eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Ferraz se muda al Gobierno

Los nombramientos de miembros de la dirección y la fuga de trabajadores al Gobierno dejan vacía la sede del PSOE: "Está todo apagado"

Pedro Sánchez, la vicepresidenta, Ábalos, Adriana Lastra e Iván Redondo se reúnen todos los lunes para fijar la estrategia de la semana

Algunos ministros designan enlaces con el partido y en el grupo parlamentario admiten fallos de coordinación en el mes que lleva funcionando el Gobierno

- PUBLICIDAD -
Pedro Sánchez en la primera reunión de la Comisión Permanente del PSOE tras su llegada a Moncloa.

Pedro Sánchez en la primera reunión de la Comisión Permanente del PSOE tras su llegada a Moncloa. PSOE

El pasado 1 de junio con el triunfo de Pedro Sánchez en la moción de censura no solo cambió la historia de España, también empezó a vaciarse la sede del Partido Socialista en Ferraz. En un primer momento, e l presidente solo se llevó a tres miembros de la dirección al Consejo de Ministras: Carmen Calvo como vicepresidenta;  José Luis Ábalos de ministro de Fomento; y  Magdalena Valerio como titular de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. Pero con el paso de las semanas,  los nombramientos de segundo y tercer nivel se han nutrido de miembros de la Ejecutiva que este lunes vuelve a reunirse después del tsunami que ha vivido el partido durante el último mes y medio. Casi ocho años después, los chóferes oficiales del Gobierno aparcarán de nuevo en Ferraz.

Sánchez presidirá la primera reunión de la Ejecutiva del PSOE en plenario, con 48 integrantes tras la suspensión de José Félix Tezanos por su nuevo cargo como presidente del CIS –también dejará la presidencia de la Fundación Pablo Iglesias, según fuentes socialistas–.

En este momento hay 17 miembros de la dirección que ya tienen asiento en los distintos escalafones del Gobierno y sus organismos asociados. La primera aportación del partido fue para la designación de los delegados de gobierno –la mayoría elegidos entre afines a Sánchez en la batalla interna–. Tres de ellos son miembros de la Ejecutiva: el andaluz Alfonso R. Gómez de Celis; el de Castilla-La Mancha, Manuel González; y el de Madrid, José Manuel Rodríguez Uribes

Sánchez se ha llevado al Palacio de La Moncloa a Paco Salazar como responsable de Análisis y Estudios, un puesto similar al que ocupa en la Ejecutiva como responsable de Acción Electoral. En su edificio también trabaja Félix Bolaños, secretario general de Presidencia, que ha reclutado a Fran Martín como jefe de gabinete –él fue el responsable de la Asociación Bancal de Rosas que se encargó del crowdfunding de la campaña de primarias de Sánchez–. Los dos últimos no pertenecen a la dirección, pero sí trabajaban en la sede del partido desde el pasado verano. 

Otros dos miembros de la dirección llegarán a Ferraz por primera vez como secretarios de Estado: Hugo Morán (Medio Ambiente) y Paco Polo (Agenda Digital). Luisa Carcedo están en el escalafón justo posterior como Alta Comisionada para la Pobreza Infantil, aunque depende directamente del presidente mientras que Isaura Leal, miembro de la Ejecutiva, es Comisionada para el Reto Demográfico bajo el mando de la ministra Meritxell Batet. Su pareja, Juanma Serrano, era jefe de gabinete de Sánchez en el partido, pero prescidió de él en ese puesto al llegar a Moncloa. Tras rechazar otros cargos en el Gobierno, Serrano aceptó la presidencia de Correos.

"Da pena ir a Ferraz. Está todo apagado"

Con rango de directores generales hay dos miembros de la Ejecutiva : Fernando Martínez, que se hará cargo de la dirección de Memoria Histórica de nueva creación en el Ministerio de Justicia; y Javier Izquierdo, en Infraestructuras, dependiendo de Fomento.

Turespaña está en manos de Héctor Gómez, que lleva en la dirección el área de internacional; y Manuel Escudero, que inicialmente mostró cierto malestar por quedarse fuera del Gobierno, sustituye a José Ignacio Wert como embajador ante la OCDE en París. Ibán García del Blanco, encargado del área de Cultura, será el responsable de la entidad pública Acción Cultural Española. Fuentes socialistas apuntan a que Andrés Perelló también ocupará un puesto asociado a los entes del Gobierno en el extranjero. Dirigentes socialistas apuntan que todavía puede haber más salidas. 

Además de puestos estrictamente políticos, también han abandonado Ferraz responsables de prensa, como Belén Labadíe, que está a las órdenes de la vicepresidenta o Alfredo Rodríguez, en el gabinete de Ábalos; y trabajadores de la casa como Miguel Ángel Marful, que es ahora la sombra del presidente o Raúl Díaz que se encarga de actos. 

"Ferraz está más vacío", reconocen fuentes oficiales del partido. "Da pena ir. Está todo apagado", admiten algunos trabajadores que se han quedado. 

Al frente del fortín se ha quedado Santos Cerdán que, junto con Paco Salazar, es la mano derecha de Ábalos y uno de los artífices de la exitosa campaña de primarias de Sánchez de hace un año. El dirigente navarro, encargado de la coordinación territorial en la Ejecutiva, ha asumido el día a día en la secretaría de organización tras la marcha de Ábalos a su despacho en Nuevos Ministerios. La comunicación es constante y despachan todos los días. A veces Cerdán madruga para acompañar a Ábalos en su coche al Congreso o quedan a cenar. 

La coordinación entre el Gobierno y el partido recae fundamentalmente en cuatro  personas: el secretario de organización y ministro de Fomento, la vicepresidenta, el jefe de gabinete de Sánchez, Iván Redondo, y la portavoz parlamentaria y vicesecretaria general, Adriana Lastra. Todos ellos, junto con Sánchez, se reúnen cada lunes para analizar la agenda y los temas de la semana. A ese encuentro acude también el secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver que, a su vez, se coordina con la directora de comunicación del partido, Maritcha Ruiz Mateos

Para que la maquinaria esté engrasada, algunos ministros han designado personas a las que les corresponde específicamente la relación con el partido; pero no son todos los casos. "Todavía hay fallos de comunicación", reconocía esta semana un diputado en los pasillos del Congreso. Un ejemplo: los responsables económicos en el Congreso no tenían claro estos días si el Gobierno pretendía llevar el techo de gasto antes del parón de agosto cuando el Ministerio de Hacienda ya aseguraba que el Consejo de Ministras lo aprobaría esta semana o la que viene a más tardar. Lastra avisó a sus diputados el martes de que no se cogieran vacaciones la última semana de julio ante la previsión de que la senda de déficit llegue al Parlamento. A comienzo de semana tampoco en la dirección del Senado tenían noticias. Quedan cosas por encajar, tal y como reconocen en Moncloa. El 1 de junio todo cambió en el PSOE.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha