Euskadi reconoce que excluye de la estadística de casos en UCI con COVID-19 a pacientes que siguen ingresados pero dan negativo

La consejera Sagardui, este martes en Radio Euskadi

La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ha admitido este martes en Radio Euskadi que las estadísticas de pacientes críticos con COVID-19 en las UCI de los hospitales vascos no recogen a aquellos infectados que, aunque se mantengan en estado grave con problemas respiratorios derivados del Sars-Cov-2, hayan dado negativo en una segunda o sucesiva PCR de control. El último dato recogido en los informes de seguimiento de la pandemia arroja que son 76 las personas en la UCI y Sagardui no ha revelado la cifra real incluyendo a los "negativizados".

Un brote de COVID-19 deja 93 mayores y 20 trabajadores infectados en la residencia Marcelo Gangoiti de Muskiz (Bizkaia)

Un brote de COVID-19 deja 93 mayores y 20 trabajadores infectados en la residencia Marcelo Gangoiti de Muskiz (Bizkaia)

Las 76 plazas ocupadas representan un 23,7% de las 321 que, según los últimos datos, constaban como habilitadas en el marco del escenario 3 de 5 de alerta hospitalaria. Se considera un margen 'aceptable' ya que no se habla de riesgo de posible colapso hasta que los casos de COVID-19 superan el 35% de las plazas totales. Lógicamente, en las UCI hay también internos por otras patologías. Eso sí, este año se ha constatado que las medidas de protección contra el coronavirus y la mayor extensión de la vacunación han reducido a casi la nada la afección del virus de la influenza (gripe), que tiene en esta época del año su pico estacional. Preguntada si este sistema de cálculo no se podría considerar "hacer trampas en el solitario", la titular de Salud ha indicado que Osakidetza "no olvida el origen" de cada uno de los enfermos. Ahora bien, ha asegurado que ya es un "logro" en el tratamiento médico que un paciente dé negativo.

En diciembre ya fue polémico un cambio de criterio estadístico en el cómputo de la presión asistencial. En pleno puente de la Constitución y de la Inmaculada, se revisó la serie de hospitalizados ya que hasta entonces no se incluían como ingresos en planta quienes habían entrado con un positivo diagnosticado con un test de antígenos. En el día con más discrepancias entre los datos viejos y nuevos la diferencia alcanzaba los 127 pacientes. Ese ajuste no afectó a la UCI porque allí el recuento es manual y no automatizado, como en las plantas.

Por otra parte, casi desde el inicio de la pandemia se mantiene una completa discrepancia entre los datos hospitalarios de Osakidetza y los referidos a Euskadi que recoge el Ministerio de Sanidad. Este lunes, el departamento todavía dirigido por Salvador Illa alude a 517 hospitalizados, cuando el informe vasco alude a que son 410. Por el contrario, en la UCI Sanidad atribuye menos casos aún (68) que los que presenta Osakidetza (76).

Etiquetas
Publicado el
12 de enero de 2021 - 10:31 h

Descubre nuestras apps

stats