La portada de mañana
Acceder
Madrid, a la cabeza de contagios y a rebufo en las medidas frente a los rebrotes
Lo que sabemos y no sabemos que ocurrió antes de la explosión en Beirut
Opinión - Monarquía: España ante el espejo, por Jesús Cintora

El equipo de Pedro Sánchez celebró la pérdida del escaño de Eduardo Madina el 20D

Eduardo Madina en una imagen de archivo

Eduardo Madina tuvo escaño durante casi toda la noche el pasado 20D pero en el último minuto lo perdió: el PSOE pasó de siete diputados a seis por Madrid. La noticia se recibió con alegría en una de las salas de la planta noble de Ferraz, donde seguía el recuento Pedro Sánchez acompañado de su equipo y de los dirigentes más próximos al secretario general, entre ellos su número dos, César Luena.

El PSOE se hunde en Madrid: cuarta fuerza y Eduardo Madina se queda fuera

El PSOE se hunde en Madrid: cuarta fuerza y Eduardo Madina se queda fuera

Según ha podido saber eldiario.es, cuando el PSOE bajó de siete a seis diputados de la candidatura que encabezaba Sánchez, algunos dirigentes que se encontraban en el 'búnker' junto al líder socialista lo celebraron: su principal rival interno, que le disputó las primarias para la Secretaría General, se quedaba fuera del Congreso y con opciones muy limitadas en la vida política.

Eran en torno a las 23 horas y el escrutinio global muy avanzado (por encima del 90%) cuando los socialistas se quedaron en la cuarta posición en Madrid. El peor resultado de su historia. Los dirigentes más próximos a Sánchez afean la conducta que ha tenido Madina desde que perdió las primarias por lo que consideran que ha sido "desprecio" hacia el secretario general.

Durante la campaña ha habido diferencias notables entre Ferraz y Madina. Fuentes próximas al candidato aseguran que el dirigente vasco "ha hecho contracampaña". En la dirección molestaron las declaraciones de Madina en su encuentro con la revista Mongolia reproducidas por eldiario.es: "Creo que Otegi debe salir de la cárcel", expresó. Sus palabras causaron un terremoto en Ferraz y provocaron una encendida llamada del número dos del partido, César Luena.

También sentó mal el acto en el que participaron Madina y el exministro José Bono en Madrid, donde el anfitrión era Juan Segovia, que disputó sin éxito las primarias en Madrid a Sara Hernández, que era la candidata de Sánchez. Bono lanzó un mensaje: él dimitiría si fuera en la lista por Madrid y Madina se quedara fuera del Congreso. Los allí presentes interpretaron que se dirigía a Zaida Cantera e Irene Lozano, los fichajes estrella de Sánchez, cuya entrada sentó mal en muchos sectores del socialismo. Esas palabras también provocaron una llamada de Luena al exministro para pedirle explicaciones. El veterano socialista contestó que es muy mayor para dar explicaciones, según Vozpópuli.

Madina pensó en dejar la política pero animado por su entorno decidió dar un paso y pelear por seguir en el Congreso. Sus opciones eran reducidas puesto que la lista cremallera le dejaba en tercera posición por su circunscripción (Bizkaia) –encabezada por Patxi López– y en Álava los socialistas tenían difícil lograr un escaño (finalmente sí lo tienen). Sánchez le ofreció el séptimo lugar de la lista por Madrid. Madina lo aceptó y se ha quedado fuera.

A los dirigentes críticos con la gestión de Sánchez al frente del PSOE durante estos 18 meses les ha enfadado enterarse de la alegría de Ferraz ante la pérdida del acta para el exdiputado vasco. Ese malestar se suma al que tienen con la debacle electoral y con los intentos del secretario general de formar Gobierno aunque sea apoyándose en los independentistas. El Comité Federal del próximo lunes se prevé duro para el secretario general, que está cuestionado ahora mismo por los dirigentes más destacados del partido.

Etiquetas
Publicado el
23 de diciembre de 2015 - 20:51 h

Descubre nuestras apps

stats