La unidad 'verde' de la Ertzaintza está compuesta por 10 agentes y el Gobierno vasco asume que algunos jueces asignan casos a la Guardia Civil

Operativo conjunto de la Guardia Civil y de la Ertzaintza

La unidad 'verde' de la Ertzaintza, la sección especializada en investigar delitos contra el medio ambiente y el urbanismo, está compuesta por exactamente 10 efectivos, según ha informado al Parlamento Vasco el vicelehendakari y consejero de Seguridad, Josu Erkoreka, en respuesta a una solicitud de documentación del representante de EH Bildu Mikel Otero. El Gobierno matiza que a ese equipo hay que añadir los ertzainas de otras unidades de Investigación, "que instruyen investigaciones medioabientales", y a las "patrullas rurales", que realizan un trabajo de vigilancia "activo" fuera de las zonas urbanas. No obstante, se asume que en algunas investigaciones sensibles jueces y fiscales derivan ese trabajo a la Guardia Civil.

La Guardia Civil enfada a la Ertzaintza por anunciar una investigación en Gipuzkoa en la que estaba trabajando la Policía vasca

La Guardia Civil enfada a la Ertzaintza por anunciar una investigación en Gipuzkoa en la que estaba trabajando la Policía vasca

EH Bildu interpelaba al Ejecutivo por la información de este periódico en torno al vertido de una regata próxima a la incineradora de Gipuzkoa, que ha motivado una alta mortalidad de peces en la zona. Unas actuaciones de la unidad de delitos ambientales de la Guardia Civil, conocida como Seprona, llevaron a investigar a cuatro personas responsables de los hechos, pero esta operación generó malestar en la Policía autonómica, ya que también había realizado sus propias pesquisas.

Erkoreka confirma a la Cámara que la unidad de delitos ambientales de la Ertzaintza "abrió una investigación" tras tener conocimiento del vertido, que ocurrió el 9 de mayo de este año. Se abrieron unas diligencias con código 163A2000029 y se enviaron al juzgado de Donostia que analiza lo ocurrido, la sala de instrucción número 5. El 17 de septiembre se hizo pública la actuación del Seprona bajo el nombre de 'operación Amonio' y, ese mismo día, fuentes del cuerpo autonómico se quejaron en este periódico de la "invasión competencial". La Ertzaintza -alegaban- es la Policía integral de Euskadi y tiene competencias exclusivas en al investigación de delitos intracomunitarios. Sin embargo, el cronograma expuesto por el consejero de Seguridad en el Parlamento indica que, unos días después, el 6 de octubre, el juzgado de Donostia "adjudicó" la causa a la Guardia Civil. No se dan más detalles y se apela a que solamente el juzgado puede revelar los contenidos del sumario.

Dice la Ertzaintza que su unidad especializada "no ha trabajado en investigaciones conjuntas" con el Seprona salvo en una ocasión. Fue en marzo de 2020 y se trataba de una operación tras la aparición de animales envenenados en Arrazua-Ubarrundia, un municipio de Álava. Participaron también la Policía Municipal de Vitoria y guardas forestales de la Diputación. Nuevamente, la Fiscalía optó asignar finalmente el caso "en exclusiva" a la Guarda Civil.

Etiquetas
Publicado el
6 de noviembre de 2020 - 20:20 h

Descubre nuestras apps

stats