eldiario.es

9

El Plan de Salud pretende alargar la esperanza de vida sin achaques cuatro años más

El objetivo para 2020 es que los hombres lleguen hasta los 73,1 años y las mujeres a los 78,6 con calidad de vida e independencia física y psíquica. Ahora, los varones se sitúan en una media de 69,6 y las mujeres de 74,9.

Un 15,3% de los niños sufre de sobrepeso y otro 11,7% de obesidad. El objetivo para 2020 es reducir esos porcentajes a un 13,8% y un 10,5%, respectivamente.

El nuevo Plan de Salud elaborado por el Departamento de Salud para el periodo 2013-2020 se ha marcado como objetivo aumentar la esperanza de vida libre de achaques para hombres y mujeres. En la actualidad, esa medida se encuentra en los 69,6 años para los varones y en 74,9 para las mujeres. Si se cumplen los objetivos trazados en el plan, en 2020 esas media serán de 73,1 años para los hombres y de 78,6 para las mujeres. Es decir, que las personas mayores logren alcanza esos umbrales de edad con calidad de vida e independencia física y psíquica.

El Plan de Salud es el documento que marca la política a seguir en los próximos años para dar respuesta a todos los factores que afectan a la salud de la comunidad autónoma. Por lo tanto, se trata de un plan del Gobierno que no se limita únicamente al ámbito sanitario y que establece las prioridades con que deben emplearse los gastos de sanidad, atendiendo a criterios de eficiencia y de rentabilidad social. El nuevo Plan de Salud es el cuarto que elabora el Departamento de Salud y sustituye al anterior, que se extendió desde 2002 a 2010. El primero fue elaborado en el año 1990. El documendo, al que ha tenido acceso El Diario Norte, se encuentra en fase de borrador después de pasar por múltiples consultas con los principales agentes e instituciones implicados.

El gran objetivo del plan es mejorar la salud de la población, en particular de las personas con menos posibilidades económicas. Se trata de disminuir las desigualdades sociales en el acceso a los recursos sanitarios, entendidas como "diferencias sistemáticas, evitables e injustas entre grupos sociales definidos de acuerdo con el género, la clase social, el lugar de residencia, el país de origen, la discapacidad, el tipo y las condiciones de trabajo", apunta el borrador. "El sistema sanitario", indica el texto, "juega un papel en la generación de las desigualdades sociales en salud, ya que, incluso en aquellos lugares en los que su cobertura es universal y gratuita, las personas de menor nivel socioeconómico encuentran mayores barreras en el acceso".

En todos los casos, el documento parte de un diagnóstico de la situación actual y traza los objetivos a cumplir en 2020. Algunos de los objetivos incluyen metas cuantificadas, basadas en previsiones sobre la evolución futura de esos problemas de salud y sobre el impacto probable de las actuaciones del Gobierno. El plan se centra, entre otras materias, en el cáncer; enfermedades cerebro-vasculares; lesiones accidentales; problemas mentales y obesidad.

Reducir la mortalidad

Entre los objetivos específicos incluidos en el Plan, destacan la disminución de las muertes por enfermedades relacionadas con el cáncer, una de las principales causas de muerte en Euskadi. Por ejemplo, en la mortalidad por cáncer de pulmón el objetivo es frenar la tendencia ascendente en el caso de las mujeres y reducir del 28,6 al 25 el porcentaje de muertes en el caso de los hombres con esta dolencia. En el caso de la mortalidad por cáncer colorrectal, la pretensión es bajar de un 10% en las mujeres (12,7% actual) y estabilizar la tasa en los hombres (33,9 actual). Para el cáncer de mama, el plan recoge para 2020 bajar del 10% (16,2 actual). 

Entre los objetivos específicos incluidos en el plan también destacan la disminución de las muertes por enfermedades relacionadas con el corazón. Para ello, se deben aumentar las medidas para combatir los factores de riesgo, entre los que destacan el consumo de tabaco, el sedentarismo, la obesidad, la hipertensión arterial, altos niveles de colesterol o el consumo excesivo de grasas.

Las medidas contra la obesidad infantil es otro de los apartados del plan. El departamento elaborará un protocolo de actuación para la prevención, diagnóstico y tratamiento individual de la obesidad dentro del sistema sanitario, con implantación de "cribado, oferta, consejo, seguimiento, y derivación a servicios comunitarios, cuidando de no crear estigmas en las personas obesas". Promover la educación nutricional y los hábitos de vida saludable en el medio familiar, escolar y comunitario e impulsar acuerdos interinstitucionales y en colaboración con la industria alimentaria y hostelera para la reducción de azúcares, grasas saturadas y sal en alimentos preparados son otras de las medidas. En la actualidad, un 15,3% de los niños sufre de sobrepeso y otro 11,7% de obesidad. El objetivo para 2020 es reducir esos porcentajes a un 13,8% y un 10,5%, respectivamente. En cuanto a las niñas, en estos momentos esos porcentajes son de 16,6% (sobrepeso) y 12,7% (obesidad). Para 2020, el plan quiere reducir esos porcentajes a un 14,9% (sobrepeso) y un 11,4% (obesidad).

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha