La portada de mañana
Acceder
El PP desprecia el órdago de Vox y le fuerza a dar marcha atrás en su plan de "ruptura"
Contrastes de la pandemia: de la falta de restricciones al toque de queda
Opinión - ¿Sucede lo de España en algún otro país?, por Rosa María Artal

Veterinarios alertan de varios brotes de tos entre perros de Euskadi, que obliga a aislar a los animales contagiados

Personas paseando a sus perros.

Veterinarios de varias localidades vascas han detectado brotes de 'tos de las perreras'. Es una infección que puede provocar tos profunda y seca, además de arcadas, estornudos, resoplidos, náuseas o vómitos en los perros. El pasado mes de mayo, el brote llegó al municipio vizcaíno de Mundaka, mientras que en las últimas semanas multitud de casos han aparecido en Llodio. No es transmisible a humanos.

La principal bacteria implicada en esta enfermedad es la llamada 'Bordetella bronchiseptica'. Los animales la contraen cuando uno de los perros infectados estornuda o tose. Es común que ocurra cuando grandes cantidades de perros están en contacto entre sí, como puede llegar a ocurrir en perreras -de ahí el nombre-, residencias caninas o en parques en los que muchos animales juegan juntos o comparten juguetes. Es más frecuente que tenga lugar en verano, cuando se sale más a la calle o se deja al perro en una residencia al marchar sus dueños de vacaciones. Cuando un perro se contagia de esta enfermedad, los agentes infecciosos dañan e irritan la mucosa de su tráquea y del tracto respiratorio superior, lo que le provoca tos.

El Ayuntamiento de Mundaka ha publicado un bando alertando a sus vecinos de que "muchos perros" de esa zona "presentan dicha enfermedad que es extremadamente contagiosa solo entre perros" y aconsejan aislar al animal contagiado, evitar el ejercicio físico del perro -puesto que esto puede llegar a agravar su enfermedad y que aumente la tos-, evitar fumar cerca del perro, extremar su higiene y cambiar el collar por un arnés, puesto que a la hora de estirar de la correa se le podría dañar más la zona de la laringe y producirle más tos.

Desde el Colegio de Veterinarios de Bizkaia, señalan que aunque se trate de una bacteria que provoca síntomas leves, se puede llegar a agravar. Sin embargo, apuntan que lo "más normal" es que llegue a controlarse. Con respecto a los efectos, también añaden que pueden ser "más manifiestos" dependiendo del tamaño del perro.

¿Cómo se cura la 'tos de las perreras'? El tratamiento se basa en un antibiótico para tratar las infecciones bacterianas y antitusígenos, broncodilatadores y antiinflamatorios para aliviar la tos. Existe una vacuna para prevenir los efectos de la enfermedad, pero no evita el contagio, solo los síntomas. La vacuna cuenta con dos presentaciones, una nasal y otra subcutánea.

A pesar de ello, desde el Colegio de Veterinarios de Bizkaia apuntan que lo más importante es "el día a día del perro contagiado", debido a la facilidad que tiene la enfermedad de propagarse. Para evitar que más perros la contraigan, lo principal es evitar el contacto entre los animales. Cabe destacar, además, que la 'tos de las perreras' tan solo se trasmite entre perros. No afecta a otros animales como gatos o roedores ni tampoco a los humanos.

Etiquetas
Publicado el
27 de junio de 2021 - 21:30 h

Descubre nuestras apps