ENTREVISTA | Candidato a las primarias de Ciudadanos

Francisco Igea: "Es evidente a quién apoya Rivera, Arrimadas es continuista con la estrategia, las personas y los errores"

Francisco Igea, candidato a las primarias de Ciudadanos y vicepresidente de la Junta de Castilla y León

Sostiene que no estaba en sus cálculos pero las fechas son caprichosas. Un año y un día después de haber vencido en la primarias de Ciudadanos en Castilla y León, Francisco Igea (Valladolid, 1964) disputará a Inés Arrimadas la presidencia del partido en otra elección interna. Nadie ha podido convencerlo para que deje de hacer lo que cree que tiene que hacer, ni siquiera su amigo (y eurodiputado) Luis Garicano, a quien siempre reserva un sitio en su equipo. Si gana, compatibilizará la vicepresidencia del gobierno autonómico con la dirección del partido. Si pierde, continuará como hasta ahora, gobernando junto al PP, un partido con el que nunca quiso pactar.

Arrimadas presume de equipo "unido" y replica a Igea: "Claro que este partido está muy vivo, muy vivo y muy fuerte"

Arrimadas presume de equipo "unido" y replica a Igea: "Claro que este partido está muy vivo, muy vivo y muy fuerte"

Acabamos de conocer los resultados de la votación de compromisarios de Ciudadanos y la candidatura de Arrimadas ha logrado 271 y ustedes 21. ¿Este dato le preocupa?la candidatura de Arrimadas ha logrado 271 y ustedes 21

No me preocupa porque no es cierto. Gana con el 40 y pico por ciento y nosotros tenemos por encima del 30% al tratarse de un sistema mayoritario, como el del Senado. El resultado se ha presentado con el porcentaje de compromisarios, no con el porcentaje de votos. Es una costumbre pero no se ajusta a la realidad. La realidad es que las candidaturas alternativas, a día de hoy, probablemente tienen más votos. Estamos a la espera del recuento total. Nosotros sabemos que estamos por encima del 30% y eso nos parece un exitazo. Estamos muy contentos.

Duda entonces de que los resultados que se les están ofreciendo.

No. Afirmo que los resultados que se están dando no se están haciendo sobre el voto real, se está ofreciendo sobre el porcentaje de compromisarios. Para que la gente lo entienda: nosotros hemos sacados el 36% de los votos en la provincia Madrid, pero de 40 y tantos compromisarios nosotros nos llevamos solo uno, esa es la realidad, y es que tenemos un sistema tan mayoritario, tan poco proporcional, que si aplicáramos ese sistema en nuestro país nosotros no tendríamos ni un concejal.

Rivera ha aparecido este lunes después de muchísimo tiempo apartado de la política y ha dado una rueda de prensa para anunciar que empieza a trabajar en un bufete de abogados. ¿Cómo valora esa reaparición el mismo día en que arranca la campaña a las primarias?ha dado una rueda de prensa para anunciar que empieza a trabajar en un bufete de abogados

Me alegro mucho de que Albert Rivera tenga trabajo y se incorpore a la vida civil y siga aportando a la sociedad. Es una buena noticia y el día elegido no me preocupa en absoluto. Por lo que he oído, es evidente, como él mismo ha dicho, a quién apoya, a la señora Arrimadas, que efectivamente es una candidatura continuista con la estrategia, con las personas y también con los errores.

¿Espera más interferencias a lo largo de esta campaña de Rivera, que aunque no haya nombrado directamente a Arrimadas ha dicho que todo el mundo puede imaginarse a quién apoya?

No, no lo creo. Además, yo no me lo he imaginado, yo podía imaginarme eso o lo contrario también.

¿Quién no votará a Arrimadas y podría votarle a usted?

Yo creo que lo importante, lo que quieren saber los militantes, es quién va a contar con ellos. Es más importante que saber lo que opinan las figuras del partido. El partido no son sus figuras, el partido son sus militantes, las miles de personas que van a las carpas, que llenan los actos. Nosotros no nos dirigimos a las figuras del partido, nos dirigimos a esas personas que son las que hacen posible que haya figuras.

Usted decía el otro día en un acto en Madrid, como médico que es, que el partido estaba narcotizado, intubado, como muerto y concluyó afirmando que se ha dado cuenta de que está muy vivo. ¿Qué le ha llevado a hacer ese diagnóstico?

Yo creo que los resultados de la votación de compromisarios lo dicen, dicen que el porcentaje que hemos sacado es incluso mucho más alto del que nosotros esperábamos. Hay gente que quiere cambiar y aprender de los errores que hemos cometido y que nos han llevado a tener tan malos resultados. Y eso es lo que hemos aprendido en estos días de campaña. A esas personas y a las que se han quedado en casa y a los afiliados que no han votado candidaturas oficiales este fin de semana es a los que nosotros nos dirigimos, a esas personas que creen que el partido tiene que cambiar. A las personas que creen que el partido tiene que seguir igual, por la misma senda estratégica de pactos o de organización, difícil dirigirnos a ellas. Nosotros nos dirigimos a esas personas del partido que son centristas, moderadas y quieren un partido más abierto y democrático, que quiere que se cuente con ellos y que no tengamos una estrategia unilateral y esas personas a día de hoy parecen mayoritarias.

¿Retiraría lo que dijo de que Ciudadanos parecía un partido leninista o se estaba comportando como un partido leninista?

Yo dije que el documento de Estatutos era el propio de un partido leninista. No lo dije yo solo, cuatro días después lo dijo Girauta poco sospechoso de ser un igeísta de primera hora. Dijo que, efectivamente, es un modelo que nace de los partidos con centralismo democrático, de los partidos comunistas antiguos que son modelos diseñados para conquistar el poder, no para representar al parlamentarismo, que es lo que nosotros queremos. Y eso es una realidad histórica y yo tengo difícil cambiar las realidades históricas. La gente se lo tomó como un insulto, pero yo siempre he dicho que nunca he visto una pelea en un bar en la que uno le llame a otro leninista.

También afirmó que Ciudadanos había estado hasta ahora dirigido por una dirección hiperjerárquica y rígida. ¿Si gana usted, eso va a cambiar?

Sí, claro. Si nosotros ganamos cambiará tanto que habrá 17 personas en la Ejecutiva que habrán sido elegidas por los militantes, que serán aquellos que habrán sido elegidos como candidatos a las autonómicas. Y habrá también un portavoz parlamentario en Europa y otro portavoz en el Congreso de los Diputados. Y todos estarán ahí por su cargo no por mi dedo, sino porque los militantes les han votado. Eso es lo que quiero, gente que no deba favores, gente que se deba a los militantes y que nos permita que haya una debate de ideas fluidas y la gente no tema expresarse. Lo más terrible que hemos visto estos días es que existe temor y eso no tiene ningún sentido en un partido liberal.

¿Es posible recuperar a gente que se ha ido del partido, como Toni Roldán, por ejemplo?

Toni Roldán no se ha ido, sigue siendo militante. Él está ahora tan contento en un trabajo de evaluación de políticas públicas, que es lo que le gusta y en lo que él es un experto. Pero estoy seguro de que Toni debería aportar al futuro de este partido. Quienes hicieron el programa de este partido, quienes le dieron el núcleo de su programa, su ideología, sus propuestas... deberían contar. Y esos son sin duda Luis Garicano, Toni Roldán, Paco de la Torre, Marta Martín... toda la gente que ha hecho el programa de educación, de economía, de sanidad... nuestra oferta de Ciudadanos. Resulta que quienes construimos nuestra oferta programática parece que ahora no contamos y eso no es una buena idea.

¿Con Arrimadas seguiría habiendo una dirección hiperjerárquica?

Yo creo que Inés tiene aún unos días para reflexionar sobre lo que ha ocurrido y, si se lee los resultados con honestidad y no tiende uno a hacerse trampas al solitario, como es bastante frecuente en la política y en la vida, que la gente intente hacerse trampas al solitario, y que le hagan caso solo aquellos que le dicen qué guapo y qué listo eres... Si se leen los resultados con honestidad, nos dicen a Inés Arrimadas y a todos que hay un porcentaje muy importante de gente que no está contenta.

¿Qué le parece la Ejecutiva que ha presentado?

Prácticamente es un equipo de continuidad en que están personas que fueron esenciales en la Ejecutiva anterior, lo cual es un claro mensaje de continuidad. Algunos serán más o menos representantes de los militantes, ya hemos oído ese discurso de "nosotros ya estábamos aquí", un discurso de esas cosas viejas que hemos escuchado siempre, pero la realidad es que la media de pertenencia al partido en su candidatura es muy inferior a la nuestra. Hay gente con seis meses, diez meses, un año de militancia, gente que viene del PP o de otros sitios. Yo creo que a veces los discursos no casan bien con la realidad. También se ha hecho referencia a una candidatura feminista o con mayor porcentaje de mujeres, pero no están ahí por ser mujeres, están ahí por ser personas que tiene capacidad.

El ajustado resultado de las primarias en Galicia, donde Beatriz Pino, la portavoz autonómica y oficialista, ha ganado por 16 votos al candidato de CsEresTu, Manuel Morgades, ¿es un síntoma de que no todo está escrito en las primarias para la presidencia de Ciudadanos?

El resultado de Galicia de hace una semana y el resultado de este fin de semana fue que ganamos en Galicia porque hubo más votos a los no oficialistas que a los oficialistas y se ha corroborado esa victoria en la votación de compromisarios. Hay un porcentaje de gente muy grande en el partido que quiere cambiar las cosas. Ha habido bastante abstención, el 50% de participación en un proceso como este donde solo han votado 10.000 personas de un censo de cerca de 30.000. Hay otras más de 10.000 que no han votado. Esas personas que no han votado y a las que nos vamos a dirigir esencialmente y a todos aquellos que suman la mayoría que no cree que las cosas deben seguir igual y por tanto no han votado.

¿Qué pasaría si estos resultados fuesen similares en sus primarias? ¿Cómo se afrontaría esa división tan clara en el partido?

Podemos afrontarlo de dos maneras. O con honestidad y realismo o intentar hacer esas cosas que se hacen en política con una campaña de comunicación para explicar que hoy es verano. Yo creo que afrontar las cosas con realismo siempre es mejor y que hay que intentar salir de aquí lo más unidos posibles, y por tanto hay que integrar y hay que escuchar a todo el mundo. Pero cuando tú le dices a la gente "oye, tenemos el resultado de las encuestas de las enmiendas" el otro día y mi intención era hablar con Inés y decirle "oye hay que escuchar y ver cómo leemos o interpretamos esto". Inés dijo que yo quería pactar en el despacho. Yo no quiero pactar en el despacho, lo que quiero es que seamos capaces de leer y hacer un análisis político de lo que nuestros militantes nos están diciendo. Como no lo hicimos y los militantes hoy nos dan otro cuarto de vuelta, nosotros sacamos un 36% en Madrid, más de un 34% en el conjunto mientras la candidatura oficial no supera el 50%. Podemos seguir sin leerlo y podemos ir a un choque de trenes. Para mí ir a un choque de trenes no es una buena idea. Pero lo que no podemos es llegar a un acuerdo si no llegas a un acuerdo de qué queremos modificar orgánicamente y en la estrategia, pero eso nunca será un acuerdo de personas.

Inés ha dicho una cosa que yo voy a desmentir hasta la saciedad hasta que tenga que demostrarlo, y que es deshonesto. Aquí nadie ha pretendido nunca colocar a cinco o a seis, a tres, a dos o a una persona en su Ejecutiva, lo que pretendemos es cambiar las cosas. Quien dice eso falta a la verdad y además eso es demostrable. Inés dijo eso el otro día y es falso.

O sea que está mintiendo.

Es falso y cuando digo que es falso lo digo con toda la rotundidad del mundo, es falso.

Cuando algo es falso es que se está mintiendo.

Es falso. Tú puedes decir una cosa un día en un ataque de nervios o en momento complicado y decir, "pues sí que hemos hablado y tal y tengo los whatsapps" y dejas traslucir que quería arreglar esto en un despacho’. Yo entiendo que uno se puede equivocar. No soy de los que creen que los hombres son buenos o malos, ángeles o demonios. Yo en mi vida he cometido muchos errores, seguro que más que Inés. Pero lo que no es admisible y yo no voy a admitir de ninguna de las maneras es que se cuestione mi honestidad.

No lo va a admitir y le pide a Arrimadas ante las cámaras que le enseñe los whatsapps, pero no lo ha hecho. ¿Los va a hacer públicos usted?

Yo voy a defender mi honestidad. A mí me vale con que Inés se disculpe.

¿Y si no?

Yo demostraré mi honestidad y demostraré que lo que dijo el otro día no es cierto.

¿Por qué cree que Arrimadas ha rehuido mantener con usted una conversación privada y prefirió airear sus diferencias ante los periodistas provocando la situación que se ha visto en todas las televisiones?

Son estrategias de campaña. No sé a su equipo de comunicación o a quien asesore a Inés, pero con todos mis respetos me pareció lo que creo que le pareció a la inmensa mayoría de la gente que lo vio. Y no fue bueno. Insisto, puedes cometer un error, todos los cometemos en un momento de tensión o de presión alta. Pero eso fue un error, no fue el fin del mundo, no fue una catástrofe, pero hay que admitir las cosas como son, que Inés se equivoca, yo me equivoco, y Albert se equivoca. Yo creo que este país está bastante cansado de políticos que son dioses, que nunca reconocen un error, que nunca piden perdón. Yo a lo que aspiro es a poder dedicarme a la política siendo una persona normal. Todos los que me conocen saben que yo procuro ser una persona normal.

¿Qué tendría que haber pasado en esa charla pendiente con Arrimadas para que Francisco Igea no esté ahora pugnando en estas primarias por el liderazgo de Ciudadanos?

Haber llegado a un acuerdo sobre cómo podemos tener una organización territorial avalada y votada por los militantes y a la vez mantener la unidad de discurso, en lo cual yo también estoy de acuerdo con Inés, e intentar llegar a un acuerdo para proponer una enmienda que fuera avalada en el Congreso sobre organización y sobre estrategia.

Lo que no se ha entendido muy bien es que usted insistiera en que Arrimadas era la mejor candidata y al tiempo la criticara.

No son incompatibles las dos cosas. Yo dije que era la mejor candidata a priori porque lo pensaba, pero después de estas semanas ya no tengo esa consideración porque no creo que en una persona que va a dirigir un partido sea bueno no escuchar al 33% de su militancia, a más del 50% que no está de acuerdo en cómo funcionan las cosas y que se ofrezca como única solución una especie de "o me queréis o irse". Este no es el asunto. El asunto es que necesitamos un líder capaz de convencer, de unificar, de dialogar, de llegar a acuerdos dentro del partido.

¿Teme que el debate de este miércoles entre usted y Arrimadas termine evidenciando una división en el partido?

En ese debate todos tenemos mucho que ganar. Tenemos la oportunidad de demostrar a nuestros militantes y a nuestros votantes que se puede debatir sobre argumentos, estrategia y política y no convertir todo en una suerte de descalificaciones personales que no llevan a ninguna parte. Lo difícil es que en un debate en primarias es que muchas veces como tiene diferencias programáticas esenciales conviertes las primarias en una lucha personal y yo creo que eso no es una buena idea.

En la presentación de su candidatura usted dijo que Ciudadanos debía ser capaz de pactar a la izquierda y a la derecha excluyendo lo que denomina partidos populistas, como Podemos y Vox. Tras las elecciones de mayo en Castilla y León con quien pactó Ciudadanos fue con el PP. ¿Por qué aceptó usted cerrar un acuerdo con un partido del que no se fía?

Porque a pesar de lo que la gente dice estos días, soy el tipo más leal que hay en Ciudadanos, los demás han obedecido porque les gusta. Algunos hemos obedecido porque no nos gusta. La lealtad se demuestra cuando tú tienes una diferencia estratégica y asumes la posición que no es la tuya. Eso es ser leal, lo otro es ser sumiso que son dos cosas diferentes, el que te dé igual o el yo voy donde me digan. A mí no me da igual. Nosotros llegamos a un acuerdo programático con el PP después de más de un mes de negociaciones duras sobre el programa, que se se está cumpliendo y está yendo bien. Yo le pido a los demás que no pongan líneas rojas, porque como he demostrado yo no pongo líneas rojas.

Al final las marcó...

Políticas, no partidistas ni personales. Nuestras líneas rojas tiene que estar en nuestras políticas.

¿En qué circunstancias rompería ese pacto en Castilla y León, un pacto que usted no quería después de más de tres décadas de PP en la Comunidad? ¿Puede garantizar que va a agotar la legislatura?

Si el acuerdo se va cumpliendo, la legislatura se va a agotar y por ahora el acuerdo se va cumpliendo de una manera más que razonable. Lo contrario no lo entendería la gente. Y luego hay una cosa que dije en la campaña que mantengo, la necesidad de que la etapa de Gobierno del PP se acabara, porque ahora no hay un gobierno del PP, hay un gobierno de coalición de dos partidos, en el cual nosotros gestionamos casi el 50% del presupuesto y en el cual nosotros introducimos medidas que usted conoce muy bien que no se habían introducido en 30 años y se han introducido porque estamos nosotros.

A usted, su socio y presidente Fernández Mañueco no le gusta nada. Durante la campaña electoral dijo que sólo le había faltado ser consejero de Marina, porque llevaba toda la vida enlazando un cargo detrás de otro. Es presidente de Castilla y León gracias a Ciudadanos ¿Le siguen abroncando por la calle? ¿Le ha empezado a gustar Fernández Mañueco?

En la campaña uno dice maldades y es lo que toca hacer en las campañas. He de decir que a día de hoy mi relación con Mañueco es buena pero que yo también sé hacer una campaña electoral.

Pero el que se llevaba las broncas por la calle era usted y yo quiero saber si se sigue llevando esas broncas y si ahora le gusta Fernández Mañueco…

Ahora no me echan broncas, he de decir la verdad. Las primeras semanas sí que fueron muy duras y ahora la gente cuando me para, mayoritariamente es para decir algo agradable. Siempre hay de todo, hay algún funcionario que nos para para recordarnos las 35 horas, algunas otras cosas que son polémicas en el conjunto de nuestra gestión... Mi opinión sobre Fernández Mañueco ha cambiado sustancialmente y yo no tengo ningún problema en decirlo, me llevo bien con él. ¿Es bueno estar 30 años en política? No, sigo sin creerlo, pero eso no es una valoración personal, es una valoración política, son dos cosas que hay que diferenciar.

¿Ciudadanos debe mantener el apoyo al PP en todos los sitios que gobierna hasta 2023 teniendo en cuenta los problemas y las presiones que está sufriendo de Vox?

Ciudadanos tiene que mantener sus acuerdos porque Ciudadanos es un partido de palabra y Ciudadanos tiene que mantener sus políticas de derechos individuales aunque le cueste.

¿Y hasta dónde tiene que forzar o hasta donde tiene que llegar Vox?

Hay una cosa que es incuestionable y yo lo he dicho públicamente y lo repito: nuestra línea roja en política son las políticas en derechos individuales. Nadie que intente forzar nuestra política de libertades y derechos individuales tiene que tener éxito, nos cueste lo que nos cueste, porque eso es esencial en un partido liberal. Porque si un partido liberal renuncia a su política de derechos y libertades renuncia a su esencia.

¿Y hay alguna posibilidad de darle la vuelta a esos pactos en Madrid, en Murcia, en Andalucía, donde Vox está condicionando esos gobiernos?

Entiendo el titular pero no se lo voy a dar [se ríe]. Yo no creo que nuestra intención sea darle la vuelta a los pactos pero sí a nuestras políticas. Sí mantener una política firme en esos aspectos, cueste lo que cueste. Pero el objetivo no es romper un pacto sino ser nosotros mismos.

¿No cree que pactar con el PP en el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, en Murcia, en Castilla y León y tantas otras instituciones no fue resucitar a Casado cuando parecía muerto?

Fue un error estratégico notable. Punto. Poner todos los pactos en un solo sitio fue un error estratégico que quitó cualquier incentivo positivo al PSOE para hacer algo sensato, que nos colocó en una parte, para el imaginario de la población en una parte única del arco parlamentario, en fin nos quitó posibilidades de negociar. Fue un error estratégico notable.

De Rivera…

De la Ejecutiva, porque en esa Ejecutiva está mucha gente que se presenta ahora. De todos aquellos que aquel día callaron. Nosotros lo asumimos, algunos lo asumimos, pero hubo siete personas en aquella Ejecutiva. Cuatro votaron que no, tres se abstuvieron. Y dijimos que no nos parecía una buena idea. Lo raro es que de aquellos no cae ninguno, en la lista que presenta Arrimadas todos los que dijeron que estaba muy bien, están en la lista.

Uno de los motivos por los que se presenta a las primarias es la designación de los secretarios de organización por el "dedo divino" del aparato. A estas alturas a nadie le pasa desapercibido que tiene una muy mala relación con el secretario de Castilla y León.

No es cierto que tenga una muy mala relación.

Regular.

No, no hay un problema personal. Es un problema político. Yo con Miguel Ángel [González] no tengo una mala relación personal, entre otras cosas porque Miguel Ángel es muy listo.

Y no hablan, claro.

Hablamos poco de política, de hecho yo siempre digo que nunca he hablado de política con mi secretario de Organización, es una de las cosas curiosas que tiene nuestro partido político ¿eh? Pero yo no mezclo lo personal y lo político.

Políticamente la relación es mala.

Creo que su estrategia política y sus nombramientos y la manera de llevar el partido es un desastre, es que lo cree mucha gente. Estamos perdiendo militantes, tenemos menos implantación, pero bueno, parece ser que el futuro secretario de Organización del partido, por lo que hemos podido saber, el secretario de Organización en el País Vasco en el improbable caso de que ganase la candidatura de Inés Arrimadas es un señor que ha conseguido que en las votaciones de las primarias del País Vasco haya 30 votos o 35. Quiero decir: ¿Qué necesitamos de un secretario de Organización? Que haya implantación, que el partido crezca, que haya más militantes… ¿Qué ha ocurrido con el partido? Que está perdiendo gente a marchas forzadas. En un sitio sensato alguien se plantearía si esto es una buena estrategia. Nuestros secretarios de Organización han conseguido que bajemos en implantación, que bajemos en votantes. Si comparamos el número de votos que hubo en las primarias en Castilla y León con el que hay ahora en las provincias, es preocupante, muy preocupante.

Las diferencias no son solo con el secretario en Castilla y León, también en el grupo parlamentario hay bastante tensión. Yo quiero saber cómo se traduce eso en el día a día.

No hay tensión, ¿hay discusiones en el grupo parlamentario? Sí.

Hay dos facciones clarísimas, la suya y la del presidente de las Cortes, Luis Fuentes, que es la de Miguel Ángel González.

¿Dos facciones? Hay muchas. Es que es muy complicado, somos 12 personas y cada una es de su padre y de su madre.

Si fuesen ustedes 30…

Pero, ahora mismo el grupo parlamentario está funcionando bastante a piñón en la votaciones, en los debates. Tenemos un presidente de las Cortes que tiene sus peculiaridades, pero poco más.

Arrimadas dijo el otro día que usted es de Valladolid y no sabe lo que es vivir bajo el yugo nacionalista, creo que no le ha contestado aún.

Bueno es, es… voy a intentar ser políticamente correcto. Supongo que Inés Arrimadas no querrá decir que para dirigir un partido en España sólo se puede ser o vasco o catalán. Y supongo que nadie querrá decir que la gente que no vivimos en Cataluña no somos capaces de hacer un análisis político de la situación, ni hacer una oferta, ni hacer una propuesta. Eso, eso es uno de los mensajes más nacionalistas que he oído yo nunca.

En este momento sigue pendiente la investigación de la Fiscalía de Valladolid sobre el pucherazo en Castilla y León que estuvo a punto de dejarle fuera del tablero de juego ¿Ha vuelto a hablar de ese tema con la anterior Ejecutiva o con la gestora?

Sí, y me preocupa. Me preocupa que la Fiscalía, esperemos a ver qué dice estos días porque dio de plazo hasta el día 1 de marzo, se queje de que no se le aportan todos los datos necesarios. Me preocupa que el partido no se haya presentado como acusación particular, y me preocupa que si ocurrió algo en aquellos días con nuestro sistema de votación, cuando el sistema estaba en manos del partido, no haya aparecido un solo responsable, si es que lo hay. Es un asunto que me preocupa seriamente.

¿Qué dice la Gestora?

Dice poco, dice que los datos están en manos de una empresa externa en este momento, que son ellos los que tienen que responder, pero hay dos investigaciones en marcha en Murcia y en Castilla y León. Me preocupa que no se haya personado el partido en Castilla y León.

En Murcia sí lo ha hecho.

En Castilla y León de momento no puede porque el caso sigue en Fiscalía y no se ha judicializado. Me hubiese gustado que hubiésemos sido nosotros quienes hubiésemos presentado esa denuncia como partido.

Con los antecedentes que hay de irregularidades, ¿espera limpieza y transparencia en este nuevo proceso de primarias?

Yo creo que sí. Nos jugamos mucho, creo que nadie cometería la estupidez de repetir un error que daría al traste con el partido. Si alguien hiciera eso, pondría en juego la supervivencia misma del partido y nadie quiere eso. Todo el mundo que está gestionando este proceso quiere que el partido continúe, que ofrezca soluciones a los españoles y tengo confianza absoluta en que nadie va a hacer lo que hemos visto hasta ahora.

¿Habrá interventores de su candidatura expertos en el recuento, técnicos que entiendan bien el proceso telemático?

Vamos a intentarlo. El otro día lo intentamos, hubo un interventor en el recuento, de los que se ofrecieron voluntarios, y lo habrá en la siguiente votación. Hemos pedido que haya un experto que conozca el sistema de votación. Pero nosotros no vamos a poner en duda el sistema, creemos que no es una buena cosa, que no hay motivo en este momento, porque está en manos de una empresa externa. No nos gusta el voto telemático, no nos gusta porque es un voto atacable, porque es un voto no seguro, que genera dudas, no hay más que verlo. Es decir, si alguien viera, bueno lo verá porque supongo que tendrán el documento, las diferencias entre el voto presencial y el voto telemático en aquellas circunscripciones en las que ha habido voto telemático y presencial, es para tener dudas. En circunscripciones como Castilla y León ganábamos claramente en el voto presencial y se dan inversiones de 6 a 1 en el voto telemático. No creo que eso sea por una alteración voluntaria sino por las sensaciones que tienen unos y otros, y eso debería hacernos dudar de la bondad del voto telemático. Es frágil, es atacable y la gente se cuestiona la seguridad del voto secreto, una cosa muy importante en democracia. Pero insisto, nosotros vamos a jugar con las reglas que tenemos y confiamos en que nadie cometa un error de esa magnitud, porque sería un error irresoluble.

Entró en Ciudadanos por su amistad con Luis Garicano, uno de sus apoyos más importantes el año pasado durante las primarias contra Clemente. Sin embargo, Garicano le mostró a Arrimadas su apoyo acudiendo a uno de los actos. Pese a ello al final ha declinado estar en su equipo. ¿Le sorprendió verle en esa foto? ¿Garicano y usted han hablado durante el último mes?

No me sorprendió verle porque ya lo sabía. Hemos hablado mucho y seguimos hablando mucho. Luis es muy buen amigo mío, es una persona decente, que hace en política lo que cree que es más honesto y Luis ha intentado que hubiera la mayor cantidad de acuerdo y concordia posible en el partido porque cree, y yo también lo creo, que eso es lo más razonable, que era lo más razonable y ahora ha decidido apartarse de ambas candidaturas porque cree que es lo mejor que pudo hacer.

Pero estuvo en la de Arrimadas.

Luis es una persona decente y contaré una cosa que igual me mata pero es que le define muy bien. Hace un año cuando se bajó del tren en la estación de Valladolid para el primer acto que tuvimos en primarias, yo estaba con su madre y ella le dijo: "¿Sabes que acabas de echar por la borda la posibilidad de ser ministro?", y él le dijo: "Lo sé pero no me importa". Cuando alguien encuentre en política a alguien capaz de hacer eso por un amigo, habrá encontrado un hombre decente. Nunca jamás en la vida, nadie me verá hablando mal de Luis Garicano, haga lo que haga.

¿Le pidió que no se presentase?

No, porque me conoce. Me conoce bien [se ríe] y sabe que cuando yo tengo la idea de que hay que hacer una cosa, es difícil hacerme cambiar de opinión.

¿No le dio ningún consejo?

Estuvimos hablando mucho sobre si era bueno o no presentarse y él tenía su visión del asunto y yo tengo la mía. Tenemos dos circunstancias completamente diferentes, los dos hacemos lo que creemos que es mejor para el futuro del partido, para el futuro de los españoles en general, que es la pervivencia del partido, creemos que hay un hueco político que hay que ocupar, que es necesario ocupar y que es mejor que lo ocupe Ciudadanos a que lo ocupe otro, y hacemos lo que creemos que es mejor, cada uno desde nuestro punto de vista.

¿Le invitó usted a entrar en su candidatura?

Sí, claro, todos los días. Ya me ha dicho que no. Tampoco soy muy pesado pero él sabe que tiene sitio siempre que quiera.

¿Qué hará Francisco Igea si pierde estas primarias?

Pues seguir trabajando de vicepresidente [en Castilla y León] y seguir haciendo cumplir nuestro programa y esperar que cuando acabe la legislatura los castellanos y leoneses se encuentren mejor que cuando llegamos.

Si las gana Arrimadas y luego en la Asamblea General triunfa la enmienda a la totalidad que ha presentado CsEresTu se creará un grave problema ya que la portavoz parlamentaria ha dicho que no asumirá ese modelo que ustedes proponen.

Ahora mismo es casi más probable la segunda opción, que ganemos nosotros y que pierda la enmienda, que ganemos nosotros y nos quedemos con el omnímodo poder que dan los estatutos anteriores, lo cual sería una cosa curiosa.

¿Pero cree que Arrimadas cumpliría su palabra y no se haría cargo de las riendas del partido si gana la enmienda a la totalidad de CsEresTú?

Yo creo que esa posibilidad es bastante remota porque hay más de 120 compromisarios que son natos por el Consejo General y los resultados nos dicen que es poco probable que esa posibilidad se dé. En política hay que manejar todas las posibilidades que son posibles. Hombre, luego está el meteorito, pero…

Una última pregunta sobre estas primarias, que, por cierto, se van a desarrollar en las mismas fechas que las del año pasado en Castilla y León, ya es curioso que un año después de haberle disputado esas primarias a Clemente, se las vaya a disputar a Inés Arrimadas…

No entraba en mis cálculos [sonríe].

Que haya un tercer aspirante a liderar el partido, ¿es bueno o puede restarle a uno de los otros dos aspirantes apoyos para ganar?

En este caso no va a beneficiar ni perjudicar a nadie y yo creo que es bueno concentrar el voto en la gente que quiere cambiar frente a la gente que no quiere cambiar, me parece lo más razonable. Pero no seré yo quien impida a nadie presentarse a unas elecciones porque es una de las ventajas que tiene este partido.

eldiario.es destapó la semana pasada que Andrés Betancor cobraba como asesor jurídico y técnico del partido y a la vez era vocal dela JEC y participaba en recursos presentados por Ciudadanos y que presumiblemente él mismo redactaba. ¿Qué le parece a usted esto? Andrés Betancor cobraba como asesor jurídico y técnico del partido y a la vez era vocal dela JEC

Hay aquí varios asuntos. Uno, lo dije el otro día, nunca me encontrará nadie haciendo el caldo gordo a quien más pone en riesgo la igualdad de los españoles [en referencia a la querella que ha anunciado Torra]. Dos, aquí se ha amenazado, advertido, llámese como se quiera, con emprender acciones legales, me parece que están tardando. Yo creo que en este país la Justicia es una garantía, por tanto la amenaza supuesta de "vamos a llevar esto al juzgado" a mí me parece que tarda porque nosotros somos la gente que cree que la Justicia es una garantía y nunca una amenaza. Yo lo he dicho siempre y lo he dicho cuando me he sentado en el banquillo [Igea fue absuelto de un delito leve de amenazas contra un miembro de su partido durante la campaña de primarias en Castilla y León].

Y luego hay otro asunto que es en el que me gustaría hacer hincapié es que somos la gente que cree en la independencia de los controladores. Un liberal cree en esencia en la independencia de la Justicia y de los controladores y por tanto no es muy razonable que una persona que esté a sueldo del partido resuelva asuntos sobre ese partido, no sé si este ha sido el caso, se dice pero yo no lo sé.

De cualquier modo, ¿esto no rompe ese discurso de Ciudadanos que siempre ha defendido despolitizar e independizar los órganos institucionales?

Hay representantes a propuesta de todos los partidos, eso es normal, lo que no parece muy razonable es que ninguno, ni Andrés [Betancor] resuelva asuntos sobre el partido que le paga. Me preocupa si hemos resuelto asuntos que nos afectaban a nosotros mismos o que proponíamos nosotros mismos, porque eso sería entrar en contradicción con nuestra postura, pero desconozco los hechos y no haré más valoraciones.

¿Cree que Arrimadas debería haber dado explicaciones o alguien de la gestora y que Betancor, que forma parte de ese órgano, debería dimitir?

Como mínimo, dar explicaciones y decir si esto es así sí o no. Lo que no se puede es no darlas y creo que en eso a veces fallamos en nuestras políticas de comunicación. El silencio nunca es una buena respuesta en política, hay que tratar a los ciudadanos como adultos y no dar una explicación simplista de las cosas.

La entrevista completa a Francisco Igea

Etiquetas
Publicado el
3 de marzo de 2020 - 22:26 h

Descubre nuestras apps

stats