eldiario.es

9

El día europeo de las víctimas del terrorismo regala en Euskadi una fotografía de unidad

Desde el PP hasta Sortu pasando por la AVT han participado en un acto de cuatro horas abierto por el lehendakari, Iñigo Urkullu, y cerrado con un mensaje tajante: "El final de ETA no puede suponer pasar página sin crítica explícita sobre lo sucedido"

Alfonso Sánchez, de la AVT, con el lehendakari, Iñigo Urkullu

Alfonso Sánchez, de la AVT, con el lehendakari, Iñigo Urkullu IREKIA

El acto central organizado este viernes por el Gobierno vasco con motivo del día europeo de las víctimas del terrorismo (que se celebra cada año el 11 de marzo por los atentados de Madrid de 2004) ha logrado la fotografía de unidad que no tuvo el día de la memoria de noviembre. La jornada, organizada en la plaza de la Virgen Blanca de Vitoria y que ha consistido en cuatro horas de concentración silenciosa ininterrumpida por turnos, ha contado con la participación de todo el Ejecutivo, encabezado en el primer relevo por el lehendakari, Iñigo Urkullu, y de todos los partidos políticos, incluidos PP y Sortu, así como de la AVT o de representantes de la comunidad islámica del País Vasco.

Acompañados de un cuartero de viento y de dos paneles que en euskara y castellano mostraban el lema “Memoria y futuro. Elkarrekin eraiki”, representantes políticos, económicos, sociales, religiosos, deportivos y culturales se han ido turnando de 15 en 15 minutos al frente de un acto cívico silencioso. Sólo al final, de nuevo en los dos idiomas oficiales, José Luis de la Cuesta, director del Instituto Vasco de Criminología y presidente del Consejo de Participación de las Víctimas del Terrorismo, ha leído una declaración institucional en la que ha referido que “el final de ETA no puede suponer pasar página sin crítica explícita sobre lo sucedido”.

No se ha citado expresamente, pero la jornada también estaba abierta a la memoria de los asesinados por el GAL y otras bandas, así como también a las víctimas del yihadismo. “Las familias de las víctimas asesinadas y todas las víctimas han de saber que no hay nada que justifique lo que sufrieron, que nada tiene un valor mayor que su dignidad humana. Deben saber que la sociedad vasca y sus instituciones conocen y reconocen el inmenso sufrimiento que padecieron”, ha leído De la Cuesta.

El documento incorpora también cierta autocrítica sobre lo ocurrido en los denominados 'años de plomo': “No siempre lo que hicimos estuvo bien hecho. Hasta primeros de la década de 1990, las instituciones llegamos tarde a la causa de las víctimas. En los años siguientes, a menudo, las divisiones políticas desdibujaron la unidad en la solidaridad”. Hoy, sin embargo, junto al lema “Memoria y futuro” se han concentrado desde cargos del PP como el delegado del Gobierno central, Javier de Andrés, hasta la abogada de la izquierda abertzale Jone Goirizelaia. Hace tan sólo unos pocos meses, en el día de la memoria de noviembre, esto no fue posible.

Alberto Muñagorri, a quien una bomba de ETA mutiló siendo niño, ha manifestado su agradecimiento por un acto unitario como el de este año. Ha recordado el desdén que como él muchas víctimas del terrorismo padecieron en Euskadi, tanto a nivel institucional como a nivel social, sobre todo en Gipuzkoa, ha dicho. “Nos comprometemos a que la memoria y el honor de las víctimas no queden relegadas por una mirada al futuro que se olvida del pasado”, se podía leer también en la declaración institucional, que reclama “un ejercicio pedagógico de deslegitimación del terrorismo que transparente su inmenso error ético, político y democrático y fundamente el ‘nunca más’”.

La AVT, presente

Junto al lehendakari ha llamado la atención la presencia de Alfonso Sánchez, presidente de la AVT. Esta organización mantiene ya desde hace unos años una cierta sintonía con las políticas de memoria del Gobierno vasco del PNV (ahora en coalición con el PSE-EE), frente a una posición más crítica de Covite, que denuncia que Euskadi diluye la gravedad del terrorismo de ETA al ponerlo al mismo nivel que las víctimas de violencia policial, por ejemplo.

Sánchez ha explicado que “todo lo que sea trabajar por las víctimas del terrorismo y que esos años de oscurantismo, que fueron muchos, lo sean ahora de claridad” es positivo. En todo caso, preguntado por el hecho de que el Instituto de la Memoria (Gogora) impulsado por el Gobierno autonómico abarque desde la Guerra Civil hasta la violencia de ETA, Sánchez ha sido tajante: “Por supuesto que estoy en contra. No entro en ese relato. El relato que yo quiero hacer valer es el de las víctimas. Por supuesto que negaré cualquier mezcolanza". El líder de la AVT ha añadido que son “demasiados años de dolor para que ahora quieran contar otro relato diferente”. “Aquí no ha habido guerras, ha habido inocentes que han puesto las nucas y asesinos que han puesto las armas”, ha zanjado. 

Como novedad, representantes de las comunidades islámicas de Euskadi también han asistido a una jornada europea que toma su fecha precisamente por el atentado yihadista que sufrió Madrid el 11 de marzo de 2004 de la mano del obispo católico de Vitoria, Juan Carlos Elizalde. Asis Messouri ha manifestado que el islam "muestra su rechazo total" al terrorismo y ha mostrado su deseo, su "sueño", de "crear una sociedad donde los principios de la humanidad estén por encima de los intereses individualistas y partidistas". Ha agradecido también la tolerancia y voluntad de integración de la sociedad vasca hacia los musulmanes llegados de otros países.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha