Al menos cuatro muertos al arrollar un coche una celebración de carnaval al sur de Bélgica

Al menos 4 muertos al arrollar un coche a un grupo al sur de Bélgica

EFE

Bruselas —

0

Al menos cuatro personas han fallecido tras embestir un vehículo a un grupo que celebraba el carnaval esta madrugada en la localidad de Strépy-Bracquegnies, al sur de Bélgica, informaron las cadenas francófonas RTBF y RTL. La Policía local rebajó a cuatro la cifra dada inicialmente de cinco muertos, e informó igualmente de 7 heridos graves y 15 leves, de acuerdo a la RTBF.

La Policía ha arrestado a dos sospechosos tras el atropello, las personas que viajaban en el vehículo implicado. El alcalde de la ciudad, Jacques Gobert, activó el plan de catástrofes. “Un coche que iba a toda velocidad arrolló a la multitud que se había reunido para ver la recogida de Gilles. El conductor siguió su camino, pero lo interceptamos”, indicó el regidor en declaraciones que recoge el diario 'Le Soir'.

De acuerdo con los testigos, sobre las 5.00 un vehículo “surgido de la nada” arrolló a varias decenas de personas que acompañaban a un grupo de Gilles, un personaje tradicional del carnaval de Binche (cuya celebración ha sido reconocida como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO) y de otras localidades del sur de Bélgica.

Un polideportivo como centro de emergencias

Al lugar llegaron ocho ambulancias para socorrer a los heridos y se ha habilitado el polideportivo de la ciudad como centro de emergencias, en el que una célula de psicólogos atiende a las personas que asistían a esta celebración de carnaval.

“No hay palabras, es el horror. Llegar al lugar de los hechos tiempo después de la catástrofe, ver esos cuerpos esparcidos por la carretera, gente sufriendo... No puedes imaginar que esto pueda existir y, por desgracia, es lo que está ocurriendo. No hay palabras, es dramático”, indicó Gobert.

El presentador de la RTL Fabrice Collignon, que participaba en las celebraciones, relató que el grupo, de unas 150 personas según él, hacía su recorrido por la ciudad cuando de pronto “oímos un gran ruido procedente de la parte trasera y el coche se estrelló literalmente contra el grupo de personas”.

“Fue una escena que nunca pensé que vería en mi vida. El coche aceleró y cuando nos dimos cuenta de que algo estaba pasando, todos estaban en el suelo. La gente gritaba. Había música y sonrisas y tres segundos después, gritos. Fue horrible”, describió.

La ministra belga del Interior, Annelies Verlinden, se ha puesto en contacto con el alcalde, entre otras cosas, para saber si se puede descartar un atentado terrorista.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats