostelería ha levantado la voz -acusando al Labi de irse de "vacaciones" mientras se perjudicaban supuestamente los intereses económicos de bares y restaurantes en plena temporada estival- sino también los exhibidores cinematográficos, que en otros momentos de la pandemia han trabajado al 50-60% y que se sentían discriminados por compartir regulación cuando en sus recintos los espectadores no se retiran en ningún momento las mascarillas.

Una caída del 24% de los contagios semanales

¿Cómo llega Euskadi a esta nueva fase? La tasa de incidencia aún marca valores por encima de 300 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días, un umbral que implica alerta naranja por elevada transmisión comunitaria y que en su momento no se previó que se superaría en esta oleada por la extensión de la campaña de vacunación. El escenario considerado como epidemiológicamente asumible es de 60 de tasa, valores que nunca se han alcanzado desde que el 15 de agosto del pasado año se anunciara una segunda emergencia sanitaria que todavía se mantiene activada.

Eso sí, son ya cinco semanas consecutivas de caída de los nuevos contagios (un plazo que en dos de las oleadas anteriores ha supuesto la entrada de un nuevo ciclo ascendente). Entre el lunes 23 y el domingo 29 de agosto el Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) notificó 3.339 nuevas infecciones de COVID-19, un 24% menos que en los siete días anteriores. Equivalen al 32% del pico de la última ola, alcanzado a finales de junio precisamente cuando se activaron las medidas revisadas este lunes por el Labi. Sin embargo, hay dos indicadores más que no terminan de bajar con la misma intensidad. Por un lado, los ingresos hospitalarios han bajado en la última semana un 18%, de 338 a 280 y equivalen al 74% del máximo de este último ciclo. Por otro lado, la caída de los positivos se atribuye en una parte también al descenso en las pruebas diagnósticas. En la última semana la positividad se quedó en el 8,7% y es la primera ocasión en que baja del 10% este verano pero sigue siendo un valor más alto que el tope de las olas que siguieron a Navidad o Semana Santa y, además, el objetivo inicial es que no supere el 5% en ningún caso.

En nuestros especiales interactivos, se pueden consultar todos los datos sobre la evolución de la pandemia en Euskadi, sobre los positivos y fallecidos en todas y cada una de las residencias de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa y el avance día a día de la campaña de vacunación. También tenemos mapas con los brotes más destacados.

síguenos en Telegram

Etiquetas
Publicado el
30 de agosto de 2021 - 10:48 h

Descubre nuestras apps