Si estás harto de políticos, ¿dejarías tu voto en manos de una aplicación y un ingeniero?

¿Y si un programa quitara el asiento a un congresista?

De entre todas las profesiones, aunque todas conlleven ciertos riesgos, algunas merecen más que otras el calificativo de arriesgadas. Como ejemplos, bien cabe citar a un domador de leones, un especialista cinematográfico en escenas de riesgo o un albañil en agosto. Y también, por qué no, el trabajo de un político.

Porque gobernar un país no es una tarea fácil, y menos cuando la clase política goza de tan nimio prestigio social. En enero supimos que los españoles cifran en un triste 1,9 su confianza en sus representantes. Y esto no ocurre únicamente en nuestro país: instituciones internacionales como el Parlamento Europeo o Naciones Unidas no se libran del escrutinio de los ciudadanos.

Incluso en los Estados Unidos, que enarbolan a menudo la bandera de guardianes de la democracia, los políticos andan escasos de credibilidad. Al menos eso parece indicar el último invento de un grupo de ingenieros californianos: PlaceAVote, un programa que aspira a permitir que cada ciudadano vote los proyectos de ley directamente, sin cedérselo a un representante sentado en el Congreso.

No es que en el asiento vayan a poner un ordenador o que lo vayan a dejar vacío. En el lugar que habitualmente ocupa el congresista habrá una persona elegida por la propia herramienta. La aplicación ya cuenta con dos candidatos que desean presentarse por los distritos 16 y 22 de California a las elecciones de 2016, y tienen planes de montar candidaturas en otras 20 ciudades como Nueva York, Seattle o San Francisco.

Un Reddit muy político

Los dos candidatos que ya persiguen ocupar el asiento de un político en la Cámara de Representantes se llaman Job Melton y John Catano. Ninguno de los dos ha estudiado derecho o ciencias políticas. Lo suyo es la programación, el 'software' y el código. Pero, tal y como señalan desde PlaceAVote, están "comprometidos con la democracia" y creen "que la influencia de un político no debe ser comprada”.

El funcionamiento del programa tiene mucho que ver con el sistema de Reddit, el conocido agregador estadounidense. Para participar, el ciudadano debe registrarse en la página y esperar a que se hagan las comprobaciones pertinentes y su nombre se incorpore al listado. Será entonces cuando tendrá la posibilidad de votar cualquier proyecto de ley antes de que los diputados hagan lo propio en la Cámara de Representantes.

La votación online termina quince minutos antes de que los congresistas comiencen a votar la ley. Una vez que todos los usuarios han tomado su decisión, se transmite a los representantes 'ingenieros' - que han sido elegidos de forma aleatoria por el sistema de cara a los comicios -, y ellos se encargan de expresar el parecer de la comunidad en el Congreso.

Aunque todo esto suene a gloria en los tiempos que corren, el programa no ha visto la luz exento de polémicano ha visto la luz exento de polémica. El pasado mes de mayo, Futurist Party, un joven partido político estadounidense que aboga por la internet abierta, la libertad científica, la exploración espacial y el código abierto, moderó una conversación entre los creadores de PlaceAVote y los usuarios de Reddit.

Y en ella afloraron bastantes dudas. ¿Dónde queda la privacidad a la hora de votar un proyecto de ley? ¿Cómo nos aseguramos de que ningún ciberdelincuente o gran empresa puede manipular la votación que se produce en la herramienta?

De acuerdo con los desarrolladores de PlaceAVote, ninguna de estas dos cuestiones constituye un problema, ya que el programa cuenta con el mismo sistema de seguridad que emplean las instituciones financieras.

Tomarlo con precaución

¿Qué sucedería en España si surgiera una herramienta como PlaceAVote? ¿Tendría cabida en nuestro país? ¿Sería recomendable sustituir a un diputado por un ingeniero que elige una herramienta informática?

José Antonio Gómez Yáñez, director del Instituto de Política y Gobernanza de la Universidad Carlos III de Madrid, considera “recomendable” que los ciudadanos puedan participar en el proceso legislativo, pero también nos habla de tres limitaciones. En primer lugar, "hay que diferenciar lo que es una decisión legislativa de la técnica legislativa. Las leyes no son simplemente una manifestación de la voluntad, sino que son documentos complicados”.

Además, el experto recuerda que gobernar una nación no es un juego de niños. “No es elegir lo que más te gusta. Gobernar implica tomar decisiones que no gustan y decisiones, además, que son parte clave. Nadie votaría a favor de las leyes fiscales porque viviría mucho mejor sin impuestos". Un otro ejemplo: "todos viviríamos mucho mejor seguramente sin presupuesto de defensa”, pero eso seguramente no es factible.

Por otra parte, habría que tener mucho cuidado con los 'lobbies'. “Aunque ese tipo de iniciativas parezcan muy simpáticas, lo cierto es que puede acabar siendo comprado por grupos de presión organizados que podrían influir y negociar en detrimento de los ciudadanos”.

Una opinión parecida sostiene Pablo Oñate, profesor de Ciencias Políticas de la misma universidad madrileña. “Un mecanismo que permita que los ciudadanos voten podrían estar bien si, efectivamente, todos los ciudadanos van a votar, y si todos los ciudadanos que van a votar están previamente informados, pero esto sabemos que es una quimera”.

Oñate va más allá cuando asegura que la herramienta podría ser empleada para manipular la opinión pública. A su juicio, el programa se asemeja al mecanismo que se emplea en los referendos, consultas en las que, según el experto, se ha comprobado que es posible ejercer manipulación.

A todo ello, Oñate suma otra cuestión: “Esa máquina no rinde cuentas y la rendición de cuentas es un mecanismo fundamental de la democracia. ¿A quién le exiges responsabilidades después tú como ciudadano o ciudadana?”.

Habrá que esperar a 2016 para saber si PlaceAVote consigue sentar en el Congreso a algún representante elegido por la plataforma. Tiempo suficiente para que los políticos de toda la vida encuentren la forma de recuperar la confianza de los ciudadanos. Otra cosa es que estén dispuestos a intentarlo...

---------------

Las imágenes de este artículo son propiedad, por orden de aparición, de Ryan Neuls, Patrick Feller, Matt Grommes, Vox Efx, Paige, Joanna.

Etiquetas
Publicado el
3 de julio de 2014 - 11:00 h

Descubre nuestras apps