Euskadi roza los 700 casos de COVID-19 en 24 horas y Gipuzkoa llega a una tasa de incidencia de 400

Pruebas PCR realizadas en el hospital de Eibar a lo largo de la pandemia

El Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) ha estrenado su nuevo boletín informativo de los jueves -se habían reducido los datos tras el final de la emergencia sanitaria- con la notificación de que en las últimas 24 horas han aparecido prácticamente 700 casos positivos de COVID-19, el doble de los que aparecían la semana pasada, unos 200 más que la jornada anterior y el peor dato desde el 17 de agosto, el último día de la anterior ola con registros por encima de esa cifra. La velocidad de subida es del 70% semanal. Así, la tasa de incidencia acumulada está ya en 232,08 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días, claramente por encima del umbral 150 establecido para aplicar las nuevas "directrices" de prevención sanitaria, incluida la recomendación de evitar reuniones en domicilios. Con diferencia, Gipuzkoa presenta la peor situación, con una incidencia de 396 puntos por 151 de Bizkaia y 132 de Álava.

Las peticiones del 'pasaporte COVID' se multiplican por once en Euskadi en 48 horas

Las peticiones del 'pasaporte COVID' se multiplican por once en Euskadi en 48 horas

Hay tres indicadores muy negativos que inducen a pensar que la fase creciente de la pandemia está lejos de su final. Por un lado, el R0 está en 1,35. Indica cuántos positivos genera cada contagiado y para iniciar la fase descendente ha de marcar valores por debajo de 1. Asimismo, la positividad está en el 8,5%. Se calcula con la proporción de pruebas diagnósticas positivas en relación con el total realizado. En el caso de los antígenos llega al 40,4%. Finalmente, la tasa de incidencia a siete días proyectada a dos semanas indica que, de mantenerse la tendencia, la tasa general podría rondar los 300 casos próximamente. Asimismo, el 67% de los casos no proceden del trabajo de rastreo, muy por debajo del mínimo del 50% que en su día se fijó como deseable.

Por edades, son los no vacunables los que más contagios están teniendo. Hasta los 10 años la tasa es de 358 y llega a 582 entre escolares de Primaria (de 6 a 12 años). No hay sueros autorizados para menores de 12 años. Sin embargo, la franja de edad que podría ser la de sus progenitores y que sí estaría protegida con las vacunas (de 40 a 49 años) marca ya 304 con una subida exponencial del 81% en siete días. En este escenario, hay 144 personas ingresadas con COVID-19 en la red de Osakidetza. Eran 99 hace dos semanas. El 7 de julio, cuando había una incidencia similar y se empezaba a sentir ya la gran oleada del verano, había ingresadas 75 personas. En la UCI eran 25 en aquella fecha y en la UCI son 30. La media de ingresos diarios sigue subiendo y está en 23,5, aunque en las últimas 24 horas hubo más, 26. Del total de positivos, el 47,2% tiene síntomas en el momento de la toma de muestras, dato que no incluye a quienes desarrollan después la enfermedad. Hay 1.788.223 personas ya vacunadas con la pauta completa, el 82,1% del total.

115 municipios (de 251) con medidas adicionales por alta incidencia

En cuanto a la situación local, hay 115 municipios de 251 que tiene la comunidad autónoma con una tasa de 150 casos o más. ¿Qué supone? Con el nuevo semáforo, este umbral activa la alerta roja y plantea medidas como la suspensión de eventos culturales o sociales, así como el refuerzo de protocolos de acceso y salida de recintos, restricciones al consumo de bebidas y comidas en esos actos o incluso la limitación de reuniones en domicilios o espacios cerrados. El matiz es que son recomendaciones y no restricciones. Eso sí, municipios como Tolosa o Murgia, en Gipuzkoa y Álava, respectivamente, ya han hecho uso de estas prerrogativas para suspender ferias y fiestas ante la subida de los contagios. De las cuatro localidades más habitadas, solamente Donostia está en esta lista a diferencia de Vitoria, Bilbao y Barakaldo.

Los municipios son 12 en Álava, 41 en Bizkaia y 62 en Gipuzkoa. Los alaveses son Agurain-Salvatierra, Asparrena, Barrundia, Bernedo, Campezo, Elburgo, Elciego, Kuartango, Lapuebla de Labarca, Samaniego, Urkabustaiz y Zuia. La capital, Vitoria, tiene una tasa de 139. Los vizcaínos son Abadiño, Alonsotegi, Amorebieta-Etxano, Arantzazu, Arrieta, Artea, Atxondo, Barrika, Basauri, Bedia, Berango, Bermeo, Berriatua, Berriz, Durango, Elorrio, Ermua, Etxebarria, Forua, Gamiz-Fika, Gatika, Gautegiz-Arteaga, Gernika, Iurreta, Izurtza, Larrabetzu, Lekeitio, Lemoa, Loiu, Mallabia, Markina-Xemein, Mendata, Mendexa, Mungia, Ondarroa, Portugalete, Sondika, Sukarrieta, Trapagaran, Zalla y Zeberio. Bilbao marca 105. Y los de Gipuzkoa son Aia, Aizarnazabal, Alegia, Albiztur, Amezketa, Andoain, Anoeta, Antzuola, Aretxabaleta, Arrasate, Asteasu, Astigarraga, Ataun, Azkoitia, Azpeitia, Beasain, Beizama, Belauntza, Berastegi, Bergara, Donostia (293 de tasa), Eibar, Elduain, Elgeta, Elgoibar, Errenteria, Errezil, Eskoriatza, Ezkio-Itsaso, Gaztelu, Getaria, Hernani, Hernialde, Hondarribia, Ibarra, Ikaztegieta, Irún, Irura, Lasarte-Oria, Lazkao, Legazpia, Legorreta, Lezo, Lizartza, Mendaro, Mutiloa, Mutriko, Olaberria, Oñati, Ordizia, Orio, Ormaiztegi, Pasaia, Segura, Soraluze, Tolosa, Urnieta, Urretxu, Usurbil, Villabona, Zaldibia, Zarautz, Zegama, Zestoa, Zizurkil y Zumarraga. La localidad con una tasa más alta es Ataun, con 2.805. Viven allí unos 1.600 habitantes y han tenido 31 positivos en siete días.

Más detalles del 'pasaporte COVID'

Por otro lado, el Gobierno vasco ha enviado ya al Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) su propuesta para recibir autorización e instaurar el 'pasaporte COVID' en el ocio. En concreto, según una nota del área de Gobernanza Pública y Autogobierno, que controla los servicios jurídicos, "se pretende exigir el Certificado Covid Digital en los establecimientos destinados a ofrecer al público actividades de esparcimiento y baile como discotecas, salas de baile, salas de fiesta con espectáculo, bares musicales, karaokes" y "en cuanto a los pubs y bares especiales incluidos en el Grupo III a partir de las 22.00 horas". Asimismo, "la medida afecta a los restaurantes con capacidad autorizada de plazas de comedor superiores a 50 comensales". Todo ello se aplicará "mientras la tasa de incidencia acumulada en el conjunto de la comunidad autónoma de Euskadi de casos positivos por COVID-19 en los últimos 14 días sea igual o superior a 150 casos por cada 100.000 habitantes" y "estará condicionada al control de los responsables del establecimiento que deberán controlar la exhibición del papel o soporte digital del Certificado Covid Digital".

Entiende el Gobierno vasco que no es una petición indiscriminada y que se ajusta, por lo tanto, a la jurisprudencia del Tribunal Supremo sobre el caso de Galicia. En el Ejecutivo de Iñigo Urkullu consideran que "la afección necesaria a los derechos fundamentales, en este caso las libertades individuales, se contrapone con el derecho fundamental a la vida y la salud pública, que debe prevalecer por encima de todo". La pelota está ahora en el tejado de la sala de lo contencioso-administrativo, presidida por el polémico magistrado Luis Garrido, que ha tumbado a lo largo de la pandemia varias propuestas de medidas.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats