Ex altos cargos murcianos declaran desde octubre por la contaminación del mar Menor

Ex altos cargos murcianos declaran desde octubre por la contaminación del mar Menor

EFE

El juzgado de instrucción de Murcia que investiga el caso de la contaminación del mar Menor ha llamado a declarar en octubre como investigados al exconsejero de Agricultura y Agua del Gobierno Antonio Cerdá.

La UPCT pide al Gobierno y a la CHS coordinarse en su investigación para compatibilizar agricultura y sostenibilidad del Mar Menor

La UPCT pide al Gobierno y a la CHS coordinarse en su investigación para compatibilizar agricultura y sostenibilidad del Mar Menor

En una resolución notificada hoy a la que ha tenido acceso Efe, el juez Ángel Garrote ha citado para noviembre como investigados al ex secretario general de la consejería Francisco Moreno García y los que ocuparon el cargo de director general Joaquín Maestre, Ginés Vivancos, Ángel García Lidón y Esteban Abad Salcedo.

También lo hará el entonces técnico de Sanidad Vegetal y posteriormente director general Francisco José González Zapater.

El magistrado ha aceptado la solicitud del fiscal, Miguel de Mata, que pidió la declaración como testigos de agentes fluviales de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), que pasarán por el juzgado en enero de 2019.

También ha sido citado para ese mes como testigo el gerente de una empresa que en junio de 2007 firmó con el entonces presidente de la CHS e investigado en estas diligencias José Salvador Fuentes Zorita un contrato para colaborar en un estudio medioambiental sobre las posibilidades de desarrollo de la desalinización en el Campo de Cartagena.

El ministerio público pidió que fuese llamado a declarar para que informara sobre las circunstancias en las que se desarrolló la firma y resolución de ese contrato.

En estas diligencias hay medio centenar de imputados, entre los que figuran además la expresidenta de la CHS Rosario Quesada y el excomisario de Aguas Manuel Aldeguer, así como agricultores y representantes de empresas agrícolas.

Las investigaciones tratan de determinar si la administración, tanto la regional como la nacional del órgano de cuenca, actuó debidamente para evitar la contaminación de la laguna salada costera como consecuencia de los vertidos que a lo largo de los años se hicieron a ella procedentes singularmente de la agricultura.

Etiquetas
Publicado el
25 de septiembre de 2018 - 11:40 h

Descubre nuestras apps

stats