SALUD CHAMBERÍ

La Comunidad de Madrid acaba con el confinamiento de Andrés Mellado dos meses y medio después

Zona básica de salud de Andrés Mellado, con la incidencia a 2 de marzo

Fin al cierre del área de salud de Andrés Mellado. La Consejería de Sanidad ha comunicado este viernes que decretará su desconfinamiento a partir de las 0.00 horas del 8 de marzo, dos meses y medio después de que fuera decretado para intentar frenar el ascenso de casos de coronavirus. Los responsables regionales consideran que el nivel de contagios se han reducido lo suficiente, por lo que levanta las últimas restricciones a la movilidad en Madrid capital.

Descienden los casos de coronavirus en Chamberí, con la incidencia en Andrés Mellado por debajo de 500

Descienden los casos de coronavirus en Chamberí, con la incidencia en Andrés Mellado por debajo de 500

La decisión se toma después de que la zona básica de salud bajara de los 500 casos por cada 100.000 habitantes en el último boletín semanal y que la tendencia siga siendo descendente, según ha dado a entender en rueda de prensa la directora de Salud Pública, Elena Andadas.

El fin del cierre perimetral vuelve a dar libertad de movimientos a los más de 23.000 residentes en Andrés Mellado, que se enteraron de que quedaban confinados justo antes de las vacaciones de Navidad. Eso significó que tenían prohibido salir de su estrecha área de salud salvo por motivos educativos, laborales o de extrema urgencia. También que los pocos parques infantiles de la zona quedaban clausurados. Todos volverán a abrir el lunes.

Su cierre ha sido el más largo de todos los decretados en Madrid durante la tercera ola de la pandemia y ha servido para poner en cuestionamiento la estrategia de confinamientos por áreas de salud llevada a cabo por la Consejería de Sanidad. Sus responsables eran incapaces de responder por qué los contagios seguían disparados en Andrés Mellado si las entradas y salidas estaban restringidas. Los chamberileros recuerdan que durante el primer mes de confinamiento los controles fueron inexistentes, y que a partir del 18 de enero empezaron a ser más frecuentes en el perímetro, donde agentes de policía pedían documentación a conductores y viandantes para comprobar si sus movimientos estaban permitidos.

Un paseo largo para el lunes

¿Cómo pasar dos meses sin salir de un barrio? La falta de zonas verdes y de esparcimiento fue uno de los mayores problemas, admiten sus vecinos, que después de enterarse de la noticia están planificando qué hacer la semana que viene con su recién estrenada libertad de movimientos: "El lunes daré un paseo grande, iré a San Blas a ver a una amiga y me pasaré por alguna exposición. No está ya la de Bacon, pero miraré la de las Costus o Gordillo", relata Marisa, una residente de 45 años que ha respetado estrictamente estos casi tres meses de confinamiento.

"Nos van a faltar horas", dice alegre Carolina, otra vecina que junto a su familia se armó de paciencia para respetar los límites marcados por la Comunidad y que ahora se ha puesto a planificar las tardes de la semana que viene: "Valoras más esos pequeños planes y sencillas rutinas que teníamos del día a día y que antes dabas por seguro", explica a Somos Chamberí. Así que ya está pensando en acudir con sus hijas en bici al cercano parque del Oeste, al parque de Canal a jugar o hacer algo de deporte, o al Mercado de Vallehermoso a comer y pasar la tarde. Y el siguiente fin de semana "si hace bueno, subir a la sierra, que falta hace salir del asfalto", añade.

Al igual que Andrés Mellado, a partir del lunes quedan sin restricciones las áreas de Vinateros-Torito (Moratalaz) y la de General Oráa (Salamanca). La Consejería de Sanidad sigue detectando brotes en centros educativos y en residencias universitarias, pero cree que la transmisión comunitaria está mejor controlada, por lo que no valora confinar ningún otro barrio de la capital. Los datos de la última semana indican que la incidencia bajó en todos los distritos salvo en uno, Vicálvaro.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats