El gabinete Barkos: puestos clave para Geroa Bai, más técnico y sin propuestas de Podemos

Barkos, durante una comparecencia anterior / Foto: Efe.

Uxue Barkos ya cuenta con equipo de gobierno. Geroa Bai ha cerrado finalmente con EH Bildu e Izquierda-Ezkerra la composición del nuevo Gobierno Foral, que contará como vicepresidente económico, pero centrado en el área de Industria, a Manu Ayerdi y con el profesor de Trabajo Social de la UPNA Miguel Laparra como vicepresidente social. El ejecutivo lo completan nombres como Mikel Aranburu (Economía y Hacienda), Mª José Beaumont (Presidencia), Ana Ollo (Relaciones Ciudadanas), José Luis Mendoza (Educación), Fernando Domínguez (Salud), Ana Herrera (Cultura) e Isabel Elizalde (Desarrollo Rural y Medio Ambiente). Finalmente, Podemos no ha propuesto nombres para componer esas consejerías, aunque sí ha garantizado su apoyo a Barkos para que, la próxima semana, pueda convertirse en la nueva presidenta de Navarra.

Miguel Laparra, referente de los estudios sobre pobreza de la UPNA, ocupará la vicepresidencia social

Podemos se ha desmarcado al final del proceso de las propuestas para componer este Ejecutivo, tras dejar claras sus diferencias con el proceso seguido por Geroa Bai. Barkos es el referente del próximo Gobierno y, según Podemos, también se corría el riesgo de que el resto de las formaciones tuvieran un papel residual en esas propuestas. A diferencia de Podemos, EH Bildu e Izquierda-Ezkerra sí se han mostrado más satisfechos con el consenso alcanzado; los primeros han reconocido que han sido aceptadas sus propuestas en Presidencia (Mª José Beaumont) y Desarrollo Rural (Isabel Elizalde), mientras que los segundos hacen suya la sugerencia de Políticas Sociales (Miguel Laparra).

El anuncio, que finalmente se ha producido durante la tarde del jueves, supone el último impulso al nuevo Gobierno, a falta de que, la próxima semana, se solvente el pleno de investidura (la Mesa y Junta de Portavoces ha fijado la fecha para el próximo lunes, día 20) y la toma de posesión de Barkos (día 22). El acuerdo programático, que incluye medidas ambiciosas como la recuperación de la Renta Básica o el impulso de una reforma fiscal que entre en vigor en 2016, ya se cerró antes de los pasados sanfermines, pero durante las fiestas se recuperaron las conversaciones para poner caras al próximo ejecutivo.

La decisión de Barkos de asegurarse la última palabra, en caso de que no hubiera acuerdo, de quién ocupaba cada consejería generó recelos entre las formaciones, e incluso EH Bildu habló de que Geroa Bai pretendía impulsar un modelo presidencialista. Sin embargo, la coalición liderada por Barkos se ha ganado el apoyo de EH Bildu e I-E en esos nombramientos. El portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, ha considerado que el gabinete anunciado "no es nuestro gobierno", pero sí supone "un paso adelante", mientras que el representante de Izquierda-Ezkerra, José Miguel Nuin, ha insistido en que este gobierno contará con el apoyo de su coalición porque se trata de unas personas con "capacidad" para sacar adelante el programa pactado.

Finalmente, Podemos ha decidido quedarse a un lado en esas propuestas. Su secretaria general, Laura Pérez Ruano, ha confirmado que la formación apoyará la investidura de Barkos y el desarrollo del acuerdo programático, pero finalmente no lo hará, por así decirlo, desde dentro del ejecutivo. La representante de Podemos ha considerado que no hay equilibrio en las propuestas entre los perfiles técnicos y políticos (ha mencionado en concreto, el nombramiento de Ayerdi, hasta ahora presidente del PNV en Navarra y que tendrá que dejar su cargo para ser vicepresidente del Gobierno) y que, por tanto, el partido ha optado por preservar su "independencia" del gobierno, para así velar por el cumplimiento del acuerdo programático.

En cualquier caso, todas las formaciones que han participado en esta negociación han coincidido al destacar que el nuevo Gobierno Foral no es un pacto al uso, ni un gobierno con una coalición a cuatro, ni un ejecutivo en minoría, ni una formación integrada por tecnócratas. Lo que sí está claro es que Barkos ha establecido la fórmula que ha deseado y la ha llevado a cabo: "Es una manera diferente de trabajar en política", ha defendido la candidata a la Presidencia de Navarra. En cualquier caso, Geroa Bai, entre la Presidencia y esa vicepresidencia económica, tendrá un peso fuerte (incluso político) dentro de un ejecutivo que, en los próximos días, será una realidad.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats