La portada de mañana
Acceder
La segunda ola amenaza con poner a los hospitales en situación "crítica"
11 millones de personas pendientes de un confinamiento perimetral
Se estrella un COVID y mueren 267 personas, por Rosa María Artal

Euskadi suma 145 positivos entre menores de 20 años y son ya 198 los centros escolares afectados

Dos personas con mascarilla observan a los bañistas en la playa de la Concha de Donostia

El Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) ha informado este jueves de 518 nuevos positivos por coronavirus en Euskadi en las últimas 24 horas, 145 de ellos entre menores de 20 años -con especial incidencia entre los adolescentes-. En este contexto, crece a 198 el número de centros educativos con estudiantes contagiados pero bajan a 265 las aulas sin clase (el 1,51% de los grupos no universitarios). No hay ningún colegio cerrado y los primeros grupos de alumnos en cuarentena están volviendo ya a la normalidad.

La crisis del coronavirus: mapas y gráficos de su expansión en Euskadi

La crisis del coronavirus: mapas y gráficos de su expansión en Euskadi

El porcentaje de positivos (tasa de positividad) sigue una jornada más por debajo de la barrera de seguridad del 5%, en el 4,78% tras una jornada con 10.825 pruebas PCR realizadas. El R0 -casos derivados de cada contagio- también está en parámetros óptimos, por debajo de 1. No obstante, tanto uno como otro indicador están subiendo ligeramente en los últimos días, aunque aún a distancia de los momentos de mayor incidencia de esta segunda ola, a partir de mediados de agosto.

229 de los 518 contagios se agrupan en Bizkaia, 182 en Gipuzkoa, 79 en Álava y 28 son personas de fuera diagnosticadas aquí. Por territorios, la tasa semanal por cada 100.000 habitantes más alta es la de Gipuzkoa -158,53- , seguida de la alavesa -146,97- y de la vizcaína -126,96-. Tanto Gipuzkoa como Álava superan la media vasca de 145,66. En cuanto a las capitales, Bilbao registra 85 positivos -y varios municipios del área metropolitana pasan de la decena-, Vitoria 59 y Donostia 36.

En cuanto a la situación asistencial, hay 330 personas hospitalizados por la COVID-19, 52 de ellos graves en UCI. Este miércoles ingresaron 43 personas por un empeoramiento de su cuadro clínico. No hay datos de fallecimientos, como es ya habitual desde julio. Sin embargo, sí se han producido en las últimas horas. En Álava, por ejemplo, ha muerto una persona interna en la residencia Orobide de Murgia. "Sufría de múltiples patologías que requerían continuos ingresos hospitalarios y su defunción ha tenido lugar durante una de estas estancias en el hospital", ha explicado la Diputación.

"El barco de Osakidetza no se está hundiendo"

En este contexto, en el primer pleno ordinario de la legislatura, el Parlamento Vasco ha rechazado una iniciativa de EH Bildu -luego ampliada tras un acuerdo con Elkarrekin Podemos-IU- con medidas para hacer frente a la pandemia en Osakidetza como "incrementar el equipo de rastreadores" y los de realización de PCR o mejorar la política de comunicación de los datos diarios de contagios. Los partidos del Gobierno, PNV y PSE-EE, han sacado adelante -sin ningún apoyo de la oposición- otro texto alternativo más general que plantea "continuar" con la política actual de "transparencia y rigor" y "adecuar y seguir formando a los equipos de recogida de muestras de PCR y de rastreadores".

La portavoz nacionalista, Irune Berasaluze -que ha explicado que ella misma ha superado el coronavirus-, y la socialista, Susana Corcuera, han querido reseñar al mismo tiempo que han asumido gran parte del espíritu de la propuesta original y que EH Bildu se excede al dibujar un panorama negativo en la Sanidad pública vasca. "El barco de Osakidetza no se está hundiendo", ha enfatizado Berasaluze ante el escenario descrito por la parlamentaria de EH Bildu Rebeka Ubera, que ha asegurado que la pandemia solamente ha amplificado problemas "estructurales" previos.

Jon Hernández (Elkarrekin Podemos-IU) ha lamentado la cerrazón del Ejecutivo, ahora con mayoría absoluta, pero ha pedido que se siente a negociar con sindicatos y agentes sociales. Desde la bancada de PP+Cs, por su parte, Laura Garrido ha lamentado que no haya "autocrítica" y sí "autocomplacencia" en la gestión de esta crisis. La nueva consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ha seguido con atención este primer debate de la legislatura desde su recién estrenado escaño.

Etiquetas
Publicado el
24 de septiembre de 2020 - 13:43 h

Descubre nuestras apps

stats