Jesús Viciana, alcalde de Villanueva: "La contratación de proximidad ha sido muy positiva para nuestros vecinos en esta crisis"

Jesús Mariano Viciana, alcalde de Villanueva del Río Segura

Jesús Mariano Viciana es el alcalde socialista de Villanueva del Río Segura, un municipio de tres mil habitantes enclavado en pleno corazón del Valle de Ricote. Un entorno natural privilegiado por el que la COVID-19 ha pasado prácticamente de largo. Eminentemente agrícola, sus habitantes no han tenido que sufrir tanto la lacra del desempleo en tiempos de coronavirus. En un entrevista con eldiario.es, Viciana hace un repaso al estado de alarma en Villanueva y a la etapa del desconfinamiento.

¿Cómo está afrontando Villanueva la desescalada?

Con la mayor de las responsabilidades. Hemos vivido con una gran incertidumbre estos tiempos inéditos en nuestra historia reciente, nos acompaña aún la ansiedad por la evolución de esta gran pandemia que por desgracia va a estar entre nosotros bastante tiempo. Aquí como en el resto del mundo hemos sido afectados de algún modo y lamentablemente somos víctimas sociales por un confinamiento que sólo ha tratado de protegernos y evitar colapsos hospitalarios por nuestra propia seguridad.

Tras esto, en Villanueva hemos afrontado tanto la fase más estricta del confinamiento como la desescalada siempre en constante coordinación y comunicación con la Policía Local, los servicios sanitarios y los servicios municipales. Tomando todas las medidas de seguridad e higiene que se nos han indicado desde el Ministerio de Sanidad y la Consejería de Salud.

¿Ha ayudado de alguna manera ser un núcleo poblacional pequeño?

Tenemos que reconocer que gracias a nuestra ubicación y tener menos de 5.000 habitantes, ubicados en un entorno rural privilegiado, las medidas de la desescalada desde el primer momento han sido menos restrictivas y por lo tanto se ha llevado este proceso de una forma mucho más relajada, al tener menor riesgo de aglomeración y mayor facilidad para respetar las medidas de distanciamiento social que en otros municipios de mayor tamaño.

¿Cuáles son los principales motores de su economía? ¿Se han visto afectados por la COVID-19?

Nuestra economía se basa principalmente en el sector primario, agricultura, siendo esta una actividad esencial durante el estado de alarma. Por lo tanto, la actividad principal de nuestro pueblo no se ha visto tan afectada como en otros sectores pese a que la campaña de fruta transcurre entre los meses de abril y mayo. Sí que es cierto que se han padecido las limitaciones relativas a la contratación y movilidad de temporeros, pero se ha visto suplido por la contratación de proximidad de los mismos siendo este aspecto muy positivo para dar mayor empleo para nuestros vecinos.

¿Qué medidas se han puesto en marcha desde el Ayuntamiento para paliar la crisis y ayudar a sus vecinos?

Las primeras medidas de impacto se tomaron en la semana previa a la declaración del estado de alarma y fueron la de cierre inmediato de espacios comunes municipales, cancelación de actos y eventos. Se procedió a activar un Plan de Emergencia Municipal COVID-19 para dar toda la información relativa a extremar las medidas higiénicas que las autoridades sanitarias nos transmitían y por supuesto, aplicar todas aquellas medidas que favorecían el distanciamiento social. Nos gustaría reconocer la encomiable labor de los servicios sociales y su trabajadora social y de nuestra concejal de área en la constante dedicación, día a día sin descanso, en los intentos de paliar los efectos tan severos de esta crisis.

En nuestro caso, Villanueva ha visto incrementado en un 100% el número de familias en situación de vulnerabilidad. Se han creado ayudas de emergencia para atender necesidades básicas, medidas de apoyo domiciliario y apoyo económico directo a familias con dificultades afectadas. En materia higiénico-sanitaria durante todo el estado de alarma y también en las semanas previas del mismo, se estableció una campaña de desinfección de calles y espacios comunes. Además, se dotó tanto a nuestro centro de salud, como al colegio y todos los espacios municipales de todos los elementos que se nos solicitaron en materia de protección y desinfección.

¿Y en cuanto al comercio local?

Se estableció un plan basado en tres factores: en primer lugar, proteger a nuestros comerciantes y a sus clientes, dotando gratuitamente a todos los comercios del municipio de mamparas de protección para dar mayor seguridad. En segundo lugar, se aprobó la suspensión de la tasa de basura para aquellos comercios que se vieron afectados por el cierre de su negocio, la suspensión de la tasa de mercados semanales y la suspensión de la tasa de ocupación de la vía pública hasta finales de 2020.

Desde la Concejalía de Hacienda, además, se ha ampliado el calendario fiscal en dos ocasiones para otorgar mayores facilidades de pago de los tributos municipales. Y también se ha ayudado en el reparto de libros a domicilio, creando una campaña de educación 'Te llevamos los deberes a casa' siempre pensando en que ningún niño se quede atrás.

¿Cómo se está viviendo este período y anteriormente la crisis sanitaria en un pueblo pequeño como Villanueva?

Desde el primer momento se facilitó el teletrabajo como medida de protección a los funcionarios y trabajadores municipales. En determinados momentos se intentó también animar y romper con la tensa monotonía del confinamiento con música por las calles y caravana musical con miembros de la policía local y protección civil en agradecimiento por el civismo demostrado por nuestros vecinos en los momentos más estrictos del confinamiento.

¿Cómo respondieron los vecinos? ¿Podría citar alguna anécdota que recuerde especialmente, alguna propuesta vecinal, alguna muestra de solidaridad?

Los vecinos de Villanueva han tenido un comportamiento modélico siguiendo siempre las recomendaciones sanitarias y cumpliendo las limitaciones impuestas. Las muestras de solidaridad durante el estado de alarma han sido conmovedoras y numerosas, recordando a vecinos que desde el primer momento se volcaron en la confección de mascarillas de protección, cuando más escaseaban en los primeros momentos de la cuarentena. Vecinos que se sumaron a las desinfecciones con sus propios tractores por las calles de nuestro municipio. Empresas que donaron materiales sanitarios y protección que fue entregado en el centro de salud. Como anécdota se nos queda en la memoria la gran voluntad para ayudar de una vecina, Pilar, del barrio de la Morra de nuestro municipio que logro confeccionar mil mascarillas.

Lleva desde 2011 en política, y desde 2015 ostenta la alcaldía de su municipio, no se lo están poniendo fácil. Primero con la situación financiera en que le dejaron el Consistorio y ahora con una crisis sanitaria de escala mundial.

Lo cierto y verdad es que la situación del Ayuntamiento en 2015 era absolutamente caótica. Se conocía que la situación de las finanzas del Consistorio de Villanueva sería el aspecto más complicado de encauzar, pero nunca me pude haber imaginado que el desastre económico fuera de aquella magnitud. Meses, cerca de un año, tardamos en conocer el alcance de la gravísima situación económica, donde se acumulaban retrasos hasta de 4 meses en las nóminas de los trabajadores, más de un millón y medio de deuda a proveedores, sentencias condenatorias por impagos y nuevas deudas que no dejaban de aparecer de la Seguridad Social (deuda de casi 600.000) también la Agencia Tributaria, el listado de deudas parecía infinito, que no terminaría jamás…

Por poner un ejemplo, en el último pleno se aprobó la suscripción de un préstamo de casi 700.000€ por un incumplimiento contractual que tiene su origen en 2009, siendo este el último contencioso derivado por deudas de las anteriores legislaturas del PP. Afortunadamente, a día de hoy puedo decir que cumplimos con el plan de ajuste impuesto por hacienda, con el día a día de todas nuestras obligaciones, aunque hay que decir que la situación era tan lamentable que ha costado más de una legislatura financiar todas las deudas. Eso sí, mucho trabajo y dedicación nos ha costado…

Pese a la relativa tranquilidad que ya se había alcanzado, desgraciadamente esta imprevisible pandemia nos va a afectar negativamente como así lo indican todas las previsiones a nivel mundial. Por lo que en estos momentos lo que procede es aplicar la máxima prudencia ante este futuro tan incierto.

Viven en un entorno privilegiado por su naturaleza, ¿Creen que esa es la clave de que su municipio no haya tenido que lamentar los estragos de la despoblación en el medio rural?

El entorno es uno de los factores, pero no es el único. A este hay que sumarle otros que se van complementando y que en su conjunto hacen posible y atractiva la vida en Villanueva. De hecho, en el último informe recibido por el INE la población del municipio está cifrada en 3.111 habitantes. Servicios como farmacia, médico, panadería, colegio con servicio de comedor y transporte, guardería, supermercado, bares, gimnasio, acceso a internet con fibra óptica, buenas comunicaciones por carretera que nos hacen poder desplazarnos a la capital en apenas 20 minutos. Todos estos argumentos son los que permiten a Villanueva no padecer el problema de la despoblación.

Etiquetas
Publicado el
27 de junio de 2020 - 06:00 h

Descubre nuestras apps

stats