Entrevista

Joaquín Vela, alcalde de Las Torres de Cotillas: "En esta crisis no nos podemos permitir dejar a nadie atrás"

Joaquín Vela, alcalde de Las Torres de Cotillas

Joaquín Vela aterrizó en 2019 en la alcaldía de Las Torres de Cotillas con el PSOE de la Región (PSRM), el partido más votado en las pasadas elecciones con 9 concejales tras 16 años de Gobierno popular. Se quedó a dos ediles de la mayoría absoluta, pero encontró el apoyo que necesitaba en Ciudadanos, con quien pactaron para sacar adelante la legislatura hasta 2023. Inmerso -ahora desde el sillón de la alcaldía- en paliar la crisis sanitaria, social y económica que ha traído consigo el coronavirus en Las Torres de Cotillas, el socialista también quiere mirar hacia el futuro en el municipio y mejorar la calidad de vida de torreños y torreñas con todos los proyectos que tiene entre manos su equipo de gobierno.

En alguna ocasión ha relatado que fueron algunos vecinos y vecinas de Las Torres, en especial de su partido, los que le animaron a cambiar el centro de salud por el Ayuntamiento. Y que, a pesar de los miedos, esta etapa estaba siendo muy ilusionante ¿Cómo valoría este primer año y medio de gestión política? ¿Ha echado de menos ponerse la bata y volver con sus pacientes?

A mis pacientes los echo de menos todos los días. Una vez que me embarco en este proyecto, lo hago con todas las consecuencias. Fue una situación muy agradable porque en definitiva fue un gesto de cariño y de confianza hacia mi persona. También el involucrarme en asuntos que ahora son míos. Llevaba ya 7 años de médico en el pueblo y consiguieron contagiarme las ganas y la ilusión de cambiar el pueblo para mejor.

Ser médico le habrá ayudado en la toma de decisiones durante la pandemia, y a saber cómo trasladarlas a los ciudadanos y ciudadanas…¿En qué situación epidemiológica se encuentra en estos momentos Las Torres de Cotillas? ¿Cómo les ha afectado esta segunda ola?

Espero que me haya ayudado desde luego para tener una relación más directa y fluida, y utilizar el mismo lenguaje al comunicarme con las autoridades sanitarias. De hecho, el propio gerente del Servicio Murciano de Salud o el director general de Salud Pública son compañeros que conozco desde hace bastante tiempo y a los que me puedo dirigir con más soltura que a lo mejor otros compañeros alcaldes y alcaldesas que no tienen esta relación. En cuanto a la situación epidemiológica, las Torres es parte de la comarca de la Vega Media del Segura, que incluye a la capital de la Región. Más o menos estamos siguiendo la misma senda que la comarca. Estamos en la misma situación.  Me consta una mejora en los esfuerzos a nivel personal por algunos datos y cómo estos se manifiestan. En cuanto a conducta responsable, creo que lo estamos haciendo mejor que en otros sitios.

¿Qué medidas destacaría entre las que se hayan tomado en el Ayuntamiento para paliar la crisis que ha traído consigo la COVID-19?

Lo principal ha sido entender que en cualquier situación de crisis dejar atrás a nadie no nos lo podemos permitir. En la primera ola durante la etapa del confinamiento más estricto y en esta también, la entrega de los profesionales de los servicios sociales ha superado todas las expectativas. Se identificó, cruzando bases de datos municipales de todo tipo, a más de 600 personas mayores de 65 años que vivían solas. Los servicios sociales se empezaron a poner en contacto con ellas y a atender a todos los colectivos necesitados. Esta es una de las acciones que a mí personalmente me satisfacen más y que eran más necesarias. También quiero destacar la ayuda al comercio y a la actividad local en medidas financieras y fiscales específicas. Creo que somos de los pocos municipios que hemos improvisado una ayuda directa a autónomos y a pequeños comercios. Estas ayudas consisten en la implementación de nuevas tecnologías, que puedan permitir el pago de recibos de internet o atender cualquier necesidad en este campo.

Quería pedirle también una valoración sobre las últimas decisiones del Gobierno regional: el toque de queda de 23.00 a 6.00 horas y el cierre perimetral de la Región y sus 45 municipios ¿Cree que vamos hacia otro confinamiento domiciliario?

El toque de queda es un término que no es agradable. La restricción de movilidad horaria o el confinamiento horario desde los 23 a las 6 horas ha sido una de las medidas que tenía implantado el Gobierno de España para salvaguardar a la Salud Pública. Por otro lado, se puede entender un confinamiento perimetral, pero flexibilizando la aplicación de las medidas según la incidencia acumulada en cada municipio. Es una medida llamativa que se ha implementado en el País Vasco y que está manifestando muchas dificultades. No obstante, a lo que sí creo que ayudan estas medidas es a instalar un estado de necesaria alarma y preocupación en la población para que individualmente nos responsabilicemos todos. La mayoría de los contagios vienen de las reuniones familiares y de amigos. El problema es que a estas situaciones no pueden llegar ni la administración ni las fuerzas del orden para asegurarnos de que la ciudadanía cumple con las medidas de seguridad. Si estas restricciones sirven para que nos responsabilicemos, pues bienvenidas sean. Espero que den resultados cuanto antes y no nos veamos obligados a implementar un confinamiento domiciliario. Ahora mismo las autoridades sanitarias parece que no lo contemplan.

¿Qué mensaje lanzaría a sus vecinos y vecinas sobre el cumplimiento de las medidas vigentes? ¿Se lo están poniendo más o menos fácil a los agentes de la Policía Local que están encargados de llevar a cabo los controles?

El nivel de colaboración y de cumplimiento está siendo satisfactorio. Este fin de semana hubo un caso puntual que implicó a otros vecinos de otras localidades y celebraron una fiesta clandestina. Pero en general el comportamiento de toda la población está siendo estupendo y así lo manifiestan las fuerzas del orden.

Los vecinos de Las Torres de Cotillas están cumpliendo las medidas con el mismo nivel de responsabilidad de siempre, pero yo les quiero pedir que vigilen un poco más todos esos ámbitos a los que no pueden llegar las fuerzas de seguridad. Me gustaría lanzar el mensaje a la ciudadanía para que esta evite estas situaciones y no vaya nunca a una casa que no es la suya y que no reciba nunca en su casa a nadie que venga de fuera. Se está demostrando que esta es una vía de contacto de las más difícil de controlar y que está suponiendo mayor problema.

Usted es partidario de mirar hacia el futuro, de seguir remando para sacar adelante los proyectos que tenían previstos esta legislatura. Háblenos del Plan de Movilidad Urbana…

El Plan de Movilidad Urbana es una de las herramientas fundamentales para cambiar y mirar hacia el futuro en el entorno urbano de las Torres de Cotillas. Todas las vías de financiación van a ir orientadas hacia el desarrollo sostenible, es decir, hacia la reducción de la huella de carbono, el reciclaje, regeneración de espacios urbanos y naturales. Todas esas son las medidas que estamos desarrollando ahora y que contempla el Plan de Movilidad Urbana y sostenible. Cuando se concreten estas medidas de financiación e incluso en el propio presupuesto municipal, la orientación de las políticas va a ser esa. Yo creo que el plan es una decisión que tenemos que tomar con relativa prisa porque es mejor que lo hagamos todos nosotros a que nos obliguen desde fuera a implanta otras políticas.

Siguiendo con el tema del transporte, hace poco mantuvo una reunión con los representantes de los trabajadores de Autobuses Lat, ¿Cuál fue su percepción tras ese encuentro? ¿Cómo podría mejorar la conectividad de Las Torres con ciudades vecinas como Murcia o Molina de Segura?

La planificación del transporte en la Vega Media del Segura está por hacer. Los déficits de transporte son tremendos entre la capital de la Región y toda la Vega Media del Segura y sus municipios. Creo que un plan de movilidad urbana habla de datos escandalosos de desplazamientos en automóvil de hasta 80.000 al día a nuestro pueblo. Eso no tiene mucho sentido. Para colmo en toda esta situación viene una huelga de los trabajadores de Latbus, cuyos motivos resultan muy llamativos porque lo que quieren los trabajadores es trabajar y que se recupere el 100 por ciento de los servicios tal y como estaba previsto después del fin del estado de alarma. Nos han trasladado que la limitación del aforo hace que los servicios no sean viables para la empresa, entonces no se pueden recuperar. Ahora mismo están por un debajo del 60 por ciento. Los trabajadores lo que demandan es recuperar su actividad adaptándose a esta nueva normalidad. Además, los empleados nos han manifestado que el Gobierno regional ha hecho oídos sordos. No encuentran ni en la empresa ni en el Gobierno el apoyo que necesitan ni han recibido ayudas. Desde aquí llamo al Gobierno regional para que ponga los recursos para paliar esa situación.

¿Cómo avanza el proyecto de Smart City ‘Las Torres Conecta’? ¿Qué supone convertirse en una ciudad inteligente? ¿Qué actuaciones hay que llevar a cabo?

Es un reto que no es cuestión de un año ni de dos. Supone cambiar la manera de gestionar todos los servicios municipales y también que los ciudadanos encuentren también mediante una vía digital la manera de comunicarse con la administración y con todo tipo de servicios y suministros. Ese es el objetivo de la Smart City, que los ciudadanos puedan gestionar una incidencia en el servicio de agua, de la recogida de basura, del alumbrado público. Incluso pedir una reserva de una instalación municipal o acceder a un préstamo de la biblioteca con el uso del teléfono móvil.

En Las Torres hay actividades asentadas en el sector industrial, como el agroalimentario o el transporte, ¿Han considerado potenciar otros sectores para fomentar las políticas de empleo? En una entrevista dijo que pretendían fomentar el turismo.

Parte industrial de Las Torres tiene un vigor que es necesario reconsiderar y reorientar, pero que en este caso con las nuevas infraestructuras está más que asegurado. Además del sector industrial, debo decir que todos los sectores están presentes. Ha también industria química, empresas del sector siderúrgico y de la biotecnología. Lo que sí tenemos pendiente es reordenar, en cuanto a integración, dentro del término municipal a todo el sector industrial incluido el transporte de los trabajadores y trabajadoras entre su lugar de trabajo y las localidades en las que residen. Tenemos en mente hacer también un plan de gestión relacionado con el impacto medioambiental de todos esos sectores.

Las Torres de Cotillas, a pesar de ser un municipio industrial, tiene un término municipal que acoge la rivera de los ríos Mula y Segura. Estos cauces configuran un cinturón de riveras que no se pueden aprovechar industrialmente, pero sí es un recurso en turismo que no se debe menospreciar. Se debe entregar a los vecinos y a las vecinas para que lo disfruten. Yo llevo 26 años en la Región. Me crie en la ciudad de Sevilla y tengo que decir que el entorno de la capital y de la huerta está muy lejos de ser explotado desde el punto de vista turístico. La Región debería explotar más sus parajes naturales porque esto es un modo sostenible de mantener la economía de la comarca.

Tienen en marcha también un proyecto para abrir un centro intergeneracional, ¿En qué consistiría?

Es una instalación que pretende revitalizar el centro urbano del pueblo. Va a consistir en una zona peatonal con el fin de que sea un lugar de encuentro tanto para la juventud como para los mayores. Será una zona que atenderá la demanda de los jóvenes para que estos puedan reunirse y realicen actividades lúdicas o manifiesten las inquietudes culturales que pudieran tener.

Al inicio de su legislatura, su deseo era regenerar Las Torres, que venía de 16 años de gobierno del PP, y que los ciudadanos sintieran al Ayuntamiento como una administración a su servicio ¿Cree que lo están logrando a pesar de las dificultades?

Esta pandemia sí que nos supone muchas dificultades. De hecho, va a empezar en breves el proyecto de nuevo diseño de zonas de atención al público. Una norma que me he puesto a mí mismo y a todos los concejales es atender a los vecinos de modo directo ante cualquier situación que pudieran tener para palpar la realidad del día a día. En el momento en el que uno se mete en un despacho, corre el riesgo de que desaparezca ese contacto con los vecinos. Desafortunadamente, en estas circunstancias esa cercanía se hace muy difícil. Yo tenía una afluencia muy alta de visitas de vecinos y vecinas y encuentros con asociaciones de vecinos, pero todo eso desgraciadamente ha tenido que cuestionarse mucho. Tenemos ganas de volver a lo de antes porque eso es lo que realmente nos gusta de nuestra actividad política, la cercanía con los vecinos.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats