Feijóo reconoce el error de la Navidad: "Hubiera sido mejor no hacer ninguna aproximación familiar"

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. EFE/Lavandeira jr/Archivo

Quién hubiera dicho que la 'Operación Salvar la Navidad' se iba a saldar con el mayor dato de contagios de toda la pandemia en Galicia. Pese a que la recomendación de la Xunta en esos días fue la de evitar reuniones de no convivientes, el Gobierno de Feijóo abrió 60 ciudades perimetradas y permitió celebraciones familiares con miembros de varios núcleos distintos. Con los datos sobre la mesa, el Gobierno gallego entona ahora un tímido reconocimiento del error, aunque mantiene la carga de la culpa en los ciudadanos que apostaron por cumplir con las prohibiciones pero desoír las recomendaciones. Durante una entrevista en la Cadena Ser, Alberto Núñez Feijóo ha asegurado lo siguiente: "Por supuesto que hubiera sido mejor no hacer ninguna aproximación familiar en Navidad"

El relax navideño arrastra a Galicia a su peor dato de toda la pandemia con casi mil contagios en un solo día

El relax navideño arrastra a Galicia a su peor dato de toda la pandemia con casi mil contagios en un solo día

Según el presidente de la Xunta, la decisión de permitir las reuniones familiares durante las pasadas celebraciones partió de un acuerdo que se tomó en toda España y que, en el caso de Galicia, estaba avalada por los datos: "La comunidad lo que hizo de acuerdo a los datos que tenía fue hacer las cosas de la forma más razonable y proporcional posible", aseguró el presidente de la Xunta durante la entrevista.

Las reflexiones llegan después de cinco días consecutivos con niveles de contagios por encima de los 600 diarios y después de que las cifras comunicadas este sábado marcasen el récord de infectados de toda la pandemia, con 914 infectados en un solo día.

La reflexión trasladada por el presidente gallego contrasta con el primer intento de su departamento de culpar a la celebración de botellones ilegales como causantes de la alta cifra de contagios que se derivan del relax navideño. La Xunta baraja ahora apostar por medidas más restrictivas, como nuevas limitaciones al comercio.

Por el momento, las medidas adoptadas suponen buscar de nuevo la solución al aumento de contagios echando el cerrojo sobre la hostelería. Ciudades como Santiago o A Coruña han vuelto a ver como sus bares y restaurantes sufrían la prohibición de trabajar con normalidad en el interior de los locales limitando la actividad a quien pueda desempeñarla desde las terrazas o dándole salida con los servicios para recoger y consumir en domicilio.

Feijóo descarta por ahora un confinamiento domiciliario "general" de la población, en la línea de lo que piden comunidades como la vecina Castilla y León, si bien ha añadido que "no se sabe lo que puede ocurrir a finales de enero".

"No podemos saber si esta tercera ola trae causa de las fiestas navideñas, y en ese caso podíamos controlarla, o si por el contrario podía traer causa de otras cuestiones. En ese caso, sería más preocupante", ha explicado Feijóo.

Etiquetas
Publicado el
10 de enero de 2021 - 18:48 h

Descubre nuestras apps

stats