La portada de mañana
Acceder
Los médicos avivan las protestas y señalan el “punto crítico” de la sanidad pública
Guinea Ecuatorial: “En España hay gente poderosa que sostiene a Obiang”
OPINIÓN | "Reprobar a Montero y callar ante Ayuso", por Esther Palomera

Al menos 37 muertos, entre ellos 22 niños, en un tiroteo contra una guardería en Tailandia

Agentes de policía armados montan guardia mientras los familiares de las víctimas de un tiroteo masivo se reúnen en una guardería en la provincia de Nong Bua Lamphu, en el noreste de Tailandia, este jueves.

elDiario.es / EFE


0

Al menos 37 personas han muerto, entre ellas 22 niños, y 12 han resultado heridas en un tiroteo masivo en una guardería infantil en la ciudad de Uthai Sawan, al noroeste de Tailandia, según el portavoz de la policía Archayon Kraithong, en declaraciones recogidas por la agencia AP.

El atacante era un expolicía que mató a su esposa e hijo antes de suicidarse. Según la policía, el sospechoso había sido dado de baja del cuerpo por motivos relacionados con las drogas.

El portavoz de la policía, Paisal Luesomboon, dijo a la emisora ThaiPBS que el hombre había estado en una audiencia judicial en relación con un caso de drogas este jueves y después había ido a la guardería a por su hijo, pero el niño no estaba allí.

“Ya estaba estresado y cuando no pudo encontrar a su hijo se estresó más y empezó a disparar”, dijo Paisal, añadiendo que luego había conducido hasta su casa y había matado allí a su mujer y a su hijo antes de quitarse la vida. El expolicía también uso un cuchillo para atacar a las víctimas, informó el portavoz.

Unos 30 niños se encontraban en el centro cuando el atacante entró alrededor de la hora del almuerzo, dijo a Reuters la funcionaria del distrito Jidapa Boonsom. Según Jidapa, el hombre disparó primero a cuatro o cinco miembros del personal, incluida una profesora embarazada de ocho meses. “Al principio la gente pensó que eran fuegos artificiales”, dijo la funcionaria.

“Es realmente impactante. Estábamos muy asustados y corrimos a escondernos una vez que supimos que había disparos. Han matado a tantos niños, nunca he visto nada igual”, añadió. Según Jidapa, el atacante entró por la fuerza en una habitación cerrada donde había niños durmiendo.

Familiares de las víctimas se dirigieron al recinto que fue acordonado por la policía, y muchos de ellos sucumbieron a la desesperación, según se aprecia en imágenes y vídeos que circulan en las redes sociales.

El primer ministro del país, Prayut Chan-ocha, ha expresado sus condolencias a las familias y ha ordenado investigar el “horrible” tiroteo masivo.

Los tiroteos masivos en Tailandia son raros, pero en 2020 un soldado mató al menos a 29 personas e hirió a 58 en un alboroto que abarcó varios lugares, incluido un campamento militar y un gran centro comercial en la provincia nororiental de Nakhon Ratchasima.

El mes pasado, un oficial de policía mató a tiros a dos colegas e hirió a otro en la Escuela de Guerra del Comando de Entrenamiento del Ejército en Bangkok.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats