El ruido en Madrid Centro siguió por encima de los niveles máximos pese a las restricciones por la pandemia

Restos de un botellón en la plaza Dos de Mayo

La revisión de la ZPAE de Centro aprobada en febrero por el Ayuntamiento de Madrid puede que no arroje ningún cambio. El área de Medio Ambiente ha detectado elevados niveles de ruido en varias zonas del distrito, una vez que se iniciaron las comprobaciones a finales del pasado verano y principios de otoño.

Madrid se abre a relajar las restricciones al ruido en el distrito Centro para ser "sensibles" con la hostelería

Madrid se abre a relajar las restricciones al ruido en el distrito Centro para ser "sensibles" con la hostelería

"Se tomaron mediciones de ruido en los meses de septiembre y octubre (...) los estudios concluyen que a pesar de la restricción de la actividad y de la movilidad, se seguían superando los objetivos de calidad acústica en el distrito Centro", explicó durante el último pleno municipal el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante.

Los datos con los que cuenta el Ayuntamiento es que en 7 de las 8 ubicaciones donde se practicaron las medidas se superaban los niveles de ruido permitidos y, aunque se habían reducido con respecto a otras mediciones sin pandemia y sin restricciones al ocio nocturno, las molestias que soportan los vecinos de estas áreas son mayores de las admisibles.

Carabante respondía a una pregunta del grupo Vox -partido que pidió la revisión- y recordó que para llevar a cabo cualquier actualización de la ZPAE es necesario "el mismo procedimiento" que cuando se aprobó la anterior, lo que incluye 81 mediciones a lo largo de 20 meses. "Se trata de conciliar el derecho al descanso de los vecinos con la reactivación del sector hostelero", añadió.

La concejala de Vox encargada de formular la cuestión, Arantzazu Purificación Cabello, expresó su incredulidad por los resultados de las primeras muestras: "No es por poner en duda lo que acaba de decir, pero me cuesta mucho pensar en que se están superando los niveles de ruido", explicó la edil en referencia a las molestias sonoras que soportan los vecinos del distrito Centro.

El pasado mes de febrero tanto PP como Ciudadanos apoyaron una propuesta de Vox para intentar relajar los límites al sector hostelero del corazón de Madrid motivados por la existencia de la Zona de Protección Acústica Especial (ZPAE), vigente desde la época de Gallardón como alcalde. "Estamos matando el centro. Sean sensibles con los hosteleros", pidió a la oposición la vicealcaldesa, Begoña Villacís.

Los vecinos de Centro viven desde que acabó el estado de alarma una situación que se parece mucho a la anterior a la pandemia, incluso incrementada en algunos fines de semana por el fin de algunas restricciones. Los botellones se han hecho habituales en barrios como Chamberí o Malasaña, donde cientos de jóvenes montan fiestas improvisadas en plazas y parques cuando acaba el horario de apertura del ocio nocturno.

Etiquetas

Descubre nuestras apps