La izquierda francesa rechaza la idea de Anne Hidalgo de unas primarias entre los candidatos progresistas

La alcaldesa de París y candidata socialista Anne Hidalgo.

EFE


3

La propuesta de la alcaldesa de París y candidata socialista a la presidenciales del próximo año, Anne Hidalgo, de organizar unas primarias entre los pretendientes de izquierdas para evitar la fragmentación y el fracaso que auguran los sondeos en las próximas elecciones ha recibido un rechazo casi generalizado de los posibles interesados.

Varios responsables de la Francia Insumisa (LFI) que presenta como candidato a las presidenciales a Jean-Luc Mélenchon, y que es de toda la izquierda el que tiene mejores intenciones de voto (en torno al 8%), han descalificado la iniciativa presentada por Hidalgo, que atribuyen a sus más que discretas perspectivas, si se atiende a las encuestas.

La alcaldesa de París propuso al resto de los postulantes de izquierda organizar unas primarias abiertas y que los perdedores respalden al ganador de cara a las presidenciales.

“Esta izquierda fracturada, que desespera a muchos ciudadanos, tiene que unirse para poder gobernar”, ha dicho Hidalgo en una entrevista este miércoles en la televisión TF1.

“Ha llegado el momento de unirse, no podemos seguir perdiendo tiempo”, ha dicho la candidata socialista, a la que las encuestas sitúan por debajo del 5% en las intenciones de voto a menos de cinco meses para las presidenciales del próximo abril.

El diputado y portavoz de LFI, Alexis Corbière, ha hecho hincapié en que la alcaldesa de París había dicho primero este miércoles que estaba en contra de una unión artificial de la izquierda y pocas horas después se lanzaba a proponer esa primaria.

“Uno se pierde”, ha señalado Corbière en su cuenta de Twitter, al insistir en que Hidalgo anunciaba por la noche “exactamente lo contrario de lo que había declarado por la mañana”.

Éric Coquerel, otro de los diputados de LFI con más peso, ha hecho notar en la emisora France Info que “si hay varias candidaturas, es que hay varios proyectos, como ocurre en la derecha”. Con ironía ha añadido que “si el Partido Socialista (PS) quiere apoyarnos, no tengo problemas”.

“Anne Hidalgo no puede proponernos la máquina de perder que el PS inauguró en 2016”, ha comentado en referencia a las primarias que los socialistas organizaron entonces y que dieron la victoria a Benoît Hamon, que luego obtuvo en las presidenciales el peor resultado de la formación, un 6,35% en la primera vuelta.

Caída en los sondeos

El candidato ecologista, Yannick Jadot (7% en las encuestas), ha replicado a la candidata socialista que no participará en una primaria de la izquierda y ha considerado que esa iniciativa es un intento para “salir del callejón con una idea sorpresa”.

Una alusión al hecho de que Hidalgo en las últimas semanas ha caído todavía más en los sondeos, que le dan menos del 5% de las intenciones de voto. Si baja de dicho porcentaje, el Estado no le reembolsaría siquiera los gastos de campaña.

El candidato comunista, Fabien Roussel, también le ha dicho no a la cabeza de cartel socialista en France Info: “No es la solución. Una primaria arregla el problema de la persona, pero no es la persona lo que hay que encontrar, sino sobre qué base nos unimos”.

El único que ha saludado la idea de Hidalgo es el exministro socialista y también candidato, Arnaud Montebourg (2% en las encuestas), que unas horas antes de que la alcaldesa de París sugiriera organizar unas primarias de la izquierda había dicho que estaba dispuesto a retirarse en favor de “un proyecto común” y un “candidato común”.

El último presidente socialista de Francia, François Hollande (2012-2017) ha querido puntualizar por su parte que una candidatura de unión de la izquierda “solo tiene sentido si hay un programa común”.

Hidalgo no ha especificado a quien se dirige su llamamiento a la unidad, pero ha asegurado que ella se presentaría a esas primarias para “hacer escuchar la voz de una mujer de izquierdas, socialdemócrata, ecologista y con experiencia de unión”.

Alcaldesa de París desde 2014, en coalición con comunistas y verdes, Hidalgo, nacida en la localidad española de San Fernando hace 62 años, ha asegurado que la alternativa a esa unión es ver enfrentarse “a dos versiones de la derecha que destruyen servicios públicos y no asumen la ecología”.

Los sondeos dan la victoria a Macron

Los sondeos auguran una victoria en la primera vuelta del actual presidente, Emmanuel Macron, mientras que su rival para la segunda puede ser la ultraderechista Marine Le Pen o la conservadora Valérie Pécresse.

El candidato de izquierda mejor posicionado es el líder de La Francia Insumisa, Jean-Luc Mélenchon, con el 8% de las intenciones de voto, muy lejos de la segunda vuelta, por delante del ecologista Yannick Jadot, con el 7%.

El exministro de François Hollande Arnaud Montebourg, que había presentado una candidatura disidente y que tiene un 2% de las intenciones de voto, también ha hecho un llamamiento a la unión de la izquierda y ha propuesto retirar su candidatura si se consigue. El comunista Fabien Roussel apenas obtiene un 1% de los sufragios, según los sondeos.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats