La portada de mañana
Acceder
El Gobierno se divide y Sánchez no recupera la mayoría de la investidura
Hungría y Polonia chantajean a la Unión Europea
Opinión - 'Abascal, la testosterona y un capítulo cerrado', por Esther Palomera

Navarra anuncia una “contención” de la trasmisión y la incidencia pero alerta del incremento de la presión hospitalaria

Acceso del Servicio de Urgencias del Hospital Universitario de Navarra.

El vicepresidente primero y portavoz del Gobierno de Navarra, Javier Remírez, ha anunciado este miércoles la “contención” de la trasmisión y la incidencia de la COVID-19, que todavía sigue disparada por encima de los 5.000 casos, después de que el informe epidemiológico de la última semana elaborado por el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN) refleje que en los últimos siete días los contagios se han reducido un 20%. Al mismo tiempo, Remírez ha alertado del incremento de la presión hospitalaria, la más alta desde la segunda ola, fruto del “decalaje” que existe entre el momento en el que se comunica un positivo y aparecen los síntomas graves y ha señalado que “esperan unos días de dificultad a nivel hospitalario”.

El vicepresidente del Ejecutivo navarro ha apuntado también que se siguen reprogramando cirugías no urgentes y suspendiendo permisos de sanitarios para poder atender a pacientes con COVID-19, pero ha asegurado que son desprogramaciones “mínimas” y que se espera recuperar la normalidad de los hospitales “cuanto antes”.

En el último día se han registrado 31 nuevos ingresos de personas con síntomas graves de COVID-19, si bien ninguno ha requerido de cuidados en la unidad de críticos. Tras haber habilitado nuevas plantas para pacientes con coronavirus en el Hospital Universitario de Navarra, el principal de la comunidad foral, en estos momentos 276 personas se encuentran hospitalizadas con esta patología, de las que 37 se encuentran en la UCI. Las unidades de críticos, que han registrado un nuevo récord de ocupación en la sexta ola, se acercan al máximo alcanzado en el último año.

En las últimas 24 horas el Servicio Navarro de Salud (Osasunbidea) ha notificado 1.923 contagios tras haber realizado 4.659 pruebas diagnósticas que sitúan la positividad en el 41,3%. Según ha detallado el vicepresidente Remírez, el 97% de los nuevos casos están ya originados por la variante ómicron.

Los casos de COVID-19 también han descendido entre el personal sanitario. En la actualidad hay 308 profesionales de Osasunbidea de baja, lo que “consolida un punto de inflexión a la baja, pasando de 570 a 458 y a 308”, ha celebrado el vicepresidente navarro.

En cuanto a la vacunación, el martes se administraron 3.489 dosis en Navarra, con lo que el total de administradas asciende a 1.309.156. Las personas con pauta completa son 542.712. Desde esta semana, Salud cita ya para la dosis de refuerzo a las personas de entre 30 y 39 años.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats