Feijóo se alinea con Stellantis contra los planes del Gobierno para implantar el coche eléctrico

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en una imagen de archivo durante una visita a la planta de Stellantis en Vigo.

Beatriz Muñoz


1

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, comparte todas las críticas hechas por el consejero delegado de Stellantis, Carlos Tavares, a los plazos y planes para implantar el coche eléctrico en la Unión Europea y, en concreto, en España: “No puedo estar más de acuerdo en todo lo que dijo”. Se refiere a una entrevista que el CEO del grupo automovilístico -propietario de tres fábricas en España, entre ellas la antigua PSA Peugeot-Citröen de Vigo- concedió a varios medios -El Mundo, en España-, en la que ha considerado que el Gobierno no está reaccionando rápido y que puede “perder” el éxito de las últimas dos o tres décadas en este sector.

España necesita instalar más de 36.000 cargadores al año hasta 2030 para consolidar el coche eléctrico

España necesita instalar más de 36.000 cargadores al año hasta 2030 para consolidar el coche eléctrico

La propuesta de la Comisión Europea es que desde 2035 dejen de venderse coches de motor de combustión. Tavares asegura que la electrificación es la elección hecha por los políticos, pero no por la industria y Feijóo concuerda. “Es sorprendente que los políticos le digan a un panadero cómo tiene que hacer el pan”, dijo en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal de su gabinete. Opina el presidente gallego que se pueden determinar las “características de las emisiones”, pero censura que “se imponga un sistema único, con un plazo único y que ponga en cuestión a toda la industria española”. “Es una decisión política que no hemos compartido nunca”, recalcó. Puso en duda que los plazos se puedan cumplir y cuánto contaminará la nueva tecnología y si los precios serán asumibles para los consumidores.

También cargó contra otra de las decisiones del Gobierno central para avanzar en la consolidación del coche eléctrico, la de formar un consorcio público-privado con Seat e Iberdrola para poner en marcha una fábrica de baterías, la primera de España. Feijóo ha defendido la candidatura de Stellantis para este proyecto y ha criticado que la empresa no recibiese una llamada del Ministerio de Industria. “Es una enorme discriminación y una cacicada”, afirmó.

El presidente gallego lanzó también una advertencia: el sector de la automoción está en una situación “crítica”, a su juicio, y no conviene “jugar”: “Si cae la automoción, Galicia tiene un problema económico de primer nivel”. Las medidas de la Xunta se han concretado en ir “advirtiendo” a los ministerios de Industria y Transición Ecológica sobre la situación en conversaciones “privadas”, explicó Feijóo, que insistió una última vez en su respaldo a la visión del CEO de Stellantis: “Estoy más a favor de la política de automoción del señor Tavares que de la del Gobierno”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats