Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Catalunya se encamina a un primer pleno de investidura como cuenta atrás electoral
La frustración de la derecha agrava el choque entre poderes, por Esther Palomera
OPINIÓN | 'Una desgracia llamada Macron', por Enric González

Polémica por la iluminación de un monolito franquista en Palma

El monolito de Sa Feixina.

elDiario.es

Europa Press —

0

La Vicepresidencia del Govern y Conselleria de Memoria Democrática ha convocado de urgencia una reunión extraordinaria para analizar la iluminación del monumento franquista de Sa Feixina (Palma), que fue construido por el franquismo para glorificar la tripulación del 'Crucero Baleares', responsable del bombardeo de la población civil en la carretera de Málaga a Almería en 1937.

En un comunicado, desde el Govern han resaltado que Sa Feixina es un monumento contrario a la memoria democrática. El Ejecutivo balear ha reclamado al Estado que lo declare como tal en reiteradas ocasiones, incluyendo una enmienda al texto de la ley de memoria democrática estatal, que fue finalmente rechazada.

El vicepresidente del Govern y conseller Juan Pedro Yllanes ha lamentado que la iluminación de Sa Feixina haya coincidido prácticamente con el aniversario de lo que se conoce como la 'Desbandá', un bombardeo franquista sobre población civil en el que participó el Crucero Baleares, al que rinde homenaje el monumento.

“No ha sido la mejor idea que ha tenido la regidora de Infraestructuras del Ayuntamiento de Palma”, ha apuntado en declaraciones a los medios el responsable de Memoria Democrática del Govern. “Sa Feixina tiene que desaparecer de nuestras vidas”, ha concluido Yllanes.

El monumento fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC) por la Justicia y la asociación Memoria de Mallorca presentó un recurso de amparo que ha sido admitido a trámite por el Tribunal Constitucional para suspender dicha declaración hasta que no haya una resolución en firme.

El Ayuntamiento dice que ilumina la fuente

El Ayuntamiento de Palma, por su parte, ha negado que haya intención ninguna de ensalzar el monolito de Sa Feixina y dice que se ilumina por las noches, como se hace con otras 25 fuentes de la ciudad.

En un comunicado, el Consistorio ha explicado que se ha “puesto al día” la fuente del parque de Sa Faixina íntegramente y se ha cambiado la iluminación, de la misma manera que se ha hecho, gracias al nuevo contrato, con otras 25 fuentes. Cort ha insistido en que lo que se ilumina es la fuente, como ya se hacía antes de la obra.

Además, Cort ha aclarado que un problema en el programa informático ha hecho que los focos del alumbrado de la fuente de Sa Feixina proyectasen colores, en vez de color neutro. Una vez revisado el alumbrado, se ha detectado un problema técnico, que consiste en que los focos no responden al programa informático. De este modo, en lugar de proyectar el color neutro, tal y como marca el programa, se bloquean y no reciben la orden informática correcta y proyectan otros colores.

Hila: “No es una iluminación especial”

El alcalde de Palma, José Hila, ha negado que haya una “iluminación especial” en el monolito y ha recalcado que “si no estuviese sería lo mejor para Palma por lo que representa”.

Según ha explicado el alcalde en una rueda de prensa, la iluminación de ese monolito no es “algo extraordinario, sino que forma parte del contrato para iluminar las fuentes de la ciudad”. “La iluminación se está cambiando en todas, pero no es nada especial, son luces blancas”, ha aseverado.

Con todo, ha negado que se haya resaltado desde el Ayuntamiento porque “es fascista”, ha dicho. Sin embargo, ha continuado, “hay una sentencia que hace que no se pueda derribar”.

Truyol: “Es un contrasentido”

La regidora de Modelo de Ciudad, Vivienda Digna y Sostenibilidad de Palma, Neus Truyol (MÉS-Estimam Palma), considera “un contrasentido” dotar de iluminación específica al monolito de Sa Feixina y ha reivindicado su retirada.

Preguntada por este asunto en una rueda de prensa, Truyol ha indicado que desde MÉS ya han pedido a sus socios que se rectifique y se elimine la nueva iluminación. Para la concejal ecosoberanista, dotar de iluminación especial el monumento “contraviene todo lo que se está haciendo” en materia de memoria democrática.

Truyol ha defendido que el parque y la fuente deben tener una iluminación suficiente para que garantizar que sea “un espacio seguro”, pero no el monolito, “que es un monumento fascista y el futuro que debe tener es su desaparición”, ha sentenciado.

La concejal ha considerado que la retirada de la iluminación “no es una opinión de un partido”, sino que va en la línea de la normativa de memoria histórica que se ha ido aprobando en los últimos años. Dado que el PSIB apoyó e impulsó esas leyes, Truyol ha apuntado que entiende que lo ocurrido es “un error” y que “rectificarán”.

La regidora de MÉS también ha recordado que el equipo de gobierno es partidario del derribo del monumento, pero “hay circunstancias que lo impiden”, en alusión a las resoluciones judiciales: el Tribunal Supremo ratificó en octubre la protección del monumento de Sa Feixina como bien catalogado.

“No entiendo que se ilumine como si fuera un monumento a destacar”, ha dicho Lluís Apesteguia, candidato de Més per Mallorca al Govern.

Podemos habla de falta de respeto a las víctimas

Por su parte, desde Podemos Palma han exigido la retirada de las luces del monolito “por respeto a las víctimas y la familias”. Asimismo, han pedido “disculpas públicas a las familias por este hecho lamentable” y que se consensue “cualquier actuación futura con las familias y asociaciones de memoria”.

Igualmente, la coordinadora autonómica de Podemos Balears, Antònia Jover, ha subrayado que iluminar este monumento “a la gloria franquista de Sa Feixina es una ofensa a las víctimas, a sus familias y a las personas que contribuyen a que no caigan en el olvido”.

Por último, el secretario autonómico de Memoria Histórica, Jesús Jurado, ha calificado el hecho como un “despropósito” y ha resaltado que “respetar los derechos humanos implica derribarlo, no resaltar la ofensa”.

Etiquetas
stats