PNV y EH Bildu pugnan por comunicar sus logros en la negociación presupuestaria con Sánchez

Aitor Esteban y Mertxe Aizpurua, en el Congreso

En esta legislatura, PNV y EH Bildu llevan tiempo compitiendo por medir su influencia en Madrid. Los nacionalistas acreditan décadas de negociaciones y acuerdos con sucesivos Gobiernos de España desde la época de José María Aznar, mientras los abertzales han encontrado en la minoría de Pedro Sánchez una oportunidad de mostrarse como posibilistas a cambio de inversiones y medidas que no cuestionan ni la estructura del Estado ni sus grandes políticas. En el contexto de la negociación de los presupuestos de 2022 de Pedro Sánchez, ambas formaciones vascas han coincidido casi hasta en la hora exacta en la que han comunicado sus logros. Mientras, en Euskadi, la batalla tiene como excusa en esta ocasión una manifestación convocada desde hace semanas por la izquierda abertzale en Bilbao para este fin de semana y que ahora el PNV considera que podría ser inoportuna por el repunte claro que vive el coronavirus en Euskadi.

Todos contra Vox en el Parlamento Vasco en su intento de criminalizar y expulsar a los menores extranjeros

Todos contra Vox en el Parlamento Vasco en su intento de criminalizar y expulsar a los menores extranjeros

En la negociación presupuestaria, el PNV ha informado de que el Gobierno central ha aceptado incorporar 32 enmiendas más en las cuentas, 41 en total. De ellas, 17,1 millones corresponden a infraestructuras ferroviarias convencionales, ya que el desbloqueo de la llegada de la alta velocidad a Bilbao y Vitoria ya fue anunciado con anterioridad. Hay 8,7 millones, por ejemplo, para suprimir pasos a nivel en el tramo de Miranda de Ebro-Amurrio o en otras localidades vascas, así como inversiones en servicios de Bilbao a Cantabria o a las Encartaciones. Se alude también a la "redacción del proyecto de ejecución del cubrimiento de la playa de vías de Irún". Hay fondos para la UPV/EHU, la Universidad de Deusto y Mondragón, así como para la catedral de Santa María, para la Real Sociedad Bascongada de Amigos del País, para el centro internacional de títeres de Tolosa o para algunos proyectos en Navarra. Además del AVE, el Gobierno también accedió a reactivar el traspaso pendiente a Euskadi de la gestión del Ingreso Mínimo Vital como contrapartida a los necesarios votos de los seis diputados 'jeltzales'. Aitor Esteban se desplazará a Bilbao este viernes para valorar los términos del acuerdo en una rueda de prensa que se ha convocado ya en Sabin Etxea.

En cuanto a EH Bildu, su gran 'trofeo' es un fondo de 25 millones para los trabajadores afectados por el amianto y sus familiares. Se trataba de una propuesta que también habían hecho Unidas Podemos -que forma parte del Gobierno de Sánchez y que también reivindica la autoría de este paso- y el propio PNV, pero en el reparto de juego para satisfacer a todos los socios el PSOE ha aceptado asumir la enmienda de EH Bildu, secundada también por ERC. En un comunicado, la coalición no ha ocultado su euforia por el pacto con un Ejecutivo español. "EH Bildu consigue incorporar a los presupuestos inversiones económicas, mejoras en infraestructuras y trabajos de rehabilitación en espacios como el Horno Alto de Sestao", se podía leer en el encabezado de su comunicado. Uno de los proyectos que se pondrán en marcha a la luz de este pacto es una ruta ciclable que unirá la alavesa Agurain-Salvatierra con la navarra Irurtzun.

Y la izquierda abertzale se ha avenido a negociar también infraestructuras e incluso ferrocarriles. "El grupo soberanista vasco ha conseguido sacar adelante una enmienda para mejorar la accesibilidad de la estación de Cercanías Renfe C1 en Barakaldo con la inclusión de dos ascensores que faciliten el acceso y otra para reducir las afecciones sonoras y molestias ocasionadas por el paso del tren entre Santurtzi y el Puerto de Bilbao; un tramo de 2,1 kilómetros por donde transcurre la línea de Renfe Bilbao-Santurtzi. Ambas partidas suman más de 1 millón de euros. Del mismo modo, se incluirá una partida impulsada por la izquierda soberanista vasca que conllevará la redacción de un estudio informativo para analizar las actuaciones de mejora y adecuación necesarias en la línea Burgos-Gasteiz-Iruñea-Zaragoza, para la circulación de trenes de altas prestaciones y tráfico mixto", ha aplaudido EH Bildu.

Entretanto, el Gobierno vasco también ha hecho una oferta de negociación presupuestaria a EH Bildu. Aunque el Ejecutivo de Iñigo Urkullu, sustentado por PNV y PSE-EE, cuente con mayoría absoluta y no precise de apoyos externos, el consejero Pedro Azpiazu ha tentado a la coalición con propuestas muy similares a las que han aceptado en Navarra, donde lidera el Ejecutivo la socialista María Chivite y llevan tres años seguidos de entendimiento. Además, se les ha ofrecido igualmente movilizar enmiendas por valor de 72 millones de euros más un fondo con otros 90 millones. Si no hay un acuerdo, ambas partes verán reforzada su posición de que lo que es posible en Madrid y Pamplona no lo es en Vitoria, donde EH Bildu aspira a ser alternativa al PNV como principal fuerza política.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats