Álvarez de Toledo y sus terminales mediáticas se convierten en un nuevo frente de oposición a Pablo Casado

Imagen de archivo del presidente del Partido Popular, Pablo Casado, y de la exportavoz del partido en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo.

Desde que el pasado 17 de agosto la dirección del Partido Popular anunciara el relevo de Cayetana Álvarez de Toledo de la portavocía del grupo en el Congreso de los Diputados, la polémica diputada por Barcelona se ha convertido en un nuevo elemento de oposición interna al líder del PP, Pablo Casado, que paradójicamente fue quien apostó por ella hace un año, nombrándola portavoz con el rechazo de los principales barones del partido. En esa labor de zapa contra la actual dirección de Génova 13, Álvarez de Toledo cuenta además con el respaldo de algunas de las terminales mediáticas más derechistas, como la emisora EsRadio que pilota el amigo personal de la dirigente popular, el locutor Federico Jiménez Losantos.

El mismo día en que fue cesada del cargo, la parlamentaria desplegó más de veinte minutos de críticas a Casado, a quien acusó, tras citar a los periodistas a las puertas del Congreso, de coartar su "libertad" como portavoz parlamentaria, de no respaldarla en su cruzada judicial para defender que el padre del vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, "es un terrorista" (y que así conste en el Diario de Sesiones de la Cámara Baja), o de intentar alcanzar un acuerdo con el PSOE para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), una revelación que según distintas fuentes populares propició que el PP se levantara de la mesa de negociación con el Gobierno y perpetuase el bloqueo en el órgano de gobierno de los jueces cuyo mandato expiró hace dos años.

Desde entonces, Álvarez de Toledo ha emprendido una campaña para intentar mantener el protagonismo que logró durante su etapa de portavoz. La diputada se ha abierto un canal de Youtube, al que ha llamado 'CATilinarias', en el que ataca las decisiones de la dirección de su partido y mantiene una agenda mediática propia, sin coordinarse con la Vicesecretaría de Comunicación que dirige Pablo Montesinos.

El lunes, a las nueve de la mañana, Casado era entrevistado en la Cadena Cope. Se trataba de una intervención medida por la dirección del PP, ya que en ella el líder de los populares manifestó por primera vez su intención de actuar con mano de hierro –"caerá quien tenga que caer", dijo– contra los implicados en el nuevo caso de corrupción que acecha a su partido, la Operación Kitchen, pieza separada del caso Villarejo que investiga el supuesto espionaje del Gobierno de Mariano Rajoy al extesorero del PP Luis Bárcenas.

La nueva "diputada rasa"

A esa misma hora –las nueve de la mañana del lunes–, Álvarez de Toledo contraprogramaba a Casado con otra entrevista en la Cadena Ser de Catalunya en la que, además, sugería qué debía hacer el PP ante la moción de censura contra Pedro Sánchez presentada por Vox, que la dirección de los populares ya ha dicho que no va a apoyar. "No veo alternativa razonable a la abstención. No se puede apoyar al presidente Sánchez ni tampoco vamos a apoyar al candidato Santiago Abascal", señalaba ella, adelantándose a la postura que finalmente adoptará Casado en la votación, y que aún no está tomada –se debate entre el 'no' y la abstención–.

Su actividad en Youtube, un canal que abrió para disponer de su propio altavoz una vez que ha pasado a ser diputada rasa, acumula ya tres vídeos en los que intenta remarcar su independencia orgánica de la dirección de Casado. En el primero, que subió el pasado día 8, que se tituló 'Los 44', denunció que la nueva dirección del grupo popular, ahora en manos de Cuca Gamarra, no le ha permitido formar parte de la mitad de diputados que pueden ir a los plenos mientras dure la pandemia, en prevención de contagios por coronavirus. 

También explicaba en la grabación que si ha decidido seguir como diputada por ahora, tras mantener el suspense durante días, es porque sigue pensando en que "una alternativa constitucionalista es posible" en Catalunya –ella tiene una de las dos actas que logró el PP en esa comunidad– y porque "España no puede ser un tablero inclinado en el que las formaciones nacionalistas y la izquierda juegan con ventaja". En otro dardo a la dirección de Casado, Álvarez de Toledo aseguraba haber optado por ser "una diputada rasa" y defender su ideario a sabiendas de que "los partidos tienen una estructura muy jerarquizada", lo cual "merma la voz de los parlamentarios".

En el segundo vídeo publicado en su perfil –que ya acumula 19.000 suscriptores– el pasado día 11, se centró en Catalunya y celebró a su manera la Diada haciendo todo un repaso a su historia. Bajo el título 'Por la paz civil', la diputada por Barcelona se dirigió a los "votantes y ex votantes del PP" y durante varios minutos se dedicó a cargar contra los nacionalistas, a los que acusa de enfrentar entre sí a los catalanes y de haber manipulado la historia con el único fin de justificar sus deseos de independencia. "Hoy vengo a hablar del 11 de septiembre, es decir, de la guerra civil, una guerra entre catalanes porque eso fue el 11 de septiembre de 1714", apuntó.

"Solo la ignoracia y el miedo mantienen el tablero inclinado"

El pasado martes, Álvarez de Toledo publicaba un tercer vídeo para cargar contra la dirección del PP que se negó a costear su recurso ante el Tribunal Constitucional contra la decisión de la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, de retirar del diario de sesiones la expresión "es usted el hijo de un terrorista" que le dedicó a Iglesias durante un Pleno del mes de mayo. En la nueva grabación, la dirigente se reafirma en sus acusaciones y asegura que seguirá adelante con el recurso, que finalmente costeará la plataforma Libres e Iguales que ella misma fundó, para evitar la "censura" parlamentaria. "Solo la ignorancia y el miedo mantienen el tablero inclinado; y sólo la verdad y la valentía lo pueden nivelar", apuntaba, en un nuevo mensaje velado a Casado.

Entre los firmantes del manifiesto con el que Libres e Iguales anunció su intención de costear el recurso, cuyo coste asciende a más de 15.000 euros, está el locutor Federico Jiménez Losantos, amigo personal de Álvarez de Toledo y conductor del programa matutino de EsRadio, un medio editorialmente situado en la derecha neoliberal que defiende la diputada por Barcelona, que es también cercano a José María Aznar –padrino político del actual líder del PP– y que hasta ahora aplaudía la deriva emprendida por Casado desde su triunfo en las primarias.

Desde el cese de Álvarez de Toledo, interpretado como un nuevo intento por girar al centro de la dirección del PP, el propio Losantos se ha sumado a las tesis de la diputada por Barcelona y ha endurecido su discurso contra Casado. "Yo lo veo y empiezo pensar si no lo habrán cambiado", señaló la pasada semana, en uno de sus editoriales. "Yo tengo la impresión de que cuando se deja barba es que han quitado a Casado, que está encerrado en una cueva, y han puesto un tío con la barba, para que no entremos en detalle y en casa no digan 'Papá, ¿qué te ha pasado en la cara?' Y es otro; es otro". Con su habitual ironía, Losantos apuntaba a la identidad de la supuesta impostora: "Es Soraya. Soraya se dejó barba y es Pablo Casado".

Todos estos movimientos de la que hasta hace apenas un mes era la principal voz del PP en el Congreso irritan a la dirección de Casado, quien de momento apuesta por ignorar las acusaciones y críticas que les lanza Álvarez de Toledo en sus recientes intervenciones. Fuentes populares explican, además, que Casado intentó dialogar con la diputada por Barcelona para reconducir la deriva de la relación de los últimos meses entre ella y algunos de los dirigentes más cercanos al líder del PP como el secretario general, Teodoro García Egea, con quien Álvarez de Toledo mantenía un enfrentamiento abierto. Según estas fuentes, cuando el 17 de agosto Casado llamó a la portavoz para reunirse en Génova 13 su intención no era cesarla como portavoz. Lo que sucedió, señalan, es que ella decidió irse.

Etiquetas
Publicado el
20 de septiembre de 2020 - 21:44 h

Descubre nuestras apps

stats