The Guardian en español

El refugiado del selfie con Merkel demanda a Facebook por permitir "noticias falsas" con su imagen

El propio Anas Modamani subió la instantánea a su Facebook el día que conoció a "la jefa de Alemania" // Facebook: Anas Modamani

Un refugiado sirio famoso por hacerse un selfie con Angela Merkel en otoño de 2015 llevará a Facebook a juicio. Al parecer, la compañía no tomó las medidas suficientes contra lo que para él son publicaciones difamatorias que reproducen "noticias falsas" utilizando su fotografía. Facebook ha sido citado ante un tribunal del distrito de la ciudad del sur de Alemania de Würzburg. Este podría ser un caso histórico, ya que el gobierno busca maneras de hacer que las compañías de Internet sean más responsables por el contenido que se publica en sus plataformas.

3.000 manifestantes de extrema derecha muestran músculo en Berlín contra los refugiados

3.000 manifestantes de extrema derecha muestran músculo en Berlín contra los refugiados

Anas Modamani tiene 19 años y es de Daraya, un suburbio de Damasco. Modamani se hizo un selfie con Merkel durante una visita a un albergue para refugiados en el distrito berlinés de Spandau el 10 de septiembre de 2015. Días después, la imagen que se hizo con su móvil y las que hicieron las agencias mientras se había el selfie sirvieron para acompañar noticias sobre la respuesta alemana a la crisis de refugiados.

Sin embargo, desde entonces las fotografías han aparecido con frecuencia en publicaciones en las redes sociales asegurando que, tras la foto con la canciller, Modamani ha estado involucrado en actividades terroristas o criminales.

En marzo de este año, numerosos posts y artículos identificaron erróneamente a Modamani como Najim Laachraoui, uno de los terroristas implicados en los bombardeos de Bruselas. También aparecieron posts similares después de un intento de ataque con bomba en Ansbach, Alemania, en julio.

Durante las navidades, un post de Facebook utilizó falsamente el selfie en cuestión asegurando que Modamani era parte del grupo que había prendido fuego a un hombre sin hogar mientras dormía en una estación de metro de Berlín. Los verdaderos sospechosos –seis solicitantes de asilo sirios y uno libanés– se entregaron después a la policía.

En otro post, utilizaron la foto de Merkel y Modamani para hacer un montaje en el que aparecían en otra fotografía del camión que se utilizó para perpetrar el ataque contra el mercado navideño de Berlín, acompañado de la fase: "Son muertos de Merkel".

El abogado de Modamani, Chan-jo Jun, asegura: "Cada vez que pasa algo que tiene que ver con refugiados, lo utilizan como un icono, como el modelo de refugiado de Merkel y lo salpican con todo tipo de actos criminales".

Cuenta también que el post original sobre el incendio provocado había sido compartido por unos 500 usuarios aproximadamente. Probablemente llegó a alcanzar a un rango de entre 25.000 y 50.000 personas. Uno de los comentarios en la publicación amenazaba a Modamani de forma muy violenta: "En vez de eso, son ellos los que deberían prenderse fuego".

"Ahora Anis Modamani se está defendiendo utilizando sus derechos individuales. Ninguna persona tiene que soportar la difamación y las insinuaciones de ese tipo", apunta Jun.

Ya se han solicitado medidas cautelares contra la filial de Facebook en Europa, Facebook Ireland Ltd, y contra un político ultra del partido Alternativa por Alemania que compartió la imagen vinculando a Modamani con el incendio en su página de Facebook y se negó a eliminarla.

Desde entonces Facebook ya ha bloqueado la imagen retocada del camión en Alemania y ha eliminado la imagen original que le relacionaba con el incendio premeditado. Sin embargo, Jun asegura que la compañía ha fracasado a la hora de eliminar otros posts de la última imagen a pesar de los repetidos intentos de comunicárselo a los moderadores.

"Recibimos una solicitud de retirada de parte del señor Jun denunciando que un elemento específico de contenido de nuestra plataforma viola los derechos personales del señor Modamani. El acceso a este contenido se deshabilitó rápidamente, por lo que no creemos que haya ningún fundamento para que solicite una medida cautelar".

El tribunal de Würzbug ha programado una audiencia pública para el 6 de febrero para decidir si debe notificar medidas cautelares contra Facebook en Europa. El portavoz de la compañía no ha dicho si enviará o no a un abogado a la audiencia.

El caso llega justo cuando el Ministerio de Justicia alemán baraja nuevas leyes para obligar a las compañías a establecer canales claros para registrar quejas y para contratar mediadores con formación jurídica para llevar a cabo la supresión de contenido

Las plataformas online que no cumplan con este tipo de exigencias legales podrían ser castigadas con multas que se calcularían en base a sus volúmenes de negocios anuales o enfrentarse a multas inmediatas de hasta medio millón de euros si se niegan a eliminar posts que violen la legislación alemana contra delitos de odio en 24 horas.

En estos momentos, Modamani está aprendiendo alemán y trabajando en un restaurante de comida rápida en Berlín. Durante una entrevista para Bild publicada en agosto, aseguró que no sabía quién era Merkel mientras se hacía la foto, simplemente intuyó que debía ser alguien importante porque una multitud se agolpaba alrededor suyo. Más tarde, otros sirios le informaron: "Después supe que era la jefa de Alemania".

Traducido por Cristina Armunia Berges

Etiquetas
Publicado el
14 de enero de 2017 - 19:33 h

Descubre nuestras apps

stats