"Nunca me imaginarás vestida de blanco y rojo; nosotros entretenemos, pero no somos parte de la fiesta"

Alaska y Nacho Canut, en la portada de su último disco.

No se ajustan ni al tipo de música de calle, ni a la indumentaria en blanco y rojo, ni siquiera al desenfreno festivo, pero Fangoria es ya un clásico de los conciertos de San Fermín. Alaska y Nacho Canut acuden por tercera vez a las fiestas, por segundo año en la plaza de los Fueros (martes, 8 de julio, 23.30 horas). En realidad, para el grupo de música electrónica, ambientación artificial y alergia al encasillamiento, Pamplona es ya una cita ineludible. Desde pequeñas salas a grandes conciertos, el dúo siempre ha dado lo mejor en la capital navarra. Olvido Gara, Alaska, promete hoy lo mismo. No contentarán a todos porque, “con contentarnos a nosotros mismos ya es suficiente”. Y, para ellos, la fiesta será únicamente sobre el escenario.

Calle 13, Carlos Jean y Fangoria, entre los grupos que actuarán en San Fermín

Calle 13, Carlos Jean y Fangoria, entre los grupos que actuarán en San Fermín

Pregunta. Otros sanfermines y, de nuevo, Fangoria está en el cartel.

Respuesta. Sí. Creo que sumamos ya tres actuaciones, y hemos actuado muchas, muchas veces, en Pamplona. Es uno de esos sitios que, cuando empezamos con Fangoria y no nos llamaba nadie, veníamos a visitar muy a menudo.

P. ¿Cuál es su recuerdo de actuar en San Fermín? ¿Notan la diferencia con respecto a otras fiestas, que son una de sus especialidades?

R. Pues la verdad es que no. Un concierto gratuito, en una localidad en fiestas, atrae un público que al final no siempre es el tuyo, que pasa por ahí y a lo mejor solo quiere curiosear, aunque siempre hay una parte, más cerca de ti, que es tu público. Eso condiciona el repertorio. Incluiremos canciones del último disco [en este caso ‘Cuatricomía’ y ‘Policromía’] pero también de todo nuestro repertorio.

P. ¿Y cómo se consigue contentar a todo el mundo?

R. Eso es imposible, ni te lo tienes que plantear. Te tienes que intentar contentar a ti mismo, que ya es suficiente.

P. ¿Cree que la apuesta de Fangoria encaja en sanfermines?

R. Sí, cuando hemos venido tres veces imagino que sí, porque cuando repites es que algo ha salido bien…

P. Lo digo porque no veo a Fangoria precisamente vestidos de blanco y rojo.

R. Nooo. No me imaginas ni me imaginarás nunca. Nosotros tenemos otra función, que es la de entretener a las personas, no la de formar parte de la fiesta. Tampoco creo que nos imagines saltando hogueras en Alicante o tomando rebujitos en la Feria de Abril. Nosotros llegamos, tocamos y nos vamos. Para nosotros disfrutar es tocar.

P. Usted se ha definido incluso como una persona “antisocial”. ¿Y cómo cuadra eso con actuar en unas fiestas que precisamente representan lo contrario?

R. Pero yo no tengo contacto social en las fiestas. Cuando digo que soy antisocial lo digo porque no me gusta estar en una reunión con veinte personas que me estén hablando, porque me parecen unos pesados. En el escenario, en cambio, no tengo que hablar con nadie.

P. Eso fomenta su imagen de diva. No sé si le sienta mal esa palabra.

R. No es una cuestión de divismos, sino de carácter. Soy hija única, muy individual, me gustan mis amigos, pero con los que no lo son siempre intento ser muy amable. No es que tenga fobia social, sino de intimidad. Yo tengo cinco amigos y no quiero más.

R. Después de más de veinte años de proyecto, ¿cómo consigue Fangoria sorprender en cada actuación?

R. No lo sé. Yo me lo paso muy bien, y creo que Nacho también. Algo tendrá que ver con eso, con que esto no se haya convertido en una rutina, ni en un trabajo. Es parte de lo que hacemos, y hay veces que el éxito te sonríe y puedes tocar en Fueros, y otros en los que coges una sala y actúas allí, pero la clave es hacerlo con el mismo ánimo y las mismas ganas.

P. Con ‘Cuatricomía’ [compuesto de cuatro LP] parece que han querido definir muy claramente qué es Fangoria. ¿Es un reinicio?

R. No es redefinirnos, pero sí dar una muestra de lo que somos. Al final esas cuatro partes son una y esas son nuestras bases, lo que es Fangoria: el pop, la electrónica, el rock&roll y un lado un poco más oscuro, más siniestro.

P. ¿Su presencia constante en la televisión (empezando por ‘La bola de cristal’, pasando por el ‘reality’ ‘Alaska y Mario’ o acabando ahora en el programa ‘Alaska y Coronas’) ha dado popularidad a Fangoria?

R. A veces sí, a veces no. Son cosas paralelas.

P. ¿No existe la posibilidad de continuar con ‘Alaska y Coronas’?

R. Nooo. Eran trece programas y ya fue demasiado que no nos los quitaran. Creo que fue un éxito hacerlos, en ese horario, con un buen resultado de público, pero cumplimos y se acabó.

P. ¿Tampoco habrá nuevas entregas de ‘Alaska y Mario’?

R. Bueno, todo el mundo sabe qué ha pasado con ‘Mtv’, que ha vuelto a ‘Canal+’ y, al estar en una cadena de pago, no tienen presupuesto para hacer una producción propia.

P. A veces los programas, enteros, cambian de cadena…

R. Nosotros no tenemos ninguna expectativa. Si ocurre, fenomenal; si no ocurre, también.

P. ¿Vendrá Mario a San Fermín?

R. No, está trabajando en Madrid.

P. Hay quien echa en falta a las Nancys Rubias en el programa de conciertos.

R. Pues si las contratan, van. Que las hubieran contratado.

P. Para la siguiente vez que vuelva Fangoria tendrá que ser.

R. Ojalá.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats