eldiario.es

9
Menú

La crisis en Podemos pone en riesgo la confluencia 'del cambio' para 2019

Las últimas disputas internas en el seno de la formación morada pueden retrasar e incluso truncar las negociaciones con el resto de partidos

IU pide que "abandonen el círculo vicioso de las peleas", Equo da tiempo y Santander Sí Puede no lo considera "determinante" para el proceso

- PUBLICIDAD -
Tatiana Yáñez Barnuevo, Antonio Mantecón y Miguel Saro, integrantes del Grupo Mixto en Santander. | Román García

Antonio Mantecón y Miguel Saro, concejales de Santander Sí Puede e IU en Santander. | ROMÁN GARCÍA

A poco más de siete meses para las elecciones autonómicas y municipales, la confluencia 'del cambio' entre Podemos, Izquierda Unida y Equo en Cantabria, y entre Podemos, IU y Santander Sí Puede en la capital, puede estar en peligro. Los últimos acontecimientos en el seno de la formación morada que han desembocado  en la dimisión del Grupo Parlamentario de una de sus cabezas más visibles pueden retrasar e incluso truncar las negociaciones para conformar un frente común de cara a la cita electoral de 2019. 

La alianza tendría como objetivo conseguir, al menos, los mismos tres diputados con los que cuenta el partido de Pablo Iglesias en la Cámara autonómica, una representación que les sirva para hacer de llave en la formación de Gobierno, presumiblemente con el PRC y sobre todo el PSOE, siguiendo con la buena sintonía que tienen a nivel nacional con el partido de Pedro Sánchez y que Pablo Zuloaga trata de reproducir en Cantabria.

En el caso de Santander, por su parte, el proyecto tiene el cometido, junto a otras fuerzas como PSOE y PRC -con las que los concejales Antonio Mantecón (Santander Sí Puede) y Miguel Saro (IU) han mantenido múltiples acuerdos durante esta legislatura-, de desbancar al PP después de casi cuatro décadas al frente del Consistorio. 

Pero la posibilidad de que estos supuestos se den sin confluencia de por medio parece poco probable, más aún sin el empuje de un Podemos emergente como en 2015 y tras tres años de disputas internas dentro del partido en Cantabria que han marcado su trayectoria política. 

Desde IU califican de "gravísimos" los hechos denunciados y reconocidos por el propio José Ramón Blanco, y aseguran que no parecía haber otra salida que su renuncia "inmediata" al acta de diputado. Asimismo, desde esta formación señalan a eldiario.es que "el clima crónico de constante enfrentamiento y crispación en Podemos parece no tener fin", lo que "no ayuda en absoluto a crear la confianza necesaria para un proyecto político común donde encajen todas las fuerzas de la izquierda cántabra". 

"Pedimos mesura a nuestros interlocutores, y que en Podemos abandonen el círculo vicioso de debate autorreferente y peleas alrededor de su modelo organizativo y de dirección, bastante inútil y de ningún interés para los y las cántabras que están esperando una acción política común de izquierda para defender sus intereses", sentencian desde IU. 

"Si nos perdemos en el mismo debate una y otra vez, nos darán la espalda", advierten sus portavoces, recordando que "hay fuerzas políticas en la derecha construyendo un discurso de odio y enfrentamiento esperando a esos votantes desesperanzados". "Sería muy irresponsable enviarlos allí por nuestra irresponsabilidad", concluyen.

Por su parte, desde Equo señalan que confían en "la madurez" como partido de Podemos para salir de esta situación y esperan que las negociaciones "solo se retrasen, pero que finalmente lleguen a buen puerto". Para ello, según manifiestan a este periódico, les dan tiempo ya que confían en el equipo de trabajo de la formación morada.

"No es determinante"

Finalmente, desde Santander Sí Puede no entran a valorar las crisis de otras formaciones políticas, pero sí consideran que un hecho como el que está viviendo Podemos "no es determinante" para la confluencia, puesto que solo lo sería "si se optara por un modelo partidista, negociando acuerdos por arriba y en despachos".

"En un proceso abierto, el debilitamiento de una de las organizaciones integrantes se minimiza ya que existe una participación mucho más amplia y plural, con otros partidos, colectivos sociales, plataformas, ciudadanos independientes, etcétera", explican. "Pero en un modelo cerrado, en el que los acuerdos se firman exclusivamente entre tres o cuatro organizaciones, una crisis de este calibre en una de ellas hace daño a todo el proyecto", argumentan desde el partido municipalista.

Así pues, aseguran que, "en principio", la crisis abierta en otra formación política "no debería" afectarles. "De lastrar a alguien, suponemos que sería a ellos si decidiesen imponer criterios inasumibles o presentarse en solitario", sostienen. No obstante, desde este partido sí creen que, "tanto Podemos como otras fuerzas políticas deben mostrar una mayor flexibilidad y altura de miras de las que han tenido hasta ahora para que podamos sacar esta ciudad y esta comunidad autónoma adelante".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha