eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

El envenenamiento de aves causó la muerte del 10 % de la especie de milano negro

Los tres acusados podrían ser condenados a penas de hasta tres años de prisión y a una indemnización de unos 118.000 euros

La utilización de cebos envenenados provocó la muerte en 2012 de especies en peligro de extinción, vulnerables y en situación de protección especial

- PUBLICIDAD -
I.SAN SEO/BIRDLIFE FOTO: Archivo

Visto para sentencia el mayor caso de envenenamiento de fauna protegida registrado en España en la última década. La Fiscalía solicita tres años de prisión para cada uno de los tres imputados -los dos presidentes de los cotos Monte Cierzo de Tudela y el de Cintruénigo y un guarda- por un presunto delito contra la fauna, así como una indemnización de unos 118.000 euros a la Comunidad Foral de Navarra por la pérdida de biodiversidad. El cuarto imputado, un guarda, ha sido finalmente absuelto, al considerar el juez que no tenía relación directa con los hechos.

Los acusados habrían utilizado cebos envenenados para eliminar depredadores en ambas localidades navarras con el supuesto interés de proteger así las especies de valor cinegético.

Ecologistas en Acción, Seo BirdLife y WWF -además del Gobierno de Navarra- ejercen la acusación particular y han tratado de demostrar que los cebos con los venenos Demeton S-motil y Fentión y las jaulas trampa fueron la causa de la muerte de 138 aves rapaces entre abril y septiembre de 2012. Entre ellas cuatro milanos reales (en peligro de extinción), un alimoche (especie vulnerable), 129 milanos negros, un aguilucho lagunero, otro ratonero y dos buitres leonados, todos ellos calificados de protección especial. Además, cuatro cuervos murieron envenenados también.

David de la Bodega, responsable del programa legal de Seo Birdlife, considera “meridianamente claro” que ha quedado “más que demostrado la clara autoría de los acusados”. Las agrupaciones ecologistas piden dos años y medio de prisión para los acusados.

La vista oral se ha desarrollado también por la tarde debido a la extensa prueba analizada, que ha incluido declaraciones del Guarderío Forestal de Navarra, Policía Foral, técnicos encargados de las necropsias de las aves, del laboratorio que analizó los pesticidas y otros peritos del Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Navarra. De acuerdo a de la Bodega, han defendido que se trata de un “envenenamiento intencional”, por lo que el juicio ha transcurrido como esperaban las acusaciones.

“No solo defendemos el valor del patrimonio natural, sino la labor de muchos funcionarios públicos, de la Administración. Resulta esencial para que termine la impunidad en los casos de uso de veneno”, apunta el ecologista, que añade que la muerte de 138 aves rapaces “supuso la pérdida del 10% del milano negro y el 2% de milano real; un impacto muy grande para la conservación de esas especies”.

Los trabajadores de los cotos de caza “tienen que tener un especial cuidado, pues son gestores de medio natural, un bien público. Las especies silvestres nos pertenecen a todos, no solo a los cazadores”, explica de la Bodega, que critica la “utilización de venenos por tradición todavía en parte del mundo cinegético, lo que supone una gran irresponsabilidad”.

Eduardo Navascués, de Ecologistas en Acción, espera que dentro de dos meses esté lista la sentencia, si bien considera que los acusados “tienen intención de recurrir”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha