eldiario.es

9

MADRID

Epidemia de robos a diseñadores en Madrid: "Nos han fichado: saben que todos usamos portátiles Mac"

En los últimos meses se han producido robos de portátiles en varios eventos de diseño y tecnología celebrados en distintos espacios de la ciudad

La semana pasada, los organizadores de Double Dot pillaron al ladrón llevándose un portátil en un bolso y lo retuvieron hasta que llegó la policía

"La probabilidad de que haya un MacBook Pro en una mochila dentro de estos eventos es altísima. Han debido de ficharnos", dice una de las organizadoras afectadas

Macbook

El pasado jueves 25 de julio, a eso de las nueve de la noche, en un local a pie de calle en una zona tranquila de Lavapiés, Isabel I. notó algo raro. Estaba con varios compañeros terminando de celebrar Double Dot, un evento sobre diseño, cuando vio a dos hombres que no conocía entrar hasta el fondo de la sala y salir.

"Habíamos controlado la entrada y estas dos personas no habían estado durante el evento. Era ya al final, quedaba menos gente y no me sonaban", explica. "Uno de ellos pasó hasta la cocina. Y yo percibí un movimiento extraño, así que paré a los dos y agarré a uno. El otro se fue en un coche que estaba aparcado fuera". El espacio se llama La Nave Nodriza y funciona como escuela de diseño, aunque también acoge charlas. En esta no había más de 30 personas.

Del bolso del que agarró, una bandolera grande y gris, Isabel sacó un ordenador MacBook (cuyo modelo más barato empieza en 1.250 euros) con una pegatina de Heroku, la empresa en la que trabaja la ponente que habló ese día. Al que se fue en coche no lo pillaron, pero en la cocina del local había una cámara de fotos y otro portátil Mac que también desaparecieron.

"Forcejeamos durante unos segundos y el señor lo negaba todo hasta que Isabel le sacó el portátil de la mochila", añade Manel A., otro de los diseñadores presentes. "El señor se puso muy nervioso. Su primera reacción fue que el portátil era suyo y se lo habíamos sacado de la mochila. Pero tenía la pegatina. Dijimos a todo el mundo que mirara si faltaba algo. Y ahí vimos que faltaban la cámara y el otro Mac".

Clase en La Nave Nodriza, el espacio donde robaron dos portátiles y una cámara y pillaron al ladrón

Clase en La Nave Nodriza, el espacio donde robaron dos portátiles y una cámara y pillaron al ladrón

En ese momento, varios de los asistentes que quedaban -unos ocho- rodearon al tipo, de unos 50 años, lo cogieron para que no se fuera e iniciaron una pequeña negociación.

"Cuando vio que no podía escapar, se apoyó en un coche. Le dimos la opción de llamar a su colega y devolvernos lo robado en vez de llamar a la policía. Estuvo un rato negando que lo conociera: que no venían juntos, que no sabía quién era... Luego nos propuso ir hasta Vallecas para devolvérnoslo. Vimos que no era buena idea y llamamos a la policía". La policía llegó y, según cuentan los presentes, se lo llevó detenido y sin identificar porque no llevaba documentación. La Policía se ha negado a informar de qué pasó después, si quedó en libertad o pasó a disposición judicial.

Google Campus, Matadero, oficinas privadas...

El Double Dot del jueves no es el único acto reciente en el que ha desaparecido un ordenador. La tónica empieza a ser habitual en eventos de diseño y tecnología, pequeños, organizados por diferentes comunidades de diseñadores y desarrolladores en espacios muy distintos de Madrid. En Campus, el espacio para emprendedores que Google tiene en el barrio de Imperial y al que se puede entrar teniendo un carné, ha habido al menos un robo de portátil a un ponente. Como recomendación, explican fuentes de la empresa, "invitamos al organizador a decir por micro que la gente cuide sus objetos. Y tenemos taquillas para que los organizadores guarden sus pertenencias". También han puesto carteles de 'Vigila tus cosas' en la cafetería.

Avisos en Google Campus

Avisos en Google Campus

El primer caso del que tiene constancia el sector es el del pasado mes de noviembre en la CommitConf, un encuentro de software que se celebra en el campus de Montepríncipe de la Universidad San Pablo CEU. Es un evento de pago, grande (2000 personas) al que en principio no se puede pasar sin entrada, aunque siendo una universidad no es muy difícil entrar. Allí desapareció el MacBook Pro de un ponente mientras estaba en el 'stand' de su empresa, justo cuando terminó una conferencia y salieron entre 200 y 300 asistentes de la sala. El joven activó la función 'find my Mac' (encuentra mi Mac), que lo geolocaliza si tiene internet. Pero el ordenador lleva desconectado desde entonces.

"Aún sigo esperando a que avise", cuenta. "Supongo que lo desmontarían o borrarían todo con algún método sin activar la sesión". En este caso, no hubo denuncia y los participantes crearon al día siguiente un 'crowdfunding' para comprar otro ordenador - que hoy lleva con una pegatina con los nombres de todos los que aportaron.

El portátil de Jon, con todos los nombres de quienes participaron en el crowdfunding

El portátil de Jon, con todos los nombres de quienes participaron en el crowdfunding


El resto de encuentros afectados son más pequeños, celebrados en el centro de la ciudad y, en general, con tibios controles de entrada y seguridad. A Lucía G. le ha sucedido tres veces: dos como organizadora y otra en la empresa en la que trabaja, Garaje de Ideas, en marzo, de donde se llevaron otros dos Mac.

En IxDA, su evento de diseño, "nos ha pasado en Matadero y en Spotahome", cuenta. La primera fue en octubre del año pasado, en una de las naves del espacio cultural. "Montamos un sarao abierto. Al principio hubo una persona en la puerta con el Eventbrite [una app para gestionar entradas a la que cada asistente debe mostrar un código QR]. Vimos entrar a tres personas casi al final, que no parecía que vinieran al evento, y nos causó mala impresión. Al terminar, una ponente que dejó su portátil sobre una silla vio que no estaba". Matadero no se hizo responsable y la víctima no puso denuncia. Era el portátil del trabajo y su empresa se lo reemplazó.

El segundo robo en IxDA sucedió en las oficinas de Spotahome, un portal de alquiler de habitaciones, en el distrito de Arganzuela. Esta vez los ladrones no solo se llevaron el ordenador de uno de los asistentes a la charla (mochila incluida): también pasaron por la zona de los trabajadores y robaron varios de sus portátiles. El edificio cuenta con cámaras de seguridad que registraron la entrada y salida de dos personas que llegaron -cuando la charla ya había empezado- con bolsas vacías y se fueron con ellas llenas, junto a una mujer que salió con un abrigo abultado. La empresa lo denunció, pero las imágenes no fueron suficientes al no 'pillar' a los ladrones en acción.


¿Son una banda?

Que todos los eventos en los que han entrado ladrones estén cortados por el mismo patrón -de diseño o tecnología, muchas veces con asistentes en común, gratuitos o al menos baratos y en los que no se controla quién entra todo el rato, solo al principio- ha llevado a los afectados a pensar que se trata de una banda organizada, que ficha encuentros por redes sabiendo el material que encontrará allí. Fuentes policiales indican a eldiario.es que siendo casos aislados, sucedidos en distintos distritos, habría que pedir información sobre todas las denuncias para saber si hay una organización detrás.

"Si tienes mente de ladrón, es sencillo: la probabilidad de que en una mochila dentro de estos eventos haya un MacBook Pro es altísima. Sabes que es MacLandia. Vienen a robar", dice Lucía. Además, gente que ha visto el vídeo de Spotahome y una fotografía del ladrón cazado este jueves en La Nave Nodriza afirma que es la misma persona. También Isabel I. cuenta que a otro evento en abril en Puerta de Toledo, que no tenía nada que ver con diseño pero al que fue alguna gente del sector, acudió uno de los ladrones de La Nave.

"Yo estaba en la puerta. Hubo un señor que venía con otro hombre y una mujer, me dio su nombre, no estaba en lista y le dejé pasar", añade. "Se marcharon pronto. Y ahí desapareció una mochila entera, con portátil, móvil y cámara". Este periódico también tiene constancia de un robo similar en un evento en la Asociación de la Prensa de Madrid de tres portátiles Mac. Los afectados denunciaron y los seguros del organizador y la APM cubrieron los daños.

Los asistentes a este tipo de eventos tratan ahora de expandir el mensaje para que todo el mundo tenga cuidado en los próximos. Lo hacen con disgusto, claro, porque en muchos casos no tienen medios para poner más seguridad. "En los eventos que organiza el BBVA piden DNI, hay seguridad privada... está mucho mejor montado. Pero en la mayoría de los que hacemos nosotros no tenemos medios. Ya es triste que sea necesario", concluye Lucía. "La sensación de impotencia como organizador no mola nada. Tampoco la de desconfianza en algo en lo que la mayoría nos conocemos".

"Somos gente que da por hecho la seguridad. Y estamos en un entorno muy familiar. También se aprovechan de que nos paga el portátil la empresa", concluye Isabel. "Genera una conversación de 'tenemos que protegernos' que no me apetece nada".

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha