Una nueva noche de protestas contra las obras del AVE acaba con enfrentamientos entre manifestantes y policía

Manifestantes han incendiado contenedores en la protesta del soterramiento

Santiago Cabrera Catanesi

Murcia —
  • Los manifestantes han gritado 'Faltan los presos, no estamos todos’', en referencia a las dos detenciones que la policía realizó en la jornada del martes

Son ya 21 noches consecutivas de manifestación en las vías contra las obras del AVE en Murcia. La tensión fue en aumento desde la mañana del martes, cuando los vecinos de Santiago el Mayor descubrieran que se estaba comenzando a construir las pantallas de protección o 'muro' y culminó en un duro enfrentamiento entre manifestantes y Policía por la noche.

Diez noches de protestas en Murcia contra el muro que aislará a 200.000 personas

Diez noches de protestas en Murcia contra el muro que aislará a 200.000 personas

La concentración comenzó de forma pacífica durante su primera hora y sin altercados. Entre las consignas, destacó en particular la de "Faltan los presos, no estamos todos": una referencia a las dos detenciones que la policía realizó en la mañana del martes, consecuencia de un enfrentamiento que también se saldó con tres heridos.

Sobre las 21:30 un tren que pasaba por la vía paró frente a los manifestantes, algo que ellos interpretaron como un apoyo a su protesta. Tras esto, un grupo de personas trató de invadir las vías superando a los agentes, que reaccionaron golpeando a los manifestantes. Acto seguido, algunos miembros de la Plataforma Pro-Soterramiento -entre ellos el cura Joaquín Sánchez-, crearon una separación entre el muro de antidisturbios y la gente, con el fin de apaciguar los ánimos.

Tras varios minutos de tensión, grupos de manifestantes en ambos lados de las vías prendieron fuego a varios contenedores. Luego comenzaron a arrancar las vallas metálicas que protegen la vía ferroviaria, además de señales de tráfico. La tensión aumentó todavía más cuando los manifestantes cogieron del suelo una catenaria de 10 metros de longitud, que lanzaron para impedir el paso de trenes por las vías. Además, y destruyeron parte de las construcciones de la pantalla de protección (‘el muro’), que habían comenzado por la mañana. Finalmente, un numeroso grupo de manifestantes acabó ocupando las vías. Sobre las 23:30, los efectivos policiales se retiraron de la zona.

De momento no hay cifras de heridos o detenidos, pero este diario ha podido saber que dos periodistas de La Verdad fueron heridos durante los altercados. Desde la Plataforma Pro-Soterramiento han aclarado que quienes protagonizaron los altercados no pertenecen al colectivo vecinal. "Los actos de violencia son todos deplorables y esto solo nos hace daño", han explicado. Además, tras los incidentes de la mañana del martes, la Plataforma desconvocó la concentración oficial, siendo miembros en representación personal y no de la Plataforma los que acudieron a la protesta.

El Ayuntamiento recrimina los actos

A través de un comunicado, el Ayuntamiento de Murcia condena los hechos provocados por un grupo de manifestantes en la noche del martes, que "impidieron el trabajo de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, que durante toda la jornada trataron de garantizar el correcto desarrollo de las obras así como la seguridad de todas las personas que se encontraban manifestando en una zona de alta peligrosidad como el paso a nivel de Santiago El Mayor".

Asimismo, desde el consistorio reiteran el derecho a la manifestación de todos los murcianos, siempre y cuando se haga desde el "respeto y la tolerancia", y hace un llamamiento a todas las fuerzas políticas y asociaciones del municipio para afrontar "con responsabilidad" la puesta en marcha de lo que consideran "un proyecto vital para el desarrollo social y económico de la ciudad".

Por su parte, la Plataforma Pro-Soterramiento ha denunciado en un comunicado los altercados producidos la noche del martes. "Condenamos la violencia institucional, la policial y la de elementos ajenos a esta Plataforma que inevitablemente se han inmiscuido. Condenamos toda violencia ejercida, venga de donde venga", han explicado.

La Plataforma ha reiterado que su objetivo siempre ha sido el de construir y plantear alternativas, pero que los vecinos "ya no creen en promesas; han perdido la fe y la confianza en sus gobernantes. Y ayer se tomó la peor de las decisiones posibles para lograr superar esa situación: proseguir la construcción del muro (sin comillas) que expulsará a varios barrios de la ciudad de la que forman parte".

Etiquetas
Publicado el
4 de octubre de 2017 - 00:54 h

Descubre nuestras apps

stats