La portada de mañana
Acceder
Una Italia empobrecida se entrega al experimento de un Gobierno de ultraderecha
ESPECIAL | El mapa que cuenta de qué viven tus vecinos, calle a calle
OPINIÓN | 'Activar la banalización del neofascismo', por Esther Palomera
Sobre este blog

Carlos Elordi es periodista. Trabajó en los semanarios Triunfo, La Calle y fue director del mensual Mayo. Fue corresponsal en España de La Repubblica, colaborador de El País y de la Cadena SER. Actualmente escribe en El Periódico de Catalunya.

Cada año hay más ricos… y son más ricos

Carlos Slim, magnate mexicano de las comunicaciones. / Efe

Se sabe que la crisis está aumentando la desigualdad social a niveles desconocidos en muchas décadas. Es también conocido que el motivo principal de esa tendencia es el aumento del paro, la reducción de los salarios –que en España podrían ya haber bajado, en conjunto, un 20% respecto a sus niveles de hace cinco años– y los recortes de los gastos asistenciales de los Estados. Pero lo que faltaba para cerrar el fatídico círculo es la confirmación de que, en medio del desastre económico generalizado, o justamente gracias al mismo, cada vez hay más ricos y, además, que la mayoría de ellos lo son bastante más cada año que pasa. Dos clasificaciones que se han hecho públicas en estos días ilustran sin mayores tapujos ese fenómeno.

Una es la conocida lista de magnates mundiales que anualmente elabora la revista norteamericana Forbes y que incluye a los individuos cuya fortuna supera los 1.000 millones de dólares (770 millones de euros). Los datos relativos a 2012 concluyen que en sólo un año ese colectivo ha aumentado sus efectivos en nada menos que 200 personas, hasta llegar a un total de 1.426. Y que su patrimonio conjunto ya supera los 5.400 millones de dólares, lo cual significa que ha crecido un 17% respecto del año anterior. “La explicación principal”, según Forbes, “está en la revalorización de sus activos”. Es decir, que aunque la sensación generalizada es que todo está cayendo, las cotizaciones en las bolsas de determinados títulos y las transacciones directas de ciertos activos, justamente los que manejan los super-ricos, no dejan de subir.

A la cabeza de la lista figura, al igual que en 2011, el mexicano Carlos Slim, con una fortuna de 73.000 millones de dólares. Le sigue, también como el año pasado, el norteamericano Bill Gates. La sorpresa llega en el tercer puesto, en el que se ha colocado el español Amancio Ortega, el dueño de Zara, que ha desplazado de ese lugar al inversor estadounidense Warren Buffet. Y es que en 2012 la fortuna de Ortega creció en 20.000 millones, un 50%, gracias a la magnífica marcha de su grupo en las bolsas, mientras que Buffet sólo logró aumentarla en 10.000.

La otra lista de privilegiados, pero de un nivel más bajo que los de la anterior, es la que elabora Knight Frank, un grupo inmobiliario que se dedica al comercio de viviendas de lujo. En ella figuran las personas que poseen un patrimonio de al menos 30 millones de dólares (unos 23 millones de euros). Las denomina High-Net-Worth individuals (individuos con altos valores de activos, HNWI). En 2012, 8.700 ciudadanos entraron en este club de privilegiados, para aumentar el total hasta unos 174.000. Pero aún más impresionante que eso es la predicción que hace Knight Frank: en los próximos diez años otras 95.000 personas más superarán la barrera de los 30 millones de dólares de patrimonio: al margen de lo que les pueda ocurrir a las economías de sus países o a la de todo el planeta.

“La mayor concentración de riqueza se encuentra actualmente situada en las zonas más prósperas de América del Norte y de Europa. Sin embargo, se prevé un fuerte crecimiento en Asia, en América Latina y en Oriente Medio (sí, eso dice el informe). La próxima década conocerá un importante aumento de los HNWI en ciudades con Sao Paulo, Pekín y Mumbay”. Aunque sus mayores concentraciones seguirán siendo Londres y Nueva York.

El texto no aclara, no era de esperar que lo hiciera, qué parte de los aumentos de riqueza que en el mismo figuran irán a las arcas del fisco. Pero es de sospechar que será muy pequeña: por algo hace un par de años Barack Obama dijo que Warren Buffet pagaba menos impuestos que su secretaria.

Sobre este blog

Carlos Elordi es periodista. Trabajó en los semanarios Triunfo, La Calle y fue director del mensual Mayo. Fue corresponsal en España de La Repubblica, colaborador de El País y de la Cadena SER. Actualmente escribe en El Periódico de Catalunya.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats