eldiario.es

9
Menú

La revolución de las pequeñas cosas: el derecho de la persona a un nacimiento seguro, respetado y acompañado

En la Asamblea Regional se ha dado un ejemplo de solidaridad y consenso al aprobar por unanimidad una propuesta que surge de la sociedad civil

Este reconocimiento jurídico, que sitúa al bebé como persona de pleno derecho, será clave para avanzar con firmeza en el proceso de humanización de la asistencia al nacimiento y la lactancia

El contacto piel con piel de forma inmediata e ininterrumpida tras el parto debe ser reconocido como un elemento esencial del nacimiento

- PUBLICIDAD -
Taller de lactancia en la planta de Maternidad del Hospital General de Castellón.

Taller de lactancia en la planta de Maternidad del Hospital General de Castellón. eldiariocv.es

El nacimiento de una nueva persona es el evento más importante para una sociedad que vela por el futuro y el bienestar de todos los miembros de la familia humana. Para el bebé, nacer significa salir, transitar, desde la seguridad del espacio intrauterino a un nuevo espacio. Despertar en un nuevo universo contenido en el cuerpo de su madre donde encontrará todo lo que necesita: amor y seguridad. Fuera de él, nada tiene sentido para el bebé.

Ayer, día 15 de noviembre, en la Asamblea Regional, Murcia se ha dado un ejemplo de solidaridad y consenso al aprobar por unanimidad una propuesta que surge de la sociedad civil, y que ha sido asumida por todos los grupos parlamentarios de la Asamblea, reconociendo a nivel legislativo el derecho del bebé a no ser separado de su madre, salvo razones médicas justificadas, y el derecho a su identidad sanitaria como sujeto de la asistencia.

Un ejemplo, donde el interés superior del menor, en este caso del bebé recién nacido, ha prevalecido por encima de los legítimos intereses de los distintos grupos parlamentarios que conforman la Asamblea Regional de Murcia. Esta propuesta permitirá hacer realidad el sentir de tantas madres a permanecer con su bebé, a recibirlo como se merece, con ternura y amor, a disfrutar de una experiencia única, que dejará una profunda huella en su corazón. Una experiencia positiva del nacimiento, para ambos, que debe ser consagrada como un derecho humano irrenunciable.

En esta propuesta se modifica el artículo 16 de la Ley 3/2009, sobre los derechos y deberes de los usuarios del sistema sanitario de la Región de Murcia. En concreto incorporando a dicho artículo:

  • El derecho del bebé recién nacido a no ser separado de su madre tras el parto (contacto piel con piel inmediato e ininterrumpido), salvo por razones médicamente justificadas.
  • El derecho a la identidad sanitaria desde el momento de su nacimiento, como sujeto de la asistencia, con apertura de historia clínica.

Esta Propuesta Legislativa Popular, conformada por los Grupos de Madres de la Región de Murcia, la Asociación de Usuarios de la Sanidad Pública, la Asociación Hasta Que Tú Quieras (HQTQ) y el Centro de Estudios de la Universidad de Murcia en Bioderecho, Ética y Salud (CEBES), se presentó el martes 16 de octubre en la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales de la Asamblea Regional de Murcia. Apenas un mes después, se tramita con el acuerdo unánime de todos los grupos. 

Este reconocimiento jurídico, que sitúa al bebé como persona de pleno derecho, será clave para avanzar con firmeza en el proceso de humanización de la asistencia al nacimiento y la lactancia, en tanto, que la vinculación afectiva entre la madre y el bebé junto con la disponibilidad de información  válida y confiable, son aspectos claves para avanzar en la construcción de espacios amigables, con la madre y el bebé, que comienza con la protección y cuidados del primer espacio humano, el espacio madre-bebe.  

El contacto piel con piel de forma inmediata e ininterrumpida tras el parto debe ser reconocido como un elemento esencial del nacimiento. Ello permite al bebé adaptar todos sus sistemas fisiológicos a su nuevo entorno, a su nuevo espacio: el cuerpo de su madre, donde el bebé encuentra todo lo que necesita para el desarrollo de sus facultades físicas, emociones, sociales y mentales: calor, afecto, seguridad, protección y una alimentación óptima.

Respecto al derecho del bebé recién nacido a su identidad sanitaria como sujeto de la asistencia, nos permitirá visibilizar todo lo que acontece durante este crítico periodo de la existencia humana, incorporando esta información, de alto valor predictivo, a los circuitos de planificación sanitaria, visibilizando así el valor social y sanitario de unos cuidados amigables centrados en la salud y el bienestar de la madre y bebé, claves para la construcción de un futuro sólido y sostenible.

Finalmente, queremos resaltar la gran oportunidad de emprender proyectos innovadores y buenas prácticas, basadas en la reflexión y el compromiso, para lograr acuerdos entre el nivel social, político y sanitario, necesarios para construir, juntos, un mundo mejor para ellos. Los ciudadanos más queridos por todos. Ellos se merecen lo mejor de nuestro trabajo.

* Ricardo García de León es presidente de la Asociación Hasta Que Tú Quieras

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha