La portada de mañana
Acceder
La maldición de los Borbones alcanza a Felipe VI, un rey aún sin relato propio
Por qué no se puede comparar la curva de contagios de marzo con la de julio
Las familias piden al Gobierno que reactive las exhumaciones en el Valle de los Caídos

Ciudadanos se encomienda a Arrimadas y cierra filas para zanjar la crisis

Arrimadas: "El partido está abierto a quien quiera remar, desde dentro o desde fuera"

El luto por Albert Rivera ha durado una semana, que ha parecido una eternidad puertas adentro, y ahora el partido se prepara para afrontar la nueva etapa que encabezará Inés Arrimadas. Este lunes la portavoz parlamentaria envió por fin en una entrevista en Antena 3 el mensaje que la mayoría de sus compañeros deseaban oír: que está dispuesta a dar un paso adelante para liderar el partido. "Tengo un apoyo unánime y mayoritario del partido", ha afirmado tras siete días de silencio en los que se ha tratado de desactivar cualquier alternativa a la oficialidad. De hecho, si ha dado ese paso al frente para concurrir a las primarias es porque sabe que las tiene ganadas de antemano dado que no habrá ningún otro dirigente con suficiente peso para hacerle sombra.

Arrimadas se postula para suceder a Rivera: "En momentos difíciles hay que dar el paso"

Arrimadas se postula para suceder a Rivera: "En momentos difíciles hay que dar el paso"

En el partido, en estado de shock desde la noche del 10 de noviembre en la que se consumó su batacazo y la pérdida de 47 de los 57 escaños, cruzan los dedos para que sea un proceso tranquilo que no agrave la crisis con una batalla interna.

Su decisión confirma la apuesta de Ciudadanos por el continuismo, dado que, salvo sorpresas en el futuro, a corto plazo no habrá cambios en la estrategia política que han mantenido hasta ahora, a pesar de que la propia Arrimadas ha afirmado que quiere "levantar este partido y que el centro se vuelva a escuchar con fuerza". Sin embargo, Arrimadas ha insistido en que no facilitará con la abstención de su grupo la investidura de Pedro Sánchez una vez que éste ha cerrado el pacto de Gobierno con Pablo Iglesias. La decisión la ha ratificado poco después de la entrevista televisiva José Manuel Villegas en la rueda de prensa que ha ofrecido tras la reunión de la Comisión Permanente. El secretario general, que ha asumido la dirección de la formación provisionalmente, ha recalcado que el líder socialista tiene clara su "preferencia por ERC" y su apuesta por "los populistas de izquierdas, los separatistas y los nacionalistas" por lo que Ciudadanos no puede apoyar ese pacto. Atrás queda el compromiso de no bloquear más España que hizo Rivera en campaña. "Nunca dijimos que íbamos a facilitar un gobierno con Podemos", esgrimen en el partido. 

Siguiendo ese argumentario y los pasos de Rivera, Arrimadas también se niega. Como alternativa, ha confirmado que mantiene su oferta al PSOE y al PP para cerrar un pacto "constitucionalista" con Ciudadanos a cambio de que Sánchez "rectifique". A lo que se niega la dirigente de Ciudadanos es a conformar una plataforma electoral en Catalunya -o en otras autonomías- con el partido de Casado, como les están pidiendo desde Génova.

Una mujer sumamente fiel a Albert Rivera   

La portavoz parlamentaria, que este lunes ha recibido efusivas felicitaciones de muchos de sus compañeros, siempre ha sido una de las personas más fieles al líder. Su marcha de Catalunya le unió más a Rivera, mientras un sector del partido criticaba que hubiese abandonado el Parlament cuando era la portavoz de la formación con más votos. Nadie duda de que Rivera estaba desde el principio al corriente de los pasos de Arrimadas. Sus más cercanos colaboradores siguen estos días en contacto con el expresidente de Ciudadanos, aunque él desde que se despidió de todo y de todos, al día siguiente de las elecciones, no ha vuelto a decir una sola palabra ni a hacer comentarios políticos en las redes, donde siempre ha sido muy activo.

Tampoco se sabe mucho de los planes de Arrimadas para configurar su futuro equipo dado que es demasiado pronto para conocer tantos detalles. No obstante, la portavoz parlamentaria, que a partir de ahora también presidirá el grupo del Congreso, quiere rodearse de alguna caras nuevas. Se da por seguro que en su núcleo duro estarán mujeres con las que siempre ha sintonizado muy bien, como Begoña Villacís; las exdiputadas Melisa Rodríguez y Patricia Reyes o su sustituta en Catalunya, Lorena Roldán. También se cuenta con que mantendrá a Edmundo Bal -el abogado del Estado que fue un fichaje personal de Rivera- y a Luis Garicano, el alma económica del partido, con el que siempre se ha llevado bien pese al rechazo de este a los pactos con PP y Vox. Garicano daba hoy la bienvenida en Twitter a la portavoz. 

No descarta abrir la puerta a los que se fueron

La dirigente catalana tampoco descarta abrir la puerta al regreso de algunos de los que se fueron, como el exsecretario de Programas, Toni Roldán, o incluso al concejal de Barcelona, Manuel Valls, con el que Rivera rompió relaciones ante su decisión de facilitar un gobierno de Ada Colau en Barcelona y evitar que lo presidiese ERC. "El partido está abierto a quien quiera remar, desde dentro o desde fuera. Me gustaría que cualquier persona que quiere remar por el futuro de este país, por un partido de centro y liberal, pueda aportar, desde la posición que sea, dentro o fuera", ha dicho. 

Arrimadas ha logrado concitar el apoyo de casi todos los dirigentes del partido, partidarios de no dar imagen de división y de hacer una transición tranquila, como les pidió Rivera el día de su dimisión.

Pese al llamamiento a la prudencia que desde la debacle electoral ha realizado a todas las agrupaciones y a los dirigentes autonómicos, la dirección nacional no ha podido evitar que algunos de los dirigentes con peso en los gobiernos regionales, como el castellano leonés Francisco Igea o el andaluz Juan Marín, expresen en alto críticas a la última etapa de Rivera.  

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León -que fue muy duro con la dirección tras conocerse el hundimiento electoral y el otro día abogó por deshacer los pactos con el PP si Sánchez se avenía a pactar con ellos y con la formación de Pablo Casado a nivel nacional-, ha opinado que el partido "ha cometido errores estratégicos, organizativos, de mensaje y de comunicación" en estos meses. Igea se ha mostrado partidario de "reformar" muchas cosas y de cambiar de rumbo al partido. Pese a todo, ha dado su apoyo a Arrimadas quizá con la esperanza de que cuente con él.

Por su parte, Marín ha reconocido fallos de comunicación y ha señalado que en julio debieron facilitar que gobernara Sánchez y así habrían evitado nuevas elecciones. El barón andaluz, no obstante, también ha respaldado a la catalana desde el primer minuto.

La respuesta a ambos se la ha dado Villegas que ha asegurado que en la Comisión Permanente "no nos hemos planteado" la necesidad de cambiar el modelo de partido, porque -ha recordado- eso es algo que en tal caso deben decidir los candidatos a la presidencia de Ciudadanos que se presenten las primarias. "Ahora lo lógico sería que cada una de esas personas que entienden que tiene que haber modelos de partido diferentes formen equipos y se presenten a las primarias" para "debatir ideas de partido y de país" y "que los afiliados decidan", ha zanjado Villegas, conscientes de que no serán mucho los que se atrevan a disputar el liderazgo a Arrimadas. A renglón seguido aclaró que con eso "no quiero animar ni desanimar a nadie". 

Estos son los plazos de la nueva etapa 

El calendario está prácticamente fijado. El 30 de noviembre, sábado, se reunirá el Consejo General, máximo órgano entre asambleas, para designar a la Gestora que conducirá al partido hasta el congreso extraordinario. Esta gestora estará presidida por Manuel García Bofill, e integrada por entre 10 o 15 miembros que serán nombrados ese sábado. Este órgano será el encargado de fijar la fecha y el reglamento de las primarias que tendrán que celebrarse unos días antes que la Asamblea General extraordinaria, prevista ya para la primera quincena de marzo de 2020.  

La dirección interina de Ciudadanos, que ha estado presidida por Villegas desde la dimisión de Rivera, se disolverá el 30 de noviembre, en cuanto se nombre a la Gestora. Si alguno de los miembros de este órgano provisional desea estar en la candidatura de Arrimadas o en la de otro hipotético aspirante, tendría que dimitir quince días antes de la celebración de la Asamblea General.

Etiquetas
Publicado el
18 de noviembre de 2019 - 22:10 h

Descubre nuestras apps

stats