Almeida anuncia que peatonalizará la Puerta del Sol sin aclarar el futuro de Madrid Central

El alcalde de Madrid dice que la contaminación debe tener una solución global

El Ayuntamiento de Madrid empieza a desgranar su plan alternativo a Madrid Central sin aclarar qué pasará con el perímetro de restricciones y las multas en vigor. José Luis Martínez-Almeida ha anunciado que su gobierno peatonalizará a lo largo del mandato la Puerta del Sol y su entorno. 

El Gobierno de Almeida reconoce los beneficios de Madrid Central el día que da la orden para desmantelar la medida

El Gobierno de Almeida reconoce los beneficios de Madrid Central el día que da la orden para desmantelar la medida

La “propuesta inicial”, que podrá ampliarse o modificarse, “comprende la peatonalización de la calle de Alcalá hasta Sevilla y el tramo de Mayor de Sol hasta Esparteros”. De momento se está estudiando “la viabilidad” de cerrar también al tráfico la Carrera de San Jerónimo hasta la plaza de Canalejas. 

El Ayuntamiento de Madrid ha ido ganando espacio para el peatón en la emblemática plaza del kilómetro cero y durante el mandato se acometerá la peatonalización completa. Aunque no hay fecha ni presupuesto para ello. Según datos del consistorio, por la zona “se producen 6.800 desplazamientos diarios: 1.100 se corresponden con coches; 4.000 con taxis, de los que el 70% circulan vacíos”.

El alcalde de Madrid ha explicado en un desayuno informativo que primero se abrirá “un concurso internacional de ideas” para el diseño con el colegio de arquitectos. Y que este proyecto forma parte de otras peatonalizaciones que se irán promoviendo a lo largo del mandato y no se han concretado. 

Sin embargo, no ha sido muy claro sobre el futuro de Madrid Central. El alcalde ha confirmado que no descarta mantener restricciones y ha dejado la puerta abierta a rebajar las multas por entrar en el perímetro de bajas emisiones. “El compromiso es reducir el importe de las multas de la ciudad de Madrid y eso no va a afectar a las actuaciones que entroncan con la seguridad vial”, ha justificado el regidor en un desayuno informativo en Europa Press. Martínez-Almeida ha argumentado que en “Madrid Central a veces se entra por error” aunque asume que la contaminación “es uno de los principales problemas”. “Y queremos que deje de serlo”, ha dicho. 

En una exposición difusa, Almeida ha aclarado que no desdeña las sanciones, aunque las reduzca; que no se “ampliará” el cinturón establecido por el anterior equipo de Gobierno y que con las nuevas medidas se permitirá “llegar al distrito centro en coche para dejarlo en un parking”. Este extremo ya está autorizado por la normativa actual siempre que los vehículos dispongan de etiqueta medioambiental. 

Como novedades, el alcalde asegura que el Ayuntamiento está estudiando convertir “plazas de residentes que no se han ocupado en plazas de rotación” y revisando “la política tarifaria para abaratar” los precios y “que sea un incentivo que vayan al centro”. El plan estará listo antes del 30 de septiembre y aún no tiene nombre. “Se admiten sugerencias”, ha apuntado. “No nos hemos centrado en Madrid Central. No ha sido nuestra prioridad en nuestro plan”, ha añadido. 

Almeida también ha confirmado que incluirá en los presupuestos de 2020 una línea anual de subvenciones de 50 millones de euros para la compra de vehículos no contaminantes. “No somos enemigos de los coches, sino de los coches que contaminan. Los coches y la calidad de vida de la ciudad de Madrid no tienen que estar reñidos”, ha sostenido. 

La reducción fiscal, en el aire 

El Ayuntamiento de Madrid también tiene pendiente el estudio de cómo bajar todos los impuestos que prometió en campaña electoral. El alcalde ha asegurado que los madrileños “notarán” las rebajas fiscales el próximo año pero no ha aclarado qué gravámenes reducirá. Y ha argumentado que el “incumplimiento de la regla de gasto” condicionará sus políticas.

“La situación económica no es lo que nos dicen. No es el milagro económico. En este momento hay un incumplimiento de la regla de gasto por valor de 375 millones de euros. Se ha disparado en los primeros seis meses del año por la firma de acuerdos de personal con una serie de subidas que lo único que perseguían era ganar a cualquier coste el Ayuntamiento de Madrid”, ha señalado ante las críticas de Vox en la Comisión de Economía y Hacienda. En este foro, la concejala Engracia Hidalgo confirmó que solo se tocaría el IBI el próximo año sin concretar en qué porcentaje se quedaría. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats