El Podemos y la ciudad que queremos

Carlos Egio

Candidato a secretario general de la lista municipal Ahora Podemos Murcia —

Hace apenas un mes tuvo lugar una reunión que, si bien puede que no pase a los anales de la historia política de nuestra ciudad, desde luego será un momento clave en nuestra historia política personal. En una nave industrial a las afueras de Murcia, en un centro social autogestionado, ejemplo de lo que puede dar de sí el trabajo cooperativo, nos encontramos numerosos miembros de distintos círculos del municipio para decidir qué camino seguir con vistas al proceso constituyente municipal de Podemos. Entre nosotros había jardineros con experiencia en cooperativas y agroecología, médicos, trabajadoras de la limpieza que han plantado cara a la explotación laboral, profesores, informáticos, activistas sociales y otros muchos.

Algo teníamos decidido desde el principio, queríamos (y queremos) una formación abierta al resto de la sociedad, nos creímos a pies juntillas que Podemos es sobre todo una herramienta de cambio al servicio de la gente y nuestra principal preocupación, por encima de todo, era que se mantuviera esa filosofía. Podemos debía (y debe ser) un espacio de escucha porque las propuestas para cambiar nuestras ciudades ya están fuera, se construyeron desde el 15M en mil asambleas en todas las plazas, en mil mareas de todos los colores con profesionales, activistas y usuarios de todos los ámbitos, en foros ciudadanos y asociaciones profesionales, en plataformas ciudadanas reivindicativas y en asociaciones vecinales de barrios o pedanías. Por eso, no le teníamos miedo a poner en marcha un proceso abierto desde el primer momento, radicalmente democrático, y decidimos hacer unas primarias para confeccionar nuestra lista.

La inteligencia colectiva funcionó, en un par de días abrimos el proceso y nos encontramos con 33 candidatos al consejo y tres a la secretaría general. Nos habían dicho que unas primarias no podían ser eficaces pero se acercaron a nosotros compañeras y compañeros sin los que no entenderíamos ahora el trabajo: un abogado laboralista luchador y querido por todos en nuestra ciudad, una profesora de arte, maestros y profesores, cooperantes internacionales, artistas, parados y surgió un equipo plural, sensible a la realidad y que ha demostrado una enorme capacidad de trabajo.

En este mes hemos inundado los periódicos de artículos de opinión, hemos confeccionado un documento político-organizativo que recoge todas nuestras experiencias y las de aquellas que han querido aportar fuera de las fronteras de nuestra formación -que luchamos sinceramente por que sea la de todas-, hemos diseñado campañas, una gran página web, nos hemos acercado a círculos y otros colectivos... Pase lo que pase, hemos demostrado una gran capacidad de trabajo en equipo desmontando aquello de que la eficiencia y la eficacia van de la mano de un grupo monocolor.

Pero este proceso interno es solo un paso más, incluso llegar a las instituciones lo es. Sabemos que para cambiar nuestra ciudad tenemos que contar con una sociedad que realmente quiera cambiar. Nuestro principal valor es que no tenemos miedo a abrirnos a las calles porque no miramos la calle desde ninguna torre de marfil, somos la calle y desde la calle entendemos la política. Nuestra propuesta organizativa incluye encuentros periódicos presenciales con los círculos sectoriales y con los movimientos políticos, y por supuesto con todos los ciudadanos, votantes o no, afiliados o no, a través de mecanismos de democracia radical y participación masiva en Internet o mediante iniciativas populares de referendos. De ahí tienen que venir las principales propuestas y a ellos deberemos rendir cuentas llegado el momento.

Además, tenemos claro que nuestras siglas no están por encima de todo, queremos trabajar codo con codo con compañeras de otros movimientos políticos con los que compartamos una manera similar de ver la realidad. Sabemos que hay también jardineros, trabajadores precarios, jubilados y profesores con trabajo e ideas que aportar. Queremos hacer municipalismo entre todos, desde abajo, desde los barrios y pedanías, manteniendo la filosofía que nos hizo dedicar una parte importante de nuestras vidas a soñar otra ciudad. Con condiciones como las primarias abiertas y la elaboración participativa de un programa electoral, intentaremos alcanzar la confluencia con las bases de otras formaciones de las que también forman parte estudiantes y activistas históricos, gente sobradamente preparada para hacer de nuestro municipio un lugar en el que todas podamos vivir dignamente.

Pablo Iglesias nos dijo en marzo en el paraninfo de la universidad pública que “la participación política debe ser de la gente”, nos lo creímos y por eso estamos aquí. Entre nuestras propuestas, las que nos dejaron los movimientos sociales cuando decidieron prestarnos las plazas: la auditoría de la deuda de nuestro municipio; la educación, la sanidad y los servicios sociales, públicos, gratuitos y de calidad; un municipio sin barreras y una especial atención a la discapacidad; el reparto equitativo de la riqueza, la eliminación de la desigualdad laboral entre mujeres y hombres, la economía sostenible; la re-municipalización de los servicios comunes y otras muchas cosas que es imposible enumerar en un artículo como este. Sabemos que, entre todas, Ahora Podemos en Murcia.

Etiquetas
Publicado el
17 de diciembre de 2014 - 21:20 h

Descubre nuestras apps

stats