La oposición de izquierdas se recoloca en el Parlamento Vasco ante la nueva mayoría absoluta

Maddalen Iriarte y su equipo, a su llegada al Parlamento

Las dos fuerzas de izquierdas dentro de la oposición en el Parlamento Vasco, EH Bildu y Elkarrekin Podemos-IU, han buscado recolocarse en el Parlamento Vasco forzados por una nueva situación de mayoría absoluta del Gobierno de Iñigo Urkullu, del que temen un "rodillo" por algunos "indicios" que han detectado ya en el arranque de la legislatura, como el reparto de las presidencias de las comisiones. En puertas del primer pleno ordinario del cuatrienio, ambas formaciones se han postulado en sendas ruedas de prensa para responder a "problemas reales" -en el caso de la coalición abertzale- o para "vehiculizar" reivindicaciones sociales o sindicales -en palabras de Miren Gorrotxategi-. "No nos va a desanimar esta situación", ha valorado Maddalen Iriarte, portavoz de EH Bildu.

La consejera de Salud se estrena pidiendo "prudencia, prudencia, prudencia" en el día con menos tasa de positivos en semanas

La consejera de Salud se estrena pidiendo "prudencia, prudencia, prudencia" en el día con menos tasa de positivos en semanas

Su formación arranca la legislatura con una batería de propuestas para acordar medidas de refuerzo en una Sanidad vasca "al borde del colapso". La parlamentaria Rebeka Ubera contrapone el "prudencia, prudencia, prudencia" de Gotzone Sagardui con "recursos, recursos, recursos" y considera irreal la promesa de crear 4.000 plazas porque son puestos ya existentes que son cubiertos con interinos y que se pretenden regularizar. Reclaman igualmente el abono de los complementos de los ERTE o canalizar las ayudas prometidas al sector cultural, que -denuncian- solamente se han ejecutado al 9%. "No estamos viendo un Gobierno eficaz. No está dando el nivel que requiere la situación. No hay un liderazgo público sólido", ha diagnosticado Iriarte, que no concede al nuevo gabinete los 100 días habituales de gracia para ejercer como oposición. "La gestión de la pandemia tiene que ser compartida, colectiva y consensuada [...]. Ellos dicen que no van a aplicar el rodillo. Ellos lo tendrán que demostrar. Hay algunos indicios que muestran que aunque digan de palabra que tienen la mano tendida ocurre lo contrario en los hechos. No vemos forma de remar juntos", ha valorado Iriarte.

Es probable que el Parlamento, fruto de la mayoría de PNV y PSE-EE, tumbe las propuestas de EH Bildu. Este mismo jueves se vota la relativa al refuerzo del Servicio Vasco de Salud (Osakidetza). También decaerá, si no media una sorpresa, la iniciativa de Elkarrekin Podemos-IU para denunciar un cambio en la política industrial y denunciar los recortes en empresas viables con el pretexto de la pandemia. "En los planes del nuevo Gobierno no hay un desarrollo industrial", sostiene la coalición, que cree que el Ejecutivo apuesta por el "turismo y los servicios financieros" y no por otro modelo económico de mayor calidad en el empleo.

"Sabemos que tenemos un Gobierno con mayoría absoluta. Ya ha empezado a aplicar su rodillo. Tendrá la tentación de aplicarlo", asumen desde Elkarrekin Podemos-IU, que ha pasado de 11 a 6 escaños en su segunda etapa. ¿Cuál es la fórmula para tener protagonismo en la Cámara en el nuevo escenario? "Traer las reivindicaciones de las mayorías sociales a este Parlamento. Vamos a trabajar para que prosperen. Queremos utilizar esta institución para vehiculizar estas demandas de justicia social que son sensatas y son de país", ha explicado Gorrotxategi. A pesar de que no prosperó su idea de un tripartito de izquierdas con EH Bildu y con los socialistas, de nuevo coaligados con el PNV, la portavoz de la coalición morada y roja sugiere que quizás la mayoría absoluta no sea tan rocosa porque "tal vez el PSE-EE no se pueda sentir demasiado cómodo en la defensa de algunas posiciones".

Etiquetas
Publicado el
23 de septiembre de 2020 - 21:29 h

Descubre nuestras apps

stats