eldiario.es

9

“La biomasa es la fuente de energía que más puestos de trabajo genera por megavatio instalado”

La Federación Española de Empresas Forestales considera que es posible "la conciliación del aprovechamiento energético de la biomasa con la conservación de la biodiversidad”.

“Mientras importamos del exterior aquí se incrementan cada año las existencias de esta materia prima que desaprovechamos para la creación de energía”.

 “Dejemos de hablar de biomasa como una energía de futuro para convertirla en una energía de presente”.

El colectivo vinculado al ámbito forestal participante en el Congreso Nacional que ha acogido Vitoria estos días ha defendido las ventajas y posibilidades de la biomasa forestal como fuente de aprovechamiento energético y generadora de empleo. Aseguran que “es la fuente de energía que más puestos de trabajo directos e indirectos genera por megavatio  instalado”. Miguel Ángel Enea, ingeniero de montes y  Jefe de Planificación Forestal del Gobierno de Aragón explicaba en la conferencia de la jornada dedicada a este sector emergente que se está desperdiciando una valiosa materia prima abundante en los bosques para crear energía de una manera limpia y sostenible. Según los datos manejados por la Federación de Forestales se producen 2 millones de toneladas de materia seca al año en el estado. “Aunque año a año se incrementa la superficie forestal, se incrementan año a año  las espesuras de los bosques y las existencias,  no estamos aprovechando esa materia prima para obtener energía  y liberarnos de la dependencia de otros combustibles que importamos de fuera” explicaba en su intervención.

Durante la jornada celebrada en el Palacio de Congresos y Exposiciones Europa han criticado la actual normativa estatal, restrictiva enmuchos casos y cuyos efectos están siendo, dicen, “demoledores” para el sector. Los partidarios de la biomasa solicitan una regulación específica para esta energía renovable, ya que son muchos sus efectos beneficiosos, no sólo directos en cuanto a creación de empleo rural, agrario y forestal  sino en cuanto a reducción de emisiones de efecto invernadero.

La escasa implicación de la administración central unida al retraimiento general de la actividad económica ha provocado, según el congresista Miguel Ángel Enea, una pérdida importante de la cultura forestal. “Los dueños de los montes empezaron a  mirar hacia el recreo y el turismo. Ahora parece que vuelven a ver los árboles y el aprovechamiento de la biomasa  como alternativa para poder implantar una gestión forestal sostenible mientras otras actividades forestales siguen en recesión”, explica Enea.  “Debemos dejar de hablar de la biomasa como energía de futuro para ser convertirla en una energía del presente” añadía.

La utilización de la biomasa forestal conlleva ventajas medioambientales como la prevención de incendios, el fomento de la gestión forestal sostenible, la valorización de los ecosistemas, o la lucha contra el cambio climático. “Como la disponibilidad de biomasa en nuestros montes es muy elevada, la extracción de la misma, de forma organizada, contribuye a la prevención de incendios y disminuye la aparición de plagas y enfermedades, además de contribuir a la realización de tratamientos selvícolas y al cumplimiento de los compromisos del protocolo de Kyoto. Por tanto, la conciliación del aprovechamiento energético de la biomasa con la conservación de la biodiversidad no es sólo posible sino ventajosa”, concluían acallando así algunas pegas planteadas por los ecologistas presentes en las jornadas.

“Biomasa hay de sobra, promotores en disposición de invertir también pero falta convergencia entre el sector forestal y el industrial, no están relacionados. Esto nos lleva a que oferta y demanda ahora mismo estén separadas”

Los beneficios socioeconómicos que apuntan desde la federación de forestales son el impulso al desarrollo rural, al sector empresarial forestal, y la generación de empleo. En cuanto a las bondades energéticas han citado como destacadas la mejora del ahorro, la eficiencia y la diversificación energética y la fácil disponibilidad de estos recursos.

Pero también reconocen que son varias las dificultades que conlleva el desarrollo de la actividad como el alto coste de inversión, la incertidumbreen torno a la rentabilidad, las dificultades para mecanizar las operaciones, lanecesidad de amplios espacios de almacenamiento y la falta de tejidoempresarial. “Biomasa hay de sobra, no es un problema la oferta, promotores tambiény en disposición de invertir pero falta convergencia entre el sector forestal yel industrial, no están relacionados. Esto nos lleva a que oferta y demandaahora mismo estén separadas”, manifestaba Enea.

Consideran necesario actuar en tres grandes bloques. Por un lado la Administración debe establecer "unas reglas del juego fáciles y sencillas que permitan que alguien se juegue los cuartos y no salga escaldado; por otro los propietarios tienen que reconvertirse y por su parte, los promotores fomentar elnegocio. Todos al unísono conseguirán movilizar el sector”, aclaraba el congresista en su intervención.

Andalucía y Aragón son dos de las Comunidades Autónomas que más están potenciando el uso de la biomasa forestal como fuente de energía.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha