El Ayuntamiento de Madrid impedirá abrir casas de apuestas sin permiso de la Comunidad y las inspeccionará todas

José Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid.

El Ayuntamiento de Madrid corta el paso a la proliferación de las casas de apuestas. El delegado de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes, firmará en los próximos días una nueva instrucción para que la administración local no conceda licencias de funcionamiento a estos locales si no cuentan con la pertinente autorización de la Comunidad de Madrid. Hasta ahora, los permisos eran independientes y el Consistorio no exigía como condición que todo estaba en regla a nivel regional. 

Esta nueva exigencia evitará de facto que se abran nuevas casas de apuestas y juego en la ciudad de Madrid porque la Comunidad mantiene en vigor una suspensión de estas autorizaciones desde noviembre. El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso tomó esta decisión por razones de "salud pública".

El Ayuntamiento dirigido por José Luis Martínez-Almeida también iniciará una campaña de inspección de los 400 locales en funcionamiento en la ciudad para comprobar si los propietarios disponen de todos permisos y cumplen la normativa. Si no es así, declararán la "ineficacia" de la licencia municipal para funcionar y se abrirá un expediente de disciplina urbanística que terminaría en cese y cierre, según ha explicado Fuentes en el Pleno. 

La medida se ha introducido a través de una enmienda a una proposición de Más Madrid para pasar a la acción contra estos polémicos negocios y ha sido respaldada por todos los grupos del Pleno del Ayuntamiento, excepto por Vox, que se ha abstenido. Los partidos también han instado, como proponía el grupo liderado por Rita Maestre y Marta Higueras, a la Comunidad de Madrid a modificar el decreto de mayo sobre las casas de apuestas para aumentar a 500 metros la distancia mínima de estos locales a los centros educativos y los sanitarios. 

Esta modificación persigue, como ha explicado el concejal de Más Madrid Nacho Murgui, evitar que se instale un local de este tipo a pocos metros de la primera unidad de lucha contra la ludopatía del hospital Gregorio Marañón; o que haya una casa de apuestas a 130 metros de un instituto en el barrio de Retiro. 

Murgui ha celebrado el respaldo de la iniciativa para "avanzar en la regulación de un sector que ha proliferado y que genera situaciones muy problemáticos en espacios muy vulnerables", pero ha cargado contra la "inoperancia de la Comunidad, que es quien tiene la competencia, tras más de tres años inactivos en la regulación de locales". Según el edil, el Gobierno regional solo tiene ocho inspectores en todo el territorio para controlar la regulación de estos negocios y aún no ha instalado los controles de acceso incluidos en el decreto aprobado en mayo. En esa regulación, la Comunidad de Madrid daba un plazo de diez años a los locales ya abiertos para regularizar su situación y hacerla armónica a la ley. 

Etiquetas
Publicado el
28 de enero de 2020 - 14:52 h

Descubre nuestras apps

stats