eldiario.es

9

Murcia abre las puertas a que la Universidad Católica amplíe su campus investigado por obras presuntamente ilegales

José Luis Mendoza, presidente de la Universidad Católica, se querelló contra algunos de los técnicos de Cultura que deben aprobar la nueva construcción, acusándolos de "obstaculizar", en el pasado, su derecho a edificar

La agrupación municipal Ahora Murcia puso en conocimiento de la Fiscalía, en diciembre de 2015, que parte de los edificios del Campus de la UCAM se habrían construido sin la correspondiente licencia de obra municipal

Vista aérea del campus de Los Jerónimos de la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM). En azul, la propuesta de ampliación solicitada por la Fundación San Antonio al Ayuntamiento de Murcia.

Vista aérea del campus de Los Jerónimos de la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM). En azul, la propuesta de ampliación solicitada por la Fundación San Antonio al Ayuntamiento de Murcia. Google Maps

La Concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de Murcia, presidida por Antonio Javier Navarro Corchón, ha tramitado el anteproyecto de un nuevo edificio en el entorno del Monasterio de Los Jerónimos, Bien de Interés Cultural (BIC). El plan fue presentado por la Fundación Universitaria San Antonio, presidida por José Luis Mendoza, y obtuvo el visto bueno del Consistorio a mediados de año.

Con este proyecto, al que eldiario.es ha tenido acceso, la Fundación busca ampliar las dependencias del campus Los Jerónimos Guadalupe de la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM), que se encuentra en el punto de mira de la Fiscalía murciana al admitir a trámite, en 2016, una querella por presuntas obras ilegales en siete edificios del campus.

Al tratarse de un BIC, la San Antonio precisa de la autorización expresa de la Dirección General de Bienes Culturales (DGBC) dependiente de la Consejería de Cultura, de acuerdo con la normativa vigente. Actualmente, la entidad encabezada por José Luis Mendoza está querellada con técnicos de este órgano, a los que acusa de 'obstaculizar' el derecho de la Fundación para edificar en el entorno del Monasterio de Los Jerónimos. La denuncia fue desestimada en primera instancia en enero de 2018, y hace pocas semanas la Audiencia Provincial rechazó la apelación presentada contra el primer fallo. Finalmente, eldiario.es hizo público que presentarán una recusación ante el Tribunal Constitucional. La denuncia fija en 15 millones de euros la posible responsabilidad civil.

Desde la Universidad Católica han declinado hacer declaraciones a este medio.

Obras ilegales de la UCAM

La edificación en el Monasterio de Los Jerónimos ha supuesto, durante los últimos años, un quebradero de cabeza para la Fundación, ente del que depende a su vez de la principal benefactora de estos conglomerados de cemento: la UCAM. Actualmente está en proceso de investigación una querella admitida a trámite en 2016 por supuestas obras ilegales en la 'católica', que afecta a varios edificios del campus de Los Jerónimos. La denuncia iba dirigida contra los responsables de la Fundación San Antonio, el Centro de Estudios Universitarios San Antonio, el propio José Luis Mendoza y un pariente suyo.

Quien interpuso la denuncia fue la agrupación municipal Ahora Murcia, que puso en conocimiento de la Fiscalía que gran parte de los edificios del campus de la UCAM se habían construido sin la correspondiente licencia de obra municipal, y sin los informes de la Dirección General de Bienes Culturales, necesarios al estar en el entorno BIC del Monasterio de los Jerónimos.

Además, Ahora Murcia hizo público en abril de 2018 un Decreto firmado por el concejal de Urbanismo, Navarro Corchón, por el que abría un expediente sancionador a la Fundación Universitaria San Antonio por carecer de licencia de actividad para los ocho edificios localizado en el campus Los Jerónimos.

Por otra parte, la agrupación municipal se hizo eco en junio del presente año de que cinco arquitectos habían rechazado el encargo de hacer un informe pericial para valorar si los edificios investigados del campus de la UCAM por carecer de licencia son instalaciones desmontables o si se trata de edificios de hormigón y ladrillo que habrían requerido de proyecto y visado.

Querella contra seis funcionario de Cultura

Uno de los motivos que constan en la denuncia interpuesta contr los técnicos de Cultura fue la emisión, en junio de 2017, de un informe desfavorable a la disposición de los edificios del campus de Los Jerónimos, en el que se señalaba la necesidad de adecuarlos a la Ley de Patrimonio de la Región de Murcia. El documento fue emitido por el Jefe de Servicio de Patrimonio de la DGBC, Miguel San Nicolás del Toro, una de las personas contra las que se ha querellado José Luis Mendoza y que, un año después, fue cesado de su cargo.

Junto a Del Toro, la Fundación San Antonio denuncia por 'prevaricación continuada'  a la exdirectora general de Bienes Culturales de la Consejería de Cultura de Murcia, María Comas Gabarrón, y a otros cuatro técnicos de ese departamento. Según el escrito de trámite, al que tuvo acceso el diario.es, la San Antonio declaró que durante el procedimiento judicial hubo una vulneración de sus derechos fundamentales, por lo que en los próximos días emplearán la vía del recurso de amparo ante al Tribunal Constitucional.

Ampliación del campus Los Jerónimos

Los documentos que componen el anteproyecto, a los que ha tenido acceso eldiario.es, describen la disposición de la nueva construcción situada en el campus de la UCAM, concretamente, en la zona de aparcamiento pegada al sector norte del Monasterio de los Jerónimos.

El plan se denomina 'Edificio para la investigación y emprendimiento (I.A.T.), Aulario, Salón y Garaje'. La construcción aprobada es de tres plantas: semisótano y dos alturas, además de una superficie total construida de 7.231 metros cuadrados y una altura de 7,10 metros, situada a 15 metros del Monasterio.

La Ley de Patrimonio 4/2007 de la Región de Murcia establece en sus artículos 37.2 y 42.2 que las intervenciones en bienes culturales y sus entornos "no podrán alterar el carácter arquitectónico ni paisajístico, ni perturbar su contemplación". Fuentes especializadas consultadas, que prefieren mantener el anonimato, han señalado que el nuevo edificio crearía "una barrera visual hacia el Monasterio, tapándolo. Por lo tanto, no respetaría los criterios de la norma que regula las actuaciones en los entornos del monumento".

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha